Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

"No ver los anuncios de la televisión es un robo": un fósil no tan fósil de 2002

Escrito por el 7 junio, 2008 – 20:34Sin Comentarios

Buceando entre cientos de feeds y enlaces he llegado a una reliquia de tan solo seis años, la prehistoria de la blogosfera: en 2002, el entonces jefe de TBS (Turner) realizó las declaraciones más ridículas, sorprendentes, absurdas, difícilmente pensables que se han hecho jamás sobre la publicidad, la televisión y todo lo que nos rodea. Parecen como llegadas del fondo del averno, pero explican perfectamente la mentalidad de una industria, la soberbia que ha llegado a producir un modelo de negocio basado en el privilegio de disfrutar la licencia de uso de un bien escaso como es el espectro. Y eso que Turner siempre emitió por satélite, pero la lógica siempre fue la misma:

En respuesta a la pregunta de por qué los PVR’s son malos para la industria, Kellner respondió: “Porque se saltan los anuncios… es un robo. El contrato que tienes con la cadena cuando recibes el programa consiste en que vas a ver los anuncios. Si no fuera así, no podrías recibir los programas basándose en que están soportados por publicidad. Cada vez que te saltas un anuncio o miras al botón, lo que haces realmente es robar la programación.”

Casi nada. Pero lo mejor es que te dan permiso para ir al baño a duras penas:

Preguntado acerca de si considera que la gente que va al baño durante la emisión de anuncios eran ladrones, respondió: “Supongo que hay un grado de tolerancia en ir al baño. Pero si lo formalizas y creas un aparato que hace que los saltos se produzcan en un número determinado segundos, sólo se hace por una razón, salvo que vayas al baño en treinta segundos . Lo han hecho así para que sea fácil saltarse los anuncios”.

A la vista de hoy, la sorna puede con todo. Pero lo que refleja en la mentalidad subyacente acerca del cambio tecnológico pervive en cosas como el acoso al P2P: ¿nos reiremos en unos años de declaraciones altisonantes como la de competencia desleal de esta semana? Por cierto, grande Enrique hoy. Detrás de esta forma de pensar, lo que estaba era el intento de legislar en contra de que se pudieran fabricar aparatos para saltarse los anuncios.

Los comentarios est&án cerrados.