Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

Los toros y el mundo que les rodea vienen desde Francia al vídeo online: Feria TV

Escrito por el 4 julio, 2008 – 8:00Sin Comentarios


Soy poco o nada taurino, aunque sin ninguna clase de animadversión: simplemente no es un espectáculo que me haya conmovido, atraído o que entienda. Resulta que encajo mejor leyendo la metafísica taurina de Hemingway o viendo los enormes ojos de pez de Orson Welles en la barrera de Las Ventas, que con la realidad de la fiesta. En esa línea, siempre me ha sorprendido la poca capacidad de los empresarios y aficionados españoles de convertir su espectáculo en un objeto de explotación cultural y mercantil muy superior a lo que es. Quizá es una visión sesgada, pero sólo de pensar que existe un club taurino en Londres me digo que tiene que haber potencial para hacer algo comercialmente solvente.

Frédéric Pina es francés, de una región próxima al epicentro sureño de la afición francesa a los toros. Registró tan pronto como en 2002 el dominio Feria.tv, aúna su pasión por los toros con su conocimiento del márketing en internet y, junto a Benjamin Fallais, ha dado vida a un nuevo canal de televisión en la red centrado en el mundo de los toros. Un proyecto que continúa y mejora las creaciones de esos canales tan divertidos que aparecieron el año pasado en San Fermín. La fiesta pamplonica tiene que caer, calendario obliga, en unos pocos días: a ver qué se hace en este año. Por otro lado, la abundancia de ofertas vinculadas a la fiesta del santo navarro contradeciría mi afirmación inicial de que la afición local no inventa productos propios de su tiempo. Las opiniones de ustedes, son bienvenidas.

Sigamos con este proyecto venido del Midi. Nos sentamos en la plaza de Santa Ana a desayunar. ¿Cómo le vas a ganar dinero a esto?, le digo. Buscan la publicidad vinculada al turismo y hacia la ciudad que acoge la feria. Frédéric precisa que no se trata exclusivamente de toros de lo que hablamos. Las corridas son evidentemente algo más que una mera excusa, pues es algo esencial y consustancial del canal, pero la expresión feria abarca algo más: se trata de ciudades en fiesta en las que las tradiciones se suceden no siendo la lidia la única expresión. Las exposiciones, la música, todo lo que ocurre alrededor de la vida de una ciudad en fiestas es el motivo de trabajo. Continúo: ¿Y cómo se financia? El capital procede de ellos mismos y buscan patrocinadores y anunciantes. ¿La propuesta de valor? “Hacemos la promoción de los territorios sobre el evento más importante del año”. La arquitectura estratégica de la oferta de Feria.TV está pensada en múltiples detalles: “¡entre los diez eventos populares más grandes del mundo hay tres ferias!”

El contenido se obtiene por la suma de producción propia y a través de acuerdos con los propietarios locales de las imágenes. Al darse una vuelta por la página se encuentra una organización de canales dedicada a cada una de las ferias importantes, en el momento que lo observo, está destacada una lista de reproducción con las corridas de Las Fallas y un homenaje a César Rincón en París. La eclosión de José Tomas está presente. Creo que la dimensión artística del toreo está pidiendo algo más de resolución a gritos.

El interfaz es elegante, en la línea de diseño de Joost, ADNStream e incluso Babelgum (o el diario Marca: se impone la estética negra con ventanas semitransparentes y de finas líneas blancas). Vocación global desde el inicio: el canal te recibe con la reproducción del nombre de todas las ciudades del mundo que celebran ferias. Tres idiomas para conquistar espectadores: inglés, francés y español, como es lógico. He olvidado preguntarle a Frédéric por el japonés. Lo hago corriendo por Skype: “por el momento no, pero tenemos visitantes de China y Japón”. Hasta la fecha, me dicen que llevan servidos trescientos veinte mil vídeos en tres meses. Los servidores están en Francia.

Desde ya, oficina en Madrid. La Cámara de Comercio francesa saca sus mejores artes en apoyo a sus empresas. Mucho movimiento desde Barcelona. Una duda: ¿el público de los toros está en la red? “Tú piensas que es de viejos”, me dice Frédéric, “pero una encuesta dice que el público está entre los 30 y los 55 años”. Aumenta la población que va a ver los toros: “si se calcula la suma acumulada de visitantes a todas las Ferias, hay más de 300 millones de personas que van a estos eventos”. Me habla un fan que tiene la oportunidad de desarrollar un negocio a partir de lo que le gusta. Un apasionado de este espectáculo de quien percibo un interés primoroso y meticuloso por desarrollar un producto único.

¿Qué fué de Mariví Romero y Manuel Molés? El toro siempre ha tenido informadores de personalidades demoledoras, ha atraído escribidores de vocabularios riquísimos que han tenido lealtades perrunas de sus seguidores. No se puede decir que en la televisión convencional hayan tenido audiencias masivas, pero sí grandes. Su presencia en los canales de pago ha tenido su importancia en la captación de abonados: no es el fútbol, pero crea demanda. Con el ascenso del consumo ondemand la oportunidad está ahí, especialmente si con las nuevas formas de distribución se puede llegar a todos los espectadores. ¿Potencial? Frédéric me indica que las corridas transmitidas por satélite reúnen trece millones de espectadores… en China.

Los comentarios est&án cerrados.