Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

NBC en Zune: no es únicamente una cuestión de precios

Escrito por el 17 mayo, 2008 – 23:22Un Comentario

Es conocida la disputa entre NBC y Apple a causa de iTunes: mientras que NBC desea flexibilidad para fijar los precios de cada show vendido (obviamente por el viejo criterio de cargar más por los programas de éxito que por el fondo de catálogo o los contenidos de éxito moderado), Apple quiere seguir una política en la que todo vale lo mismo. El acuerdo para desribuir los contenidos de HBO habría roto esta política y se ignora por qué NBC no puede estar de vuelta al ecosistema Apple.

Un buen motivo podría residir en un controvertido artículo del New York Times al que llego con algo de retraso: supuestamente, Microsoft desarrollaría sistemas de filtrado para Zune que borrarían (ojo al asunto: borrarían) de sus aparatos los contenidos que no estuvieran adquiridos “legalmente”. Se me antoja que esto tiene implicaciones legales de sentido común (¿quién es nadie para borrar mi disco duro?), pero sobre todo es una forma muy interesante de hacer invendible un aparato de electrónica de consumo.

En el artículo hay un curioso tira y afloja, con desmentidos incluídos, acerca de las intenciones reales de NBC y Microsoft pero sí resulta evidente que uno de los intereses de NBC es la disposición por parte de la casa de Redmond a trabajar concienzudamente en esta clase de filtros para evitar la presencia de contenido no apropiadamente licenciado. Por supuesto, en nombre de la presencia de contenidos de calidad en el futuro. Con un dato que es petróleo para la comunicación de Apple: ellos, como tu mascota, no lo harían. Ya les quieres más.

Francamente, no conozco a nadie que no descargue. Es apabullante, masivo e interclasista: hasta personas que no son aficionadas a la informática se toman la molestia de aprender. Incluso los que protestan por ello reconocen en privado que lo hacen porque si no, no pueden acceder a tal o cual película. Es una marea. De consumo y de deterioro de una manera de hacer negocios que sólo podría evitarse cerrando el grifo de las redes de datos. Si yo tuviera un contenido diseñado para ser explotado a la manera tradicional, simplemente me volvería loco. Y si quisiera explotarlo de una manera diferente, me volvería más loco, pues no se pueden conseguir en la red esos ingresos tan masivos y tan inmediatos.

Ante este fenómeno, la controversia es constante. Pero sospecho que no hay vuelta atrás e intentos como los de Zune/Microsoft/NBC suenan a canto del cisne. Cánones, filtros a las redes P2P, advertencias a la francesa, todo son sistemas de una torpeza manifiesta para un mundo que funcionará de otra manera. Lo malo es que no sabemos cómo y si, verdaderamente, llevará al fin de determinadas obras de las que se asegura que tienen calidad. Lo que tampoco sabemos es si nuestro concepto del entretenimiento y lo que es calidad también cambiará.

Un Comentario »

  • tyfal93 dice:

    La única alternativa es mejorar la accesibilidad. Todos los que descargamos necesitamos tener un PC “vivo”, arrancar la mula, buscar y, sobre todo, esperar. Y ahora con HD hay que esperar mucho, mucho más.

    En cambio, si por una cuota mensual razonable, tengo al alcance de mi mando a distancia los mismos contenidos (ojo, los mismos), muchos nos lo pensaríamos. De verdad, ¿cuánto ha costado la montaña de tarrinas de CDs y DVDs que tenemos en casa?