Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

¿Cuál es el futuro de Hulu? (al hilo del affaire Boxee y otros detalles)

Escrito por el 20 febrero, 2009 – 6:453 Comentarios

Este es uno de esos posts especulativos. De especular, que en una de sus primeras acepciones del diccionario significa algo tan elevado como meditar, reflexionar con hondura, teorizar y, en una subsiguiente, su contrapartida, una muestra más de cómo toda cara tiene su cruz: perderse en sutilezas o hipótesis sin base real. Así que ustedes perdonen: podría optar por darle el fino nombre de hacer prospectiva, que siempre elevaría mi cotización como presunto experto pero que no sería plenamente honesto, la bola de cristal de mi casa no responde a preguntas del futuro.

Tesis primera: Hulu se ha convertido en el estándar de facto de gestión de contenido profesional de entretenimiento en la red en formato streaming y en abierto. Por experiencia de usuario, tratamiento del contenido y monetización. En cierta forma, ha quedado ganador del primer round de la lucha por ganar dinero en el vídeo online: mató la esperanza Joost, ha puesto en evidencia a YouTube.

Tesis segunda: el segundo round está en marcha. Si ahora sabemos cómo poner un contenido en la red y hacer un dinero decente con él, ahora hay que crecer. Se puede crecer mucho más en el mercado doméstico por la vía tradicional, pero ahora hay que abordar el reto de la entrada en el televisor del salón y afrontar la salida internacional.

Tesis tercera: en realidad, un axioma. Hulu ha demostrado que, lo de toda la vida, content is king y su corolario inexorable y más atroz great content is king, es cierto. Ni mentos, ni perros, ni gatos en patinete, eso es otro asunto. Al menos para el ocio y el entretenimiento; el uso del vídeo para noticias, comunicación corporativa y otro tipo de aplicaciones es otro viaje.

Supuestos los anteriores como ciertos, pongamos sobre la mesa algunos problemas:

a) Los elementos que introducen exclusividad en Hulu por parte de NBC y News Corp. (Fox y más) sólo tienen dos años de duración. Es decir, los grandes hicieron una apuesta a ver qué pasaba, les ha salido bien, han aprendido un montón (sólo ver los sites de video de todas las cadenas de Fox dan una idea de cómo los conceptos Hulu se han propagado por todas partes) y ahora vuelan solitos con la sartén de sus buenos programas por el mango. Es decir, que si Hulu carece de exclusividades, lo que le resta es una gran marca y unas capacidades de gestión, que no son moco de pavo, pero que obliga a nuevos retos. Según Advertsing Age, esos retos son: ser el mejor en calidad y en la incorporación de funciones sociales y de búsqueda que, por cierto, son las que originalmente concebía Joost y que llegaban en un momento inadecuado de mercado.

b) La batalla por el televisor del salón (y del dormitorio, de la cocina, del cuarto del niño y la niña…) es más abierta y tiene otras reglas. Por ejemplo, existe, con permiso de Apple y de Amazon, otro estándar que el mercado está dando por bueno, tanto por ingresos como por experiencia de uso e incremento de abonados: Netflix. Netflix tiene una diferencia con Hulu muy esencial, mientras que el segundo tiene como reclamo la televisión (aunque lleva cine), en el primero la ecuación es a la inversa, el reclamo es el cine aunque lleva series de televisión. Pero es más importante otra diferencia: es otro modelo de negocio, Netflix funciona por suscripción, tienes el contenido siempre que quieras y Hulu vive de anuncios y no deja el contenido para siempre. Sin embargo, Netflix ya lleva 30 Rock y corre el rumor de añadir contenido televisivo premium por bastante poco dinero al mes.

c) ¿Y qué es lo que consume la gente? ¿Consume Hulu o CSI, Lost, Heroes…? Es evidente que la gente va a Hulu porque es buen destino para acceder, localizar y ver… tu contenido favorito uno por uno. La misma razón por la que se va a Netflix: tengo muchas películas (sólo 12.000 online de los más de cien mil títulos que se pueden obtener por el clásico DVD que alquila por correo), pero no me veo todo el catálogo: no me gustan las de karate. Incluso hay gente que no le gustan las películas españolas y Netflix tiene el detalle de tener unas cuantas.

¿Qué podemos concluir de todo esto? Pues que podemos retornar un poco a lo básico de lo que la red hace, que no es otra cosa que desintermediar los negocios y reducir la comunicación a relaciones uno a uno, eliminando la masificación. La industria del cable es un intermediador, porque controla el acceso de los hogares a determinados contenidos gracias a la creación de una infraestructura que disfrutaba en exclusiva. Internet retira la exclusiva (una red distribuida, frente a una red centralizada que es el cable convencional).

La noticia de la semana ha sido el bloqueo del acceso a Hulu desde Boxee, un software de gestión de vídeo válido para set-top-boxes y ordenadores de sobremesa. El análisis de All Things Digital concluye que son las presiones de la industria del cable sobre los propietarios de Hulu las que motivan el cierre. Pero la semana trae también una cosa algo más oculta a ojos españoles pero que los comentaristas americanos tienen muy en cuenta: Hulu también deja de servir contenido a TV.com, propiedad hoy de CBS pero que no lo era cuando Hulu firmó sus acuerdos de sindicación de contenido. Se dice que todo puede venir porque CBS no tiene el detalle de participar en Hulu: debe recordarse que, en su origen, Hulu tenía como misión convertirse en una Santa Alianza contra la depredación de YouTube en la que se invitaba a todos los conglomerados a unirse para hacer frente a la digitalización. Ni Disney ni CBS entraron, pero todos han visto y aprendido.

Jason Kilar, el CEO de Hulu, ha explicado con mucha educación y cariño a sus usuarios que el camino para hacer las cosas es soportar estas peculiaridades a las que nos tienen acostumbradas las grandes empresas de contenidos porque sin ellas no somos nada. Mientras, sus usuarios enfervorizados dicen en los comentarios que se dejan de lado su fanatismo pro-Hulu y que se van a otro lado. Yo no creo que vaya a ser grave. Mientras, Chris Albertch confirma en su referencia al caso Boxee que lo siente mucho porque se iba a dar de baja de su cuenta de cable.

¿Cuál es entonces el papel futuro de Hulu? Es una empresa indepediente con capital propio y la presencia de dos grandes del sector. Esos dos grandes cobran una barbaridad por su cotenido (se dice que el 70% de lo recaudado). El día que les dé la gana, se lo retiran (bye, bye, negocio), sea por retirarlo del site o por imponer dónde se distribuye como acaba de suceder. En plena concepción de su desarrollo internacional, pueden no ayudar nada en la obtención de los derechos para otros territorios, incluso puede verse con que uno de sus dueños vía casos como Mundofox empiezan a comer el terreno en esos otros territorios sea de modo directo o vía sindicación.

Es decir, han levantado una marca excelente (únicamente en un territorio), pero en cualquier momento puede dejar de ser útil una vez cumplidos los compromisos otorgados al capital riesgo que financió la aventura (cien millones de dólares). ¿Matarla? Lo dudo, es absurdo con el tráfico que tiene y lo útil que es para doblar la rodilla a YouTube a la hora de negociar la presencia de contenidos y los ingresos. Pero sí que tendrá su modelo de negocio y su estrategia condicionada por las decisiones que tomen los dueños del contenido a la hora de planificar la explotación online definitiva de los contenidos audiovisuales entendidos como un negocio global.

El cable es un buen negocio en general, la gente paga sin discutir demasiado subscripciones mensuales con dinero de verdad y no se está al albur de cpm’s y otras cosas caprichosas que, de modo descontrolado, hacen mucho daño como la música y los periódicos saben, negocios en los que suelen estar presentes. El modelo de negocio del cable se pone en peligro si los contenidos que requerían subscripción se pueden ver en streaming y no son capaces de dar otros servicios de valor añadido para justificar su presencia futura. Uno se pregunta qué sentido tiene ya el consumo lineal de ficción cuando hay un cablecito enchufado en los dos extremos. En esa batalla, la de la subscripción al hogar y el acceso ondemand a los contenidos desde el sofá empieza el segundo round del video online y hay que esperar por ver quienes son los nuevos ganadores.

3 Comentarios »

  • Juanjo Carmena dice:

    ¡Hay tantas cosas por hacer!

    Entiendo que hay un par de variables más:

    – creo que falta información sobre la parte tecnológica de la informática y la multimedia en el hogar. El mercado seleccionará sus protocolos y players favoritos, y me gustaría poder decir que tengo el tema claro sobre cómo se va a mover, pero no puedo.

    – si miras el desarrollo de las redes sociales país a país puedes ver cómo de diferente ha sido el desarrollo en cada país. Hay sitios en los que la aplicación líder es ¡ICQ! En España tenemos caso Tuenti nos pone como un punto fuera de la línea. Yo no descarto que algo así pueda acabar ocurriendo también en el mundo de los contenidos: ni el contenido internacional tiene la misma penetración país por país, ni la gente tiene las mismas habilidades con el inglés: podría ocurrir que los países nórdicos fueran un caso especial del mercado americano, mientras que España, Francia o Italia tenemos un comportamiento completamente distinto.

    Quién sabe.

  • Gonzalo Martín dice:

    Juanjo: estoy muy de acuerdo contigo. Y creo que vosotros tenéis mucho que decir, me conmueve especialmente la combinación XBox/Neflix. Ponle otras alianzas en otros mercados.

    El tema de que cada territorio tiene sus peculiaridades es cierto. Pero eso lo hace todo más interesante,porque quiere decir que son batallas globales, aunque haya players locales, al final serán pocos en cada territorio y siempre con mayoría de jugadores internacionales. O eso creo: por la escala que necesitas para negociar bien.

    Con todo Hulu tiene vocación internacional, pero la pueden estrangular los derechos.

  • […] gana dinero? En realidad, me parece interesante porque siempre he tenido la percepción de que Hulu es un gran laboratorio para sus propietarios y controladores, aparte de otros inversores, NBC, Disney y News Corp. (o sea, […]