Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

Ficción para la web española: "No hay modelo de negocio"

Escrito por el 7 febrero, 2008 – 12:117 Comentarios


Un triste y profundo lamento, qué duda cabe. Son palabras de Olga Iglesias (guión), compañera creativa de Sonia Sebastián (directora y coguionista) en la producción de Chica Busca Chica, una comentadísima serie que nació directamente en internet acogida nada más y nada menos que en Terra.

Creo que es oportuno, ahora que las televisiones generalistas están haciendo apuestas muy considerables para ver, entender y posicionarse cómo está uno en la red, además de – cómo no – ver si se gana dinero y de qué forma, explorar las experiencias que los productores que voy a llamar ahora mismo “independientes” están realizando en un entorno que se ha hecho famoso gracias al sorprendente éxito de Lonelygirl15. La palabra independiente no corresponde en absoluto a la definición que en entornos profesionales se da a este calificativo, aunque se da la circunstancia de que es así. Con ella quiero definir que hablamos de entornos y personas generalmente alejadas de la producción para medios audiovisuales convencionales, sean porque no han tenido acceso aunque se dediquen a ello, sea porque han pensado que era una oportunidad a explorar. Si todo va bien, además de Chica Busca Chica, irán pasando por aquí otros proyectos. Naturalmente, si lo desean. Y si me dejo a alguien o tiene deseos de que comente con él su experiencia puede escribirme con toda naturalidad al e-mail que está reflejado aquí a la derecha de donde leen.

Me interesan los modelos industriales, económicos y el entorno de producción de estas series, sin entrar a valorar sus contenidos desde una perspectiva artística o técnica. Aunque si quieren una opinión personal, el trabajo de las creadoras de Chica Busca Chica no desmerece el de ninguna serie convencional si aceptamos las distancias de medios con la televisión establecida.

Chica Busca Chica intentó ser un proyecto para la televisión convencional y los avatares del destino hicieron que las creadoras se encontraran con una productora – Sin Talento – que decidió acometer la producción sin la cobertura de preventa habitual – y necesaria – en el sector: producir porque te gusta es una razón, pero si produces para mantener un negocio, siempre precisas de televisiones de una forma o de otra: no hay series de televisión sin televisión, pero tampoco hay cine.

Chica Busca Chica ha cerrado una temporada completa (realizar otra depende de encontrar la financiación adecuada) en el que puede decirse que la repercusión de visionado ha sido muy interesante. Tenemos un problema: no hay parámetros para medir lo que es un éxito en la red, comparar con éxitos americanos es absurdo, comparar tráfico con los grandes sitios ¿tiene sentido? Si este mercado llega a desarrollarse plenamente es seguro que se creará una estructura y unas reglas de juego que nos permiten comparar. No obstante, a mí me suena razonablemente bien tener una media de 30.000 visionados por episodio (cada semana, son cifras que me da Olga) y hasta algún pico de 500.000. Curiosamente, una fuerte preponderancia de cibernautas de Madrid.

¿Con ese número se han podido encontrar patrocinadores y publicidad? Incluso siendo Terra, quien ha planteado un modelo de ingreso compartido basado en la publicidad, los ingresos no han podido hacer justicia a los costes ni siquiera de una manera estimable. Los ingresos alternativos (vía patrocinios, publicidad en la web propia) tampoco han podido hacerse lo necesariamente interesantes: “la gestión de este contenido es complicada“. La temática (vida de un grupo de mujeres mayoritariamente lesbianas) genera dificultades para asociar marcas, a pesar de que el foro asociado (la comunidad en torno a la serie) ha tenido una magnífica vitalidad.

Y tras todo ello, como siempre, creadores que luchan por sus proyectos. La carencia más o menos generalizada de un modelo de negocio para el contenido audiovisual, especialmente de ficción y que no sea animación, no presupone que no pueda haberlo algún día. Internet da libertad pero obtener retorno al tiempo y medios invertidos requiere unas dosis de tráfico que la escasez de la inversión de publicidad internet no hace sencillo recuperar. Hace algunos meses, los analistas de Silicon Alley, se mostraban especialmente duros con los presupuestos invertidos por MySpace en cada episodio de Quarterlife en el que se ha invertido la nada desdeñable cifra de 500.000 dólares (eso es televisión de prime time en España) y que se considera dificilísimamente recuperable: hablamos de millones de visionados, muchos millones en un mercado como el norteamericano, tan amplio y generoso:

“the notion that web video could be made profitably for 10% of conventional TV programming budgets: $50,000 for an hour of web video, he argued, was still much too high. Instead, he said, he was looking for programming that costs “hundreds of dollars a minute.”

Si crear ficción es una tarjeta de visita para generar otros ingresos, bien porque sirve de selección de talento para productores establecidos (Kate Modern, la saga encargada por Bebo a los creadores de Loneygirl15; Quarterlife, de la red a la tele…), bien porque se crea una comunidad en la que se puede cruzar un ingreso de muchas fuentes (patrocinadores, camisetas, tazas…) es algo que tendremos que ver.

7 Comentarios »

  • Enrique Castro dice:

    En mi opinión, que además he seguido muy de cerca el proyecto que mencionas, ha sido la plataforma elegida en buena medida el resultado de este contenido que mencionas en tu post. Una plataforma que en la Red no dispone de la visibilidad viral que un contenido de esta naturaleza podría haber alcanzado. Y más si tenemos en cuenta el publico objetivo al que estaba dirigido.

    Entiendo por parte de la productora que ha gestionando los contenidos de la misma, que los costes son tremendos, teniendo en cuenta el medio emisor, y la necesaria inmediatez para disponer de los recursos económicos suficientes para poner en marcha este proyecto. En ese aspecto, es normal que Terra hubiera ganado la partida. Pero vuelvo a insistir, que no ha sido la plataforma idónea.

    Lo que desconocía era lo que comentas en cuanto a compartir ingresos vía publicidad.

    Te felicito por haber realizado un post, sobre el primer contenido pensado de forma genuina en la Red, desde la Red. Contenido, que por otra parte, y en forma de [Disclaimer], reconozco haber tenido interés en el pasado, y que lamentablemente no fructificó.

    Tampoco por mi parte es objeto en este comentario, hacer “leña del arbol caído”. Yo creo que el contenido se merece una segunda oportunidad, pero en otro formato y en otra plataforma.

    Un abrazo Gonzalo.

  • Antonio Ortiz dice:

    ¿no hay modelo o no hay mercado? De lo segundo estoy seguro a día de hoy, de lo primero tengo mis dudas, aunque creo que la apuesta pasa ineludiblemente por ir a un nicho especializado más que al público generalista.. y esperar a que haya mercado. En todo caso, esfuerzos como este son imprescindibles para ir creándolo

  • Enrique Castro dice:

    Gonzalo; permiteme un último apunte que publiqué en mi blog, que es motivo de reflexión con carácter general.
    http://www.xn--lacampaaelectoral-lxb.com/?p=139

    Por que las audiencias existen. ¿Pero son reales las mismas? ¿O acaso el modelo de negocio tal y como está implantado es realmente rentable?

    Es para pensarlo muy mucho…pero mucho.

  • Gonzalo Martín dice:

    Buena precisión, Antonio. Sí, es má correcto decir que no hay un mercado desarrollado y, con ello, incertidumbre sobre el modelo de negocio adecuado. Sin duda, yo creo que el único verdaderamente viable va a ser la combinación de un branding como fuente principal, con los ingresos derivados de revenue-sharing y diferentes formas de merchandising. Pero primero tiene que haber mercado.
    Seguiremos contando lo que dicen los productores.

  • PVRs dice:

    Hola,

    Es muy dificil utilizar un modelo por CPM para un contenido como el que estamos analizando. 30.000 impresiones por capítulo, si las cotizamos al valor de un interstitial con video (lo más parecido en formato internet), no darían más de 750-1.000€ de ingreso publicitario (25€CPMx30). Eso es lo que te encuentras cuando vas a un exclusivita típico de Internet o a una agencia de medios normal a presentar estos formatos.

    Además, estas agencias no tienen el más mínimo aliciente en pasar a un tipo de formato nuevo,porque ya están bien como están, con lo que los clientes a los que podría interesar (anunciantes) ni se enteran. Pocas agencias van a hacer la apuesta por un formato nuevo.

    Luego, si alguien quiere ingresar por publicidad en un formato InternetTV, ya puede ir el a buscar la publicidad solo y empezar sobreviviendo con patrocinios muy targetizados. Estas audiencias tienen valor, pero hay que monetizarlas. Hay un señor hueco para agencias de micromedios online. Alguien se apunta?

  • alvaro dice:

    Lo que está clarísimo es que va a haber un modelo…
    Pensad en lo que quiere un anunicante: capacidad de impacto + reach+ target comercial.
    Chica Busca Chica ofrece todos esos elementos, lo que pasa es que el reach todavía es bajo, y en el el mercado hay inercias del pasado (sobre todo en las agencias).
    Con el paso del tiempo y cuando entren en juego los stb en vez de 30k semana serán 300.000… y entonces a las agencias no les quedarán más huevos que meter estos soportes en sus planificaciones y a coste alto…
    El camino está claro, sólo es cuestión de tiempo.

  • Pau dice:

    Estoy de acuerdo con Antonio y Gonzalo y creo que parte del problema comienza desde el ángulo en que analizamos el fenómeno. Ahora mismo, hoy, creo que no hay mercado ni siquiera modelo. En un contexto así, asumir costes de producción, por comedidos que sean, es arriesgado, mucho.
    Nosotros quisimos también experimentar un poco en todo esto, a nuestro humilde nivel. Hemos creado un formato muy simple: un how-to con humor, con un target específico (18-35 años), 5 minutitos por episodio y alentando a la participación desde el propio vídeo, haciendo ‘trackbacks’ en el propio vídeo también.
    Hablo de Recetas Mileuristas (http://recetasmileuirstas.com). No hay guión, ni presupuesto ninguno. El mismo director es el cámara, y la cámara es una sony de 200 euros.
    Llevamos tres vídeos y el último ya va por las 120.000 reproducciones. En total suman más de 180.000. Sin ninguna publicidad, sin Terra ni ningún otro acuerdo. Ahora, cualquier cosa que consiguiéramos sería un éxito porque no tenemos dinero que perder.
    Saludos!