Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

Proyecciones y emisiones en 3D en España: asoman la cabeza el cine e Imagenio

Escrito por el 22 mayo, 2008 – 9:403 Comentarios


Abría su primera página el diario económico CincoDias la otra mañana anunciando la revolución del cine español por el comienzo de un nuevo proyecto de la productora gallega Dygra para la realización de una película de animación en 3D (proyectada en tres dimensiones, no únicamente producida mediante sistemas gráficos 3D). Ciertamente lo es, ya hemos comentado como en EEUU los resultados económicos de la proyección en salas de estos productos son más que notables, una verdadera esperanza de la industria. También hemos contado como la animación, el gran cine de espectáculo y hasta producciones de bajo coste están evolucionando a este sistema que, para crecer, necesita salas.

Las salas están creciendo con una lógica económica aplastante, pues se cobra más por la entrada y se trata de una experiencia con dos importantes virtudes: la primera, no es pirateable hoy por hoy; la segunda, ofrece un serio aliciente para competir con otras formas de ocio, una de las fuentes trascendentales de la llamada crisis del cine, por encima en mi opinión de cualquier excusa de la imposibilidad de controlar el contenido distribuido por circuitos informales o decididamente ilegales.

Pero el progreso de la proyección en 3D no es únicamente en el cine, sino que en la televisión también. Por favor, olvídense de las gafas y de otros dolores de cabeza. Philips ha desarrollado un sistema que permite disfrutar la experiencia de la visión en tres dimensiones sentado cómodamente en el sofá. Lo más demoledor es que los servicios de Telefónica I+D ya tienen preparadas las cosas para poder transmitir esa señal a través de Imagenio. Sí, han leído bien y han visto bien la foto de más arriba: se podrá ver televisión en tres dimensiones por la IPTV de Telefónica.

¿Y qué contenido pueden poner? Las más que buenas noticias para los productores y distribuidores es que puede ser prácticamente cualquiera. La segunda imagen que les adjunto es una demo que sirve para explicar cómo se toma una imagen en 2D para convertirla en 3D. La maravilla de la tecnología moderna permite la transformación y queda, se lo puedo decir, estupendamente. En el caso de los videojuegos es espectacular. Los deportes ganan en involucración y sensaciones.


Personalmente pienso que el 3D es, efectivamente, the next big thing. Y que servirá para estirar los modelos de negocio tradicionales pues, durante un tiempo, existirán barreras técnicas para controlar el contenido, además de ofrecer una experiencia de ocio que seguro que los creadores sabrán explotar para proporcionar nuevas sensaciones narrativas. También será bueno para la industria de servicios audiovisuales que podrá ofrecer nuevos servicios (la cruz: nuevas inversiones en un sector donde el endeudamiento y las amortizaciones en períodos imposibles son la norma). Pero al final, los bits se impondrán en su querencia por la libertad. Lo que seguramente sucederá es que se construirán los modelos de ingresos razonando ya desde la perspectiva de lo que la tecnología hoy hace. Pero puede que se disfrute de un período de nueva escasez que permita ingresar más confortablemente.

3 Comentarios »

  • tyfal93 dice:

    La solución de Philips… pasa por comprarse la tele de Philips. Y ahora que la gente ha invertido una pasta en los plasma/LCD, costará cambiar de nuevo. Otra cosa es que saquen el estándar y lo licencien.

    Por su parte, las redes de Telefónica todavía tienen que “engordar” mucho para admitir esta transferencia. La fibra actual (30 Mbps) se queda pequeña.

    Quizá ocurra en paralelo: en 10 años los plasma habrán muerto, y para entonces la fibra llegará a mucha población.

    Puede ocurrir como con la alta definición: no hay contenidos porque la gente no tiene televisores, y no hay televisores porque no hay contenidos.

    Aunque ciertamente el 3D es diferenciador: en HD ves “un poco mejor” lo mismo; en 3D ves otra cosa.

    Hace unos años se anunció una empresa que estaba convirtiendo películas de 2D a 3D, y las proyectaba en unas gafas individuales. Recuerdo una foto con Spielberg, Lucas y demás todos sentados, probándolo. ¿Alguien sabe si se quedó en el “hype”?

    En cualquier caso, no olvidemos que los bienes digitales, por definición, son susceptibles de “pirateo”. ¿Alguien se anima a invertir en algo que podrá ser “P2Peado”?

  • Gonzalo Martín dice:

    Pues yo la prueba la he visto corriendo sobre la red actual.

    El televisor no es caro y aún no tiene producción masiva, permite ver el contenido 2D sin problemas y, como he dicho, la conversión de contenidos es relativamente sencilla.

    Y no hacen falta gafas.

    Esto acabará entrando por los propios intereses de la industria. En EEUU los cines van como un tiro y llevará tiempo que sea pirateable la versión 3D. Obviamente, los bits son libres, pero pueden construir modelos diferentes: ahora lo saben.

  • Alvaro [doocomo.com] dice:

    Yo tengo entendido que salvo que Philips quiera hacerlo caro (y no suele ser su política) no tiene porqué ser caro (un procesador y un plástico letincular sobre la pantalla). Los coreanos, LG y compañía creo que ya están produciendo sus primeras unidades con esta tecnología…

    Es difícil prever el éxito de algo así, pero yo diría que el potencial es enorme. Aunque es cierto, si la gente acaba de renovar el parque te receptores, cómo inducirles a renovarlo de nuevo.

    Quizás Philips esté pensando en el medio/largo plazo. 5 años para que el 3D se amortice en cines y pasamos al 3D en la tele, con una introducción progresiva conforme se renueve el parque de receptores.

    Y también contar con que la renovación del equipo antes era una gran inversión doméstica, ahora es comparativamente cada vez más barata.

    En la foto se ve muy bien la idea base de Philips, la imagen 2D + el canal Z con la profundidad en escala de grises. Algo común en la infografía. El procesador luego convierte la información de profundidad en bandas verticales que se entrelazan y dan 7(?) sweetspots desde los que se aprecia el efecto 3D sin gafas. Desde los ángulos “muertos” simplemente se ve la imagen en 2D.

    Existe mucha tecnología disponible para recrear el z-buffer a partir de imágenes en movimiento.

    Por otra parte hace años que la tecnología para captura del z-buffer está disponible (creo que había una empresa israelí que lo comercializaba como chroma avanzado). De hecho no debía ser cara cuando había hasta webcams con esta tecnología.

    Quiero decir, la producción de cine 3D no es excesivamente cara (aunque lo quieran hacer creer). La producción de contenidos para la tecnología de Philips es incluso barata. Y está disponible.

    El 3D es de momento una novelty. Beowulf estuvo en cartel 3 semanas en 2D y más de 3 meses en 3D en los cines equipados. Pero creo que esta tecnología va más allá de la novedad. ¿Cómo sería la escena inicial de Salvar al Soldado Ryan en 3D?, ¿la última Jungla 4.0?, ¿cualquier Potter o Narnias o similares?.

    ¿Y el potencial de un partido del mundial en 3D y en una sala?. Personalmente no me gusta demasiado el futbol, pero creo que ahí hay tema.

    La expresión de los espectadores sería similar a aquella proyección de los Lumiere 😉