Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 Noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

Opacidad de las cuentas en las televisiones públicas: otro frente para su credibilidad

Escrito por el 25 Septiembre, 2008 – 8:00Sin Comentarios


Mientras se siguen publicando datos sobre la monstruosa deuda que acumulan las televisiones autonómicas, aparecen organizaciones de consumidores que aspiran a pedirles cuentas claras a las televisiones. Verán: son hechos conectados.

La realidad de la doble financiación de la televisión pública en España (subvención más publicidad) a lo que conduce, dado el caracter público de la información, es a que cualquiera (desde UTECA a la prensa) pueda calcular qué parte del gasto se financia con cada procedencia. Si las televisiones públicas tuvieran sistemas de contabilidad analítica bien desarrollados y orientados al rol público, sus gestores deberían saber con cargo a qué dinero se financia cada programa.

Es decir, si se justifica la existencia de la televisión pública como la suma de contenidos comerciales (diferenciados en su estética y buen gusto, afirman) con otros denominados de servicio público, parece claro exigir transparencia en saber cuánto cuesta cada programa y de dónde proceden los fondos, si de lo que se subvenciona o de lo que se recauda en el mercado. Y esto es así porque como creo que el debate que hemos organizado aquí demuestra, la perplejidad de los pagadores de impuestos ante los contenidos que se hacen en nombre de lo público cada vez es mayor.

Este es el caso de FACUA, que dice que quiere saber cuánto cuesta cada cosa y si eso se paga con el dinero que damos para cubrir todas esas cosas que llamamos de interés público. Esto genera confusiones pues todo el dinero que tiene RTVE, por ser una empresa de titularidad pública, es por definición público, aunque esté sometido a derecho privado. Pero como parte de ese dinero se recauda del mercado, sólo hay una parte que pagan los españoles (frente a la creencia o el argumento generalizado de que lo pagamos todos). La otra parte es dinero al que los operadores privados no pueden aspirar.

Creo no estar equivocado si escribo que entra dentro de las cosas que RTVE tiene obligación jurídica de poner en marcha es la creación de una contabilidad analítica que permita saber esas cosas. Creo no equivocarme si digo que esto está en los planes pero que todavía no es posible hacer este tipo de cálculos. No tengo noticias del resto de televisiones. Sí podemos decir que, a la BBC, estas carencias le han costado un disgusto.

Pero lo cierto es que si se desarrollan estos sistemas plenamente, y como buenas empresas públicas la opacidad de sus cuentas pasa a mejor vida, la transparencia generará un efecto que creo que puede ser demoledor para el sistema de doble financiación: la gente sabría si tiene sentido que Mira quien Baila entre dentro de lo público pero, sobre todo, dejaría las cosas diáfanas para efectuar privatizaciones: si es público y notorio lo que hago con dinero del mercado y lo que no, llévese lo primero directamente al mercado.

Creo que cada día va a costar más explicarle al ciudadano la deuda acumulada que tienen las televisiones autonómicas. Y costaría mucho más explicarles que RTVE volviera algún día a endeudarse para financiar pérdidas (otra cosa es que lo haga para pagar inversiones).

Créditos: la imagen pertenece a Federico Ratier, con licencia creative commons

Los comentarios est&án cerrados.