Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

Lo humano, las recomendaciones, la búsqueda y el vídeo

Escrito por el 26 febrero, 2008 – 18:282 Comentarios


Tras este trascendente título no les espera nada especialmente metafísico: es una reflexión que me promueven las aclaraciones que el servicio de atención al cliente de In-out hace a uno de los lectores – siempre bienvenidos, siempre queridos – de esta página que, como suele decirse, es la suya.

La forma en que dos ideas se cruzan seguramente sigue siendo un misterio neurológico, pero el hecho es que no pude dejar de pensar en unas declaraciones de Jason Calacanis (CEO del buscador realizado por personas Mahalo) que recogía nuestro gurú favorito el señor Chris Anderson. Sean ellas traducidas libremente por un servidor de ustedes de la lengua de los anglos:

“La parte gruesa de la cola será humana, la parte media social y la parte larga logarítmica”

En román paladino: que en la parte de más audiencia o más consumo, la ordenación de las alternativas se hace mejor con la intervención humana de un equipo reducido de expertos, en la parte media – social – la contribución de los usuarios es decisiva, mientras que en la parte larga la búsqueda se hace mejor y se ordena mejor gracias a los algoritmos que programa gente como Google.

Tiene que ver con el proyecto de Calacanis (por cierto, este señor está en el board de Operator11, proyecto que se enfrenta a una nueva etapa y del que espero darles alguna noticia prontamente), que pretende demostrar que en las diez mil palabras más buscadas la información se maneja mejor si existen editores humanos que organizan y priorizan la información con los sólidos criterios de un buen analista, frente a la búsqueda en toda la información existente para la que se requiere de un buen algoritmo. Si mi sustrato de red no me engaña, la tesis de San Google es que el robot matemático que manejan será tan bueno que será capaz de hacer lo mismo y, sobre todo, funcionará mejor y será más rentable: la crítica a Mahalo se centra en la actualización constante que exige la información y el coste de mantener editores de carne y hueso frente a la araña de ceros y unos que rastrea la red.

¿Dónde se encuentra la conexión entre In-out, lo humano y nuestro vídeo divino? Pues que un punto fuerte del servicio de esta compañía se basa en dar más información de la programación que la que las propias cadenas dan, en mantenerla actualizada y en organizarla de forma sencilla para sus usuarios. Si decimos que ante la marabunta y presencia ilimitada de contenidos en la red las funciones de búsqueda y recomendación van a ser un valor crítico de los agregadores de vídeo (uno de los argumentos de venta, por cierto, que utiliza ADNStream, donde la recomendación son algoritmos que analizan la información que aportan los usuarios), resulta que las elecciones de cómo se hacen esas recomendaciones son absolutamente esenciales.

Si In-out diseña un servicio de recomendación e información que funciona en un mercado masivo, se está comportando como un filtro humano de la red (la TDT con retorno, adopta características de red): está en la parte gruesa de la cola y su conducta se puede equiparar a la de los grandes medios: adopta un criterio editorial para organizar la información de la forma que piensa más se ajustará a los gustos de sus consumidores. Esa gente es su razón de ser y, probablemente, no puede confiar en que lo que proporcionan las cadenas y lo que publican en la prensa sea suficiente: son fuentes dispersas de información de actualización difícil y cuya organización aporta un verdadero valor añadido.

Ahora bien, con el crecimiento de teles (incluidas IPTV’s, internet, etc.) que terminarán fuera de la demanda masiva (es decir, de la parte gruesa) seguramente es imposible mantener al día esa información. Es ahí, en ese nuevo tramo de menos atención colectiva – pero que suman muchos individuos – donde la cooperación de los usuarios vía listas, votaciones y wikis se vuelve decisiva. Y, por último, un buscador que entre en todos los vericuetos se vuelve crítico cuando hay que indagar por cosas que no se sabe dónde están. Obviamente, todo esto es aún lejano para la televisión pero parece que se conforma paso a paso: los menús de entrada de los STB’s (sean imagenios o in-outs), sus recomendaciones y sistemas de información son decisiones humanas para la parte gruesa de la audiencia. Consecuencia: estar ahí es un posicionamiento diferente y que tiene todos los visos de seguir las reglas de los negocios tradicionales, mientras que un poco más allá, donde la audiencia se reduce a los nichos, deben empezar las reglas del 2.0. Un gurú u otro sabio que me corrija.

(Para lectores tardíos, aquí reproduzco la famosa curva cuya interpretación por grosores se les hará más o menos evidente)

Fotografía de: See-Ming Lee

2 Comentarios »

  • Nacho Gallego dice:

    Como siempre muy interesantes tus reflexiones, esta vez con la Campana de Gauss por medio. Tiene mucho sentido y me es muy útil la idea para saber por donde moverme en mi blog audiovisual.

    Y da pistas para buscar contenidos:

    – Blogs audiovisuales o web temáticas de expertos para saber lo más popular y recomendable por estos críticos.

    – Meneames, ranking, listados de vídeos más valorados, y demás redes sociales para pillar otras joyas.

    – Buscadores para explorar la larga cola del inframundo audiovisual.

    Bueno, ya lo decías tú, pero quería traducirlo a mis palabras para quedarme con la idea.

  • Gonzalo Martín dice:

    Gracias, Nacho. Pero, ojo, una Power-Law (vamos, una ley de Pareto), no es una campana de Gauss. Y las consecuencias de análisis son completamente distintas. Digamos que el coeficiente intelectual sí se distribuye como una campana de Gauss, pero la audiencias de los medios no. Una mirada al EGM y al mismo technorati te confirmará esto.