Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

Censura, lilbertad de expresión y el video en la Red: el caso de Al Jazzeera

Escrito por el 15 agosto, 2007 – 10:01Sin Comentarios

Pocas redes de cable norteamericanas han aceptado incluir en su oferta Al-Jazeera en inglés (en España puede verse a través de Digital+), pero You Tube se ha encargado de que dé igual.

Para organizaciones patrióticas norteamericanas, Al-Jazeera forma parte del enemigo y, por tanto, no hay que darle facilidades. Financial Times titula de forma convincente de otra manera: Al Jazeera ofrece diversidad en las noticias a los Estados Unidos. La verdad, todo el que lo haya visto, estará de acuerdo del nivel de profesionalidad y seriedad de su programación. Personalmente me parece que ofrece un punto de vista de la actualidad que no tenemos en Occidente y, en mis contemplaciones del canal, no es precisamente una línea editorial pro-terrorismo.

Técnicamente, esto no es censura, pues no hay un gobierno que prohíba o impida con la ley en la mano que emitan o que limite sus contenidos. Pero significa una restricción real a la libertad de expresión realizada por otros que no parecen querer dejar la opción de que existan todas las opciones que la sociedad quiera generar, una base de la libertad de mercado (y de la de expresión). Además, es un error: hoy día no hay quien encubra nada, como los jueces que procesan a El Jueves saben bien.

Pero mis opiniones políticas y sociales importan tanto como las de cualquiera, lo interesante como observador de la nueva industria audiovisual es que han dado igual las barreras del establishment (qué término tan en desuso y de lejana reivindicación) y que la red está creando la demanda para que, finalmente, Al-Jazeera sea incluido en las ofertas de cable de modo más generalizado: dos millones de visitas y quedar por encima de Paris-Hilton es, sin duda, todo un acontecimiento para el enemigo. Sin duda, las sociedades abiertas son tremendamente poderosas para que el público no sea dominado (o tan dominado) por quienes ostentan el poder temporal (me refiero al tiempo entre elecciones, :-).

Y ahora lean cómo se lo toman los gestores de Al-Jazeera en su proyecto de llegar a influir en la opinión pública del gran satán:
“I think the line about the ‘brave little channel they wouldn’t let you see’ appeals to something in the American spirit,” he says. “I am optimistic that we will succeed in America.”
No me digan que eso no es espíritu.

Los comentarios est&án cerrados.