Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

Más susurros de fusiones

Escrito por el 26 febrero, 2009 – 5:20Un Comentario

Una entrada en El Confidencial Digital se dedica a desmontar el interés de Lara/Planeta en La Sexta, sugerencia que realizaba El País la noche de autos. Se dice que todo esto es un por si acaso y como que nadie está realmente interesado en el operativo. Al final, añade un párrafo que coincide más con los comentarios que recibo de submarinos generalmente bien informados, dicho aquí el generalmente con todo el sentido de la palabra, porque todo puede pasar y todo es posible como sabe todo el que dedique algo de tiempo a twitter:

Otras fuentes televisivas advierten que quizá el presidente de Planeta no esté pensando para este decreto tanto en laSexta –de ideología y estructura más bien antitéticas a las de Antena 3 TV- como en otros canales. Se habla concretamente de posibles aproximaciones a Veo Televisión (propiedad de Unidad Editorial) o a Net TV (Vocento).

Un Comentario »

  • Juan dice:

    Esa opción está abierta para muchos Gonzalo, sobre todo con Vocento, como ya he comentado. ¡Pero están abiertas tantas!