Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 Noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

El vídeo online americano cobra tres veces más por integrar una marca que por la publicidad convencional

Escrito por el 19 Febrero, 2008 – 12:102 Comentarios

Hemos comprobado que los “espectadores” que ofrece internet al mercado publicitario no tienen la misma valoración que los lectores y espectadores de la televisión y la prensa. Es decir, que el dinero invertido en publicidad paga más por un lector de un diario que por un lector del mismo diario en internet. Al menos, son noticias del mercado norteamericano. Las buenas noticias, es que el vídeo – allá- se está pagando mucho mejor de lo esperado si se aprovechan elementos específicos del vídeo y que también forman parte de la televisión tradicional.

En este artículo de TV Week se explica que la inserción de elementos de marca dentro del vídeo supone un ingreso equivalente de 60 dólares por CPM (coste por mil impactos) frente a un equivalente a 50 dólares por el simple patrocinio (que no es tan simple, requiere coger la maleta e ir a vender) y 20 dolares por un pre-roll o un banner. Las razones de este buen comportamiento, no deberían sorprendernos:

  • El pre-roll, no gusta: es intrusivo, genera impaciencia y viene a ser lo mismo que la televisión. Personalmente, creo que también la expectativa del usuario debe correlacionar con la duración de lo que espera ver. Una noticia de un diario, que no llegará al minuto es distinta de ver un largometraje. En el segundo caso, aguantar quince segundos es poca cosa para el conjunto de la experiencia, mientras que para ese vídeo de inmediatez que nos da la prensa es hacernos esperar demasiado. Por otro lado, démonos cuenta, como usuarios aunque sea, que hay que monetizar y pagar los costes de servir el vídeo, por lo que a falta de otro mercado, qué remedio le queda al productor que explorar esta vía.
  • El vídeo es viral, así que se propaga y queda en la red repitiendo el mensaje.
  • Y, por último, el vídeo ofrece la oportunidad de interactuar, lo que produce más presencia y notoriedad de la marca.

Allá empieza el entusiasmo:

“When you get the community interaction, it’s worth the money for an advertiser. It’s more brand awareness and getting visibility in front of the potential customer,” he said.

That’s why marketers are eager to find brand integration opportunities, and the Web has proven to be a good place for them. Most Internet TV networks are nimble and can move quickly to structure these deals. For instance, when a host of Revision3’s popular Web show “Diggnation” casually mentioned that he liked loose-leaf tea from Adagio on air, the tea maker saw a spike in sales.

Acá tenemos que crear un mercado y estructurar los productos para que muchas marcas encuentren cómodo asociar sus productos y marcas a estos entornos. Cosas que sospecho necesarias al respecto: producción profesionalizada, entorno web profesionalizado y equipos humanos preparados para las dos dimensiones del negocio: la creatividad y la producción por un lado, y su comercialización, por otro. De ahí que las revistas y periódicos de nicho tienen una gran oportunidad en este campo… siempre que no piensen que les canibalizan los ingresos convencionales que, parece ser, son todavía mejores que los que se puedan obtener por internet.

2 Comentarios »

  • joanjimenez dice:

    realmente es revelador y muy interesante lo que comentas…

    aún somos el hermanito pobre… pero los tiempos van cambiar… sencillamente porque la evolución ya es imparable.
    ahora solo tenemos que tener la suficiente paciencia…
    yes. we can!!

  • Alvaro [doocomo.com] dice:

    Que las impresiones en Internet se paguen a menos precio que las de la prensa, la radio o la TV… no me parece extraño.

    Mi teoría es que los mercados publicitarios eran hasta ahora tremendamente ineficientes, con información limitada, oligopolios en su gestión, etc… y esto ha mantenido los precios altos y expulsado del mercado a cualquier jugador sin un mínimo de volumen.

    AdSense es justo lo contrario, información casi perfecta, intermediación transparente y no excluye a ningún jugador por pequeño que sea.

    Internet ha traido eficiencia a la publicidad (como a todos los mercados). Y eso inevitablemente trae bajadas de precios.

    Existe el dicho (respaldado por estudios) de que cuando haces publicidad estas tirando la mitad de lo que gastas. El problema es que no sabes qué mitad.

    Mi teoría es que la publicidad, igual que los demás sectores, utilizará cada vez más Internet para su gestión y venta. Y el aumento de la eficiencia y transparencia del mercado traerá bajadas de precios.

    Y aunque la tendencia general será a la baja, esto no significa que puedan darse casos puntuales al contrario. Es el mismo efecto, un activo infravalorado en un mercado ineficiente, perfectamente puede subir de precio al aumentar la eficiencia y permitir su correcta valoración.

    Si lo pensamos bien la Long Tail de Anderson está basada en la teoría económica más clásica. Internet trae información y racionalidad a todos los mercados que toca.