Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

La osadía de Revlayer: robarle la publicidad a You Tube (y a los demás…)

Escrito por el 15 agosto, 2007 – 9:31Sin Comentarios


Revlayer es un nuevo servicio que permite insertar un anuncio antes del comienzo de un vídeo inscrustado en otra página. Es decir, coges el código del vídeo a incrustar, lo pones en tu site, tu usuario ve la ventana habitual, lo pincha y, en el comienzo, hay otro que te manda un mensaje de publicidad. Con un argumento poderoso: comparte el ingreso contigo.

Para que funcione, insertas código en tu página, Blogger también. Dicen que funciona con todos los navegadores, menos Firefox para Mac/Linux (tendré que hacer pruebas en Safari, diantre). YouTube, Revver, MySpace (con dudas, en una parte dicen que sí, en otra que no), Veoh, Viddler y Google Video figuran en la lista. El caso de Viddler es como el colmo: un sitio diseñado para generar un formato publicitario y ve que otro intenta canibalizarle.

Ofrecen dos servicios: uno sólo para Estados Unidos y otro para ellos y el resto de todos nosotros, muchachos. El primer plan ofrece publicidad de su red en todas las impresiones. En el segundo, cinco de cada veinte será publicidad del propio Revlayer. Hay otro aspecto que no acaba de estar claramente explicado y es que puede asociarse a otras redes de publicidad que no sean las de Revleyer, v.g. Adsense, que dicen haber probado a la perfección. Que otras son posibles

El sitio de Revleyer lleva caído toda la mañana, pero me dio tiempo a ver una demo. Intenté darme de alta de inmediato pero… ¡problemas! ¡están mejorando su tecnología! La culpa debe ser de la conmoción, digo yo.

El caso es que resulta de lo más inquietante – y no sé si defendible por parte de los dueños de los sitios para compartir contenidos – el que uno sirva el vídeo y otro venda la publicidad sin que veas un duro. La clave será, finalmente, el que el anunciante quiera estar. Puesto que el sitio está cerrado por obras, no he podido consultar de qué forma le mostrarán al anunciante quién les ve y cómo obtienen su ROI.

En guardia, pues. Seguiré mirando para darme de alta y me las apañaré para meter un vídeo todos los días a ver si me llega dinero fresco. Lo de Adsense es demasiado para mí.

Los comentarios est&án cerrados.