Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

Sí, estuve allí, yo también soy Armando Zaplana

Escrito por el 22 noviembre, 2008 – 8:014 Comentarios

Las damas y caballeros que se esconden bajo el apelativo Zemos (¿zemos nosotros?) tuvieron a bien hacer una de esas cosas que les distingue durante el último EBE. Nos pusieron un bigote, un sombrero y unas gafas y se obró el milagro: ya fuimos Armando Zaplana. Aunque tiene una genética camaleónica y un cierto aspecto mutante. Ah, que se dice fake. Pues busquen el mío.

4 Comentarios »

  • Juanjo Carmena dice:

    ¡Viva la TV social! 🙂

  • jvazquez dice:

    Hasta el contenido más casposo se vuelve divertido con el chat… ¿no será que el contenido es lo que nos agrupa, que la caspa nos atrae, y que lo divertido es comunicarse?
    Abrazos al viajero

  • Gonzalo Martín dice:

    Bueno, bueno… dos representantes de la industria dura o de la detestada… :-))

    Lo divertido es comunicarse, creo que sí. Pero con contenido casposo estaba pensando en las cosas defectuosas, no en las caspas morales. En las pelis de cartón piedra, el terror cutre y sí, también, los programas de horror moral y estético. Si te ves en la tesitura de verlos y puedes decirle a tu amigo “esto es una mierda”, es mucho más soportable y divertido.

  • preescolar dice:

    Gonzalo, muchas gracias por el post! Armando Zaplana te lo agradece enormemente =)