Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 Noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

Los videojuegos ya son industria cultural: ¿una torpeza?

Escrito por el 26 Marzo, 2009 – 8:072 Comentarios

Es una industria más grande que el cine. Es el entretenimiento de nuestro tiempo. Es una industria con modelos de negocio más sólidos que los de la cinematografía. Hasta ahora, estaban al margen de la elevación a los altares de la Cultura – qué mayúscula – pero dado que es un negocio creativo e ignoro a causa de qué lobby lo acaban de sancionar industria cultural con el declarado propósito de que tenga ayudas públicas. Cuando algo es cultural, se protege como las águilas imperiales y los buitres leonados del peligro de extinción.

Tengo que aprender mucho más de videojuegos, esencialmente porque es un elemento trascendental de la industria audiovisual. Con ello quiero decir que no me conozco en profundidad los avatares de su estructura comercial y de financiación. Pero lo que leo me mueve a una terrible sospecha, sobre todo dicho por un político ocupado de una comisión de cultura en un parlamento como el español:

“Tenemos algunos de los mejores creativos de videojuegos del mundo, pero son las grandes corporaciones de Estados Unidos y Japón las que se aprovechan de su talento, porque son las que tienen la financiación y la distribución”, expuso el portavoz socialista, Rafael Simancas.

Ese es exactamente el mismísimo problema del cine español y décadas de subvenciones, industrias culturales, ministerios de cultura y todo tipo de parafernalias no han conseguido solucionar. Ayer vimos como Planet 51 se buscaba la vida en un planteamiento humillante para todos los que se llaman productores de cine en España: un outsider pone cincuenta millones y hace un proyecto con distribución mundial que se estrenará en plena temporada alta de Estados Unidos. ¿Dónde están los afamados productores españoles que escriben artículos en la prensa anunciando la muerte de su cultura? No vale lo del Che, ni Vicky-Cristina ni nada de eso como comparativa: todo eso se debe a que la ambición la han puesto los empresarios de televisión, que quieren rentabilizar el dinero obligatorio.

En fin. Que se puede ser intervencionista o no, pero que los videojuegos caigan en la esfera de la protección de las especies en peligro de extinción y no en la de la creación de empresarios me parece un síntoma fatídico. Por cierto, gente para financiar hay o va a haberla. Y no comulga con subvenciones. No me digan que los síntomas no son terribles:

“Que una pyme madrileña esté exportando a Italia y América Latina es un lujo y no hemos tenido más ayuda que una de I+D al principio”, indica Víctor Ruiz, responsable de desarrollo. Lo aprobado ayer le parece un gran paso para reforzar un sector que cuenta de partida con las ventajas del talento y el idioma. Carlos Iglesias, secretario general de la Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento, dice: “Es justo que por fin dejemos de tener un trato agraviante”.

Soy de los que sospecha que el agravio es el contrario: no es tener “más ayudas” como se resuelve, sino dejando que se mantengan los que saben hacer negocios. Si son buenos, ha sido sin contar con ayudas de nadie, que no lo estropeen. Si hay oportunidad para una distribuidora internacional hay otros mecanismos. Quisiera retractarme: lectores que sepan más que me corrijan.

2 Comentarios »

  • yonmacklein dice:

    yo creo que será bueno para los videojuegos en España, por ejemplo, los de Planet51 forman (o formaban) parte de posiblemente, la empresa española que mejor le fue en los videojuegos más o menos recientes, es decir, de Pyro Estudios, creadores de la internacionalmente famosa saga de juegos de estrategia Commandos (seguramente de los beneficios de aquello se pudieron financiar el inicio del proyecto de Planet51).

    Y aqui en España, aunque antes, en la época de “un hombre hace un juego”, los 8 bits de los 80, se podria decir que era una potencia mundial, con el cambio de tecnologia y la necesidad de más y más dinero para los proyectos, esto se fue diluyendo hasta casi no quedar ni empresas, salvo alguna que casi siempre era de ámbito local (Dinamic y sus PC Fútbol).

    Asi que no sé, si dan pasta pal cine (y viendo lo que sale) por mi que den pasta a los videojuegos (con suerte, sale mejor). Otra cosa es que ahora en todos los videojuegos salga un puto lince!

  • Anonymous dice:

    Estimado Gonzalo:

    Por si le es de ayuda, le envío una entrevista a Gonzo Suárez, un veterano desarrollador de videojuegos español:

    http://www.vandal.net/cgi-bin/verreportaje.pl?n=135&p=&pagina=2

    En esa misma página, hacia el final, parece que comparte su visión sobre la pertinencia de las subvenciones.

    Un saludo.