Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

YouTube pasa por el aro de Hollywood: MGM y los estudios ponen sus condiciones

Escrito por el 11 noviembre, 2008 – 6:412 Comentarios


Confirmada la presencia del viejo león de la Metro en YouTube, a sumar al anuncio en su día de CBS y del verdadero pionero en pactar con el canal de Google, Lionsgate, puede decirse que la industria tradicional está poniendo las reglas de la transición digital. Son pasos que, repletos de desconfianza y timideces, se parecen a otras transiciones tecnológicas y que ponen en evidencia la vieja de regla del negocio: se trata del contenido (añádasele eso de estúpidos para tener una gran frase). Por otro lado, se confirma el modelo Hulu como el modelo de gestión del vídeo de entretenimiento y la irrelevancia puede que definitiva de la gran esperanza blanca, Joost.

Los detalles que se publican permiten extraer unos cuantos que permiten explicar el por qué de las conclusiones:
  • Como en el caso de Lionsgate, el de CBS y como demuestra el esfuerzo de desarrollo de ContentID (como se sabe, con un competidor apadrinado por Viacom, el gran demandante de YouTube, la tecnología de Auditude), los grandes creadores de contenido no han accedido a explotar la audiencia de YouTube sin garantías de protección del viejo copyright. Los estudios están ganando esta batalla y el ampararse en las disposiciones de la Digital Millenium Act y el fair-use no ha servido para nada.
  • ¿Por qué no ha servido para nada? Porque YouTube ha sido incapaz de generar ingresos acordes a las expectativas para monetizar video, porque gran parte del parque de vídeos que contiene (funciona como un buscador) procede de los grandes creadores con dinero para abogados caros, porque la industria de siempre – y no Google – ha encontrado en Hulu un modelo de negocio que funciona y Wall Street exige ver números: para los studios es fácil, copie lo que hace el que lo hace bien. Y ahí lo tienen, Theaterview, control de derechos y grandes contenidos de los grandes creadores de contenidos.
  • La industria profesional está repitiendo lo que pasó con la entrada del video doméstico: unos pelearon contra ella con demandas de infracción de copyright (que, por cierto, crearon una incertidumbre que aceleró las ventas por aquello de “esto va a desaparecer”, preguntémonos si no pasa lo mismo con el P2P) y otros se subieron al carro de la nueva oportunidad aprendiendo a hacer dinero. Temerosos de destruir la rentabilidad atesorada en sus catálogos, ponían al principio títulos poco importantes, de bajo riesgo, para entender lo que sucede. Los contenidos que pone a disposición ahora MGM no son especialmente amplios ni con todo su esplendor: clips de American Gladiator o un clásico como Los Siete Magníficos. No es mejor la oferta de Lionsgate o de la CBS. Pero dicen que MGM pronto pondrá a disposición de YouTube un éxito encantador como Moonstruck.
  • La forma de ingresar es la que los estudios han querido: YouTube tendrá que introducir pre y mid rolls à la Hulu, renunciando a lo que siempre han mantenido y a la mística de la publicidad no intrusiva en internet: como se puede comprobar día a día, no existe un funcionamiento decente de los overlays y los formatos de la publicidad clásica en televisión parecen ser los únicos que se venden en proporción suficiente.
  • Nadie revela las condiciones económicas, pero todas las fuentes solventes no hacen más que repetir que el propietario de los derechos está percibiendo el 70% de los ingresos. En definitiva, es el mismo juego que se hizo con el video de aquiler al subir el precio de la copia que se vendía a los videoclubs. Y supone exprimir la vaca de YouTube (del distribuidor de contenidos) casi al máximo, pues el agregador ha de pagar ancho de banda, almacenamiento y sus costes indirectos del 30% restante: ¿para quién es mejor negocio? Piénsese que están volviendo a explotar librerías ya explotadas hasta la saciedad. Es decir, y de nuevo, lo mismo que pasó con el vídeo.
La victoria en toda regla que se perfila para la industria de siempre (y si tenemos en cuenta la crisis que rodea al video online llamémosle independiente y de la que tenemos que hablar) sucede desde el momento en que han asumido que la distribución será digital y desde el momento en que han decidido controlar el proceso. Se produce desde el momento en que se han puesto encima de la mesa las reglas de siempre: el buen contenido tiene espectadores y hay que ofrecérselo allá donde esté. YouTube tiene una audiencia y, como una televisión de siempre, está comprando contenidos para esa audiencia: ¿llegará el día en que trate de tener exclusivas pagando mínimos garantizados? ¿llegará el día en que habrá mínimos garantizados sin exclusivas?. Hasta ahora, no tenía sentido que YouTube creara contenido original para su medio (yo no lo veía, ahora lo veo), con las nuevas reglas no es improbable que pacte con los estudios el hacerlo, pero le queda tiempo.
¿Supone la muerte de las cadenas? Supone la muerte del que no tenga audiencia y del que no sepa gestionarla allá donde esté. Las cadenas, aunque se enfrentarán al juego de la entrada de internet en el televisor, tienen la ventaja de la regulación, que les permite estar presente en la atmósfera y los móviles con ventaja sobre internet (al menos al actual), dando más puntos de accesibilidad. YouTube se empieza a comportar como una cadena para dar servicio ondemand, pero seguramente le esperan muchos cambios y transformaciones sin más que ver que lo que dice uno de los capitostes de MGM (y nada más firmar el acuerdo):
“Tendremos algunos formatos largos en YouTube, pero no creo que sea la plataforma para tener 30 ó 40 películas a la vez, me siento mucho más confortable haciendo eso en Hulu”

Lo he dicho antes y lo repito ahora: resulta algo humillante que el negocio del video profesional por internet lo hayan desarrollado las empresas por las que nadie daba un duro por su ceguera para la Red. Sólo han tenido que coger a un profesional de ese mundo, Jason Kilar, ponerle el dinero que hacía falta y darle su oferta de contenido. ¿Próximos acontecimientos?: creo claro que los creadores de contenido original para la red deberán evolucionar de su condición de aventuras en internet a productoras con todas las de la ley, capaces de desarrollar productos para su explotación audiovisual por todos los medios especializándose en sus nichos. Por ponernos en el caso español, los Mobuzz, Balzac, Tendencias, Vinus, etc. deberán parecerse más a Rojo Vivo o Koncept por comparar con las pequeñas. Y Endemol está ahí, dispuesta a sacarle partido a la nueva audiencia de internet.

2 Comentarios »

  • chicadelatele.com dice:

    Nadie habla de restricciones geográficas ¿Será este el primer paso para la eplotación global de los contenidos? ¿o nos encontraremos desde España con las dichosas frases “este contenido no está disponible para su territorio”?.

    En los tiempos que corren, esta actitud propia de la explotación audiovisual clásica, demuestra que aun hay mucho camino por andar y mucho intermediario que alimentar. La desaparición de este tipo de barreras será un verdadero paso adelante en la dirección a la que inevitablemente tiende el mercado.

  • Gonzalo Martín dice:

    American Gladiators se puede ver en página en español pero con el contenido en el original.

    Supongo que, poco a poco, y con la herramienta de subtítulos todo esto ira progresando.

    Pero hay que tener en cuenta el ciclo de explotación de las productoras. Primero, donde hay dinero: la tele y el dvd, algo de internet durante una semana y luego ya se verá.