Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

Nuevas formas de relacionarse con la audiencia: Grundy y Factor X exploran la red

Escrito por el 12 noviembre, 2008 – 12:013 Comentarios


Hace una semana un grupo de bloggers fueron (fuimos) invitados por la agencia Diana Media Group (DMG, a través de su recomendador de blogs BRM) a asistir a la emisión en directo del penúltimo programa de este concurso-realidad. Hay crónicas sobre los aspectos más puramente sociales y televisivos del encuentro en las páginas de diversos bloggers, entre los que se encontraban algunos clásicos y compañeros en otros eventos como Emilio Márquez y Antonio Domingo (quien, por cierto, publica una foto de nosotros tres en al palco de semi-honor en que nos situó la organización: no se percibe, pero dedicamos gran parte de la noche a twitter).

El interés esencial que tiene para mí este tipo de acción – y creo que para los lectores de este blog – es responderese a la pregunta de por qué una productora de televisión – Grundy, propietaria de los derechos en España de Factor X – decide recurrir a la comunicación con la blogosfera. La reflexión es interesante porque permite entender qué formas de vínculo con la audiencia precisan los productores de programas para desarrollar mejor su labor, que no es otra que lograr mantener la atención de una audiencia de un tamaño determinado semana a semana.
La nueva industria audiovisual abarca también estos campos: no sólo se transforma la forma de construir el producto, sino que la red nos permite entender con más herramientas qué entiende la audiencia de nuestro programa al tiempo que tratamos de difundirlo entre nuestro público objetivo. En un escenario de saturación de imágenes y contenidos, eso que llamamos fragmentación, se me antoja que el trabajo continuado en la red en todos sus ámbitos puede permitir mejor comprensión de la audiencia y más oportunidades de crear fidelización.
La estrategia, al final, no es diferente a otros tipos de consumo. Se trata de localizar a individuos potencialmente influyentes en la red y tratar de convertirlos en prescriptores buscando ese tipping point en el que convertimos un fenómeno oscuro en una epidemia. Para hacerlo se trata de construir experiencias (llamémosle eventos) que permitan transmitir los valores que la marca, en este caso el programa y lo que significa, para buscar las sensaciones que se quieren ofrecer al público. La campaña, como en el caso de la de Factor X, se acompaña de otros aditamentos como un widget para incrustar en la página de los bloggers y otros agentes movilizados que permite acceder a contenidos e información del programa. La Sexta ha estado también trabajando el recurso a los widgets desde que abrió su web actual.
Debe decirse que la construcción del acto por parte de DMG ha sido de extremo cuidado con los bloggers (algunos invitados no estaban conformes con recibir la cita como comentario en sus blogs, pero de todo se aprende), lo que no puede decirse de otros intentos recientes que estarán en memoria de más de uno (no daré nombres para no dar publicidad a la marca que lo hizo mal). Asimismo, la impresión que obtengo de mis conversaciones con los organizadores es de que se trata de un enfoque consistente y de largo plazo por parte de Grundy y no únicamente una actuación puntual.
P.D.1: Cuando terminaba este texto, ha aparecido en El Confidencial Digital una infromació verdaderamente agresiva al respecto de la relación entre Cuatro y Grundy a causa del programa: el medio consideraría que la cadena no ha realizado el trabajo que debiera y que se ha hecho una gestión defectuosa del presupuesto, el elenco artístico, equipo técnico y los concursantes. No hay versión de Grundy.
P.D.2: Convendría, ya que estamos en la red, que Grundy tuviera una web española y no únicamente una refrencia en la web del grupo al que pertenece, Fremantle Media, uno de los más grandes del mundo (ayer comentamos su acuerdo con YouTube y la interesante expectativa de que ese acuerdo se presenta como global, es decir, que en España debería haber actuaciones)
P.D.3: Hay que ser justos. No sólo hay marcas que no acaban de entender a este mundo tan sensiblero que es el de los bloggers. También hay bloggers que no están sabiendo resolver ni gestionar la atención que reciben de marcas deseosas por ejercer una comunicación que, efectivamente, tiene una finalidad comercial. Pero la comunicación comercial es una opción legítima y necesaria en nuestra sociedad. Muchas veces nos quejamos de que falta la llegada de la publicidad y el patrocinio a nuestros pequeños y modestos medios, pero cuando aparecen las opciones no se terminan de tratar con toda la seriedad o astucia que se debiera. Y eso es malo para todos, porque el buzz no sólo es electrónico, funciona entre profesionales que se hablan con el clásico boca a oreja. La complicación de comunicar con la blogosfera puede retraer a muchas marcas de utilizarlo como vehículo. Desde luego, les aconsejaría recurrir a gente especializada y con experiencia, porque se trata de un universo algo especial con sus sentimientos. No tiene que ver con el caso Factor X, pero está vinculado a algunas experiencias recientes de las que tengo conocimiento.

3 Comentarios »

  • chicadelatele dice:

    Yo soy de las que recibió su invitación a través de los comentarios del blog y he de decir que con un acercamiento como ese ni me plantee contestar, entre otras cosas porque casi ni me creí que fueran realmente del programa. Creo que una vez alertados de que esa no era la forma de dirigirse a los bloggers, deberían haber hecho un segundo acercamiento, a través del correo electrónico y presentándose, y hubieran conseguido una mayor respuesta.

    Además, creo que muchas de estas acciones pecan de tratar a los bloggers como fans, que estarán locos de contentos con la posibilidad de ver series en primicia o asistir a un plató de televisión, sin darse cuenta de que muchos de ellos son o han sido profesionales del medio que no pierden la cabeza por estar en la tele.

  • Gonzalo Martín dice:

    Creo que es un mundo nuevo donde se están dando errores por todo el mundo. Quizá la cuestión es más bien distinguir gente seria de gente no seria. Pero me preocupa que se contacte a algunos bloggers con buenos acercamientos de marcas y se comporten como divas y eso que no les lee nadie. Por supuesto, seguro que hablamos de excepciones. Y me preocupa porque al tiempo que para muchos sitios se reclama que se envien notas de prensa y no se hace, o se pide publicidad, cuando finalmente uno se sienta con la marca y aunque haya cosas que no interesen debe también existir un tratamiento acorde. En fin, me lío: no se han desarrollado unas relgas del juego.

  • Olivia de BRM dice:

    Hola Gonzalo,

    Gracias por haber compartido con nosotros la noche Factor X!

    Veo que nuestra manera de invitar los bloggers no fue demasiado bien percibida por algunos bloggers. La verdad es que teníamos poco tiempo y fue la manera más rápida y directa de conectar con todos vosotros.De todo se aprende, en la próxima occasión lo haremos mejor ;-))

    Espero que disfrutases de esa noche, nosotros así lo hicimos.

    Estamos preparando acciones para un nuevo programa del mismo canal. En breve te llamaremos para contártelo. Nos gustaría contar de nuevo contigo.

    Olivia