Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

Televidente 2.0: lectura sosegada del estudio de The Cocktail

Escrito por el 9 diciembre, 2006 – 11:532 Comentarios

Los puentes, esa diría que deliciosa costumbre española, tienen un considerable beneficio para mis gustos: da tiempo a leer con sosiego. Así, he dedicado un rato esta mañana al interesante estudio que la firma de análisis The Cocktail ha realizado bajo el título de “Televidente 2.0. Presente y Futuro de la oferta de televisión a través de Internet y el teléfono móvil”. Clásicos de la red, han efectuado sus valoraciones: Enrique Dans, La Chica de la tele y Juan Varela, que en sus comentarios contienen una interesente aportación de Héctor Milla.

La lectura distante de todos los textos creo que me permite poner el acento en lo que yo creo que son las tres ideas verdaderamente interesantes, que quizá pueden parecer obvias, pero lo obvio siempre es sospechoso y nada como la corroboración y la sistemática:

  1. El video online es una realidad absoluta consumida con generalidad por el internauta. Más interesante: es algo que existe, tal y como lo entendemos hoy, solamente desde 2005. Da que pensar sobre los ritmos de asimilación de las tecnologías. Hace tres años, muchos cineastas auguraban un futuro lento a la realización en cine digital. De lento, nada. Y la proyección digital en salas… va a empezar a subir como el rayo.
  2. La mayor dificultad para su generalización plena es la “incomodidad” del salto al sofá. Es decir, al televisor convencional. En definitiva, la vieja visión – puede que realidad pendiente de consumar – de hacer del televisor el centro de acceso al mundo digital, el ocio y la información en todas sus formas.
  3. Que el consumo de video online no viene sino a refrendar todas las formas de consumo futuro: interactividad, especialización de nicho, unificación de texto, imagenes, sonido y video.

Del estudio me interesan menos los datos acerca del consumo por géneros de los internautas que, no es sorprendente, se señala que son similares en el mundo online que en el televisivo convencional. Si la clasificación por géneros es útil desde el punto de vista industrial y de sistematización de análisis, no me parece tan útil para diseñar estrategias de negocio: el espectador, salvo minorías aficionadas o expertas en determinados temas, no consume géneros, consume experiencias. Es clásico el diferencial entre preferencias declaradas de los espectadores (honestas o por quedar bien) por los documentales y su consumo real. Trasladable a la inversa con los reality-shows. Se consume Michael Moore, no documental. El documental apasiona, si es bueno y si es relevante para los intereses del público que tiene que verlos.

Y esto nos lleva a otra idea, absolutamente personal si quieren: el público está tan entrenado en el lenguaje audiovisual, en la contemplación de todo tipo de formatos y acabados técnicos que hasta la calidad de imagen, como demostraría mucho vídeo online, es sólo de una importancia relativa: talento e interés, claves de toda la vida, son las únicas que permiten la atención del público, que es lo que realmente busca el productor de un contenido. Y un anunciante. Duras las reglas de la economía de la atención ante la masificación del contenido y su consumo en libertad y no dictado por los horarios. Seguiremos atentos.

2 Comentarios »

  • Víctor Gil dice:

    Hola Gonzalo,

    Me parece muy interesante el balance que haces de nuestro informe. Tienes mucha razón en lo que dices sobre los géneros. Tal vez no es la forma idónea de medir los gustos, pero es que es complicado ir contenido a contenido y luego agregar. Un saludo

  • <b>Gonzalo Martín</b> dice:

    Gracias.

    El asunto de los géneros no es una crtíca, es una servidumbre difícil de evitar, puesto que, además, así están construidas las series de datos.

    Quizá, yo no soy especialista, alguien debiera crear algún sistema de encuesta que asocie estilos de vida, agenda social y consumo de productos audiovisuales.

    Normalmente, me parece que se hace al revés, se sabe lo que le gusta al consumidor de un videojuego, pero no al revés. A lo mejor se hace y no lo conozco.