Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

De la TDT de pago, el Gobierno, los gobiernos y ¿los ciudadanos?

Escrito por el 7 abril, 2009 – 11:153 Comentarios


El diario digital El Confidencial publica una crónica hoy en la que, por lo que sé, las cosas son más o menos como se cuentan. Igual que yo me debo a mis confidencias, el reportero se deberá a las suyas, así que ciertos velos sobre las cosas son inevitables. En resumen: que la TDT de pago iba en el último Consejo de Ministros y que se paró súbitamente. Añado: con tremenda bronca por las tensiones entre los distintos juegos de intereses.

La clave de todo el asunto la tiene un argumento que el propio diario pone en la opinión pública y que es aportado por la Asociación de Empresas de Televisión Interactiva:

“la implantación debe hacerse a través de un modelo horizontal (…). La falta de regulación traerá como consecuencia el desarrollo de una multiplicidad de soluciones verticales que generará serios problemas a las familias que se podrían ver obligadas a adquirir descodificadores distintos para acceder a contenidos de pago de operadores diversos”

¿Saben algo? Aquí hay gente pillada porque se equivocó en el cálculo político ya una vez, con esta dos. Cuando digo pillada, hablo de dinero e inversiones, claro.

Que sea la TDT de pago es lo de menos. La peculiar forma en que se regula el presunto servicio público que dicen que es la televisión, y que se basa en las negociaciones de los seis felices agraciados con licencias que, a su vez, consiguieron en memorables concursos de belleza sin más mérito que equilibrios de poder e intereses particulares, crea todo el problema.

No ha habido gobierno español que no se haya abrasado con la televisión, en un ciclo terrible que empieza por creer que pueden controlar la información pactando con amigos y condiciones de licencia. Sigue porque se ven en las manos de las defensores de las cuentas de resultados del corralito que es la tele privada, que presionan con sus titulares a cinco columnas para ver cómo sus privilegios en régimen de concesión se deciden a dedo. A dedazos. Felipe González se quemó con Canal Plus (un escándalo, se diga lo que se diga), José Mª Aznar con Vía Digital y las retransmisiones deportivas de interés general (tenía tela) y Rodríguez Zapatero se quema, sin ningún beneficio, con los favores a sus viejos amigos de La Sexta. Y digo viejos de forma deliberada: ahora que tiene problemas de verdad, asfixiado y desbordado por una lucha que sería colegial si no es por el dinero que hay en juego.

Sin embargo, para los ciudadanos lo mejor es la libre concurrencia de prestadores de servicios. La creación de redes de acceso libre y distribuidas que impidan una concepción patrimonial y el control de las imágenes. Libertad verdadera para crear contenidos y divulgarlos, sin más límites que el código penal. ¿Cómo? Se llama fibra óptica hasta el hogar. No es un sueño: Singapur ya está en ello, Australia también. Es un clásico lo de Japón y Korea.

No basta con la red: hay que terminar con el uso privilegiado del espectro por organizaciones que juegan con ventaja en el mercado en cuanto las redes sean ubicuas. Lo poco que no llegue, satélite. Y dejar el espectro para acceso en movilidad. Algún ingeniero sabrá diseñar esto. Es una cuestión de libertad y derechos civiles: ser libres para emitir, evitar gobiernos secuestrados por los intereses de los grupos de comunicación y disponer de grupos de comunicación que no tengan que secuestrar gobiernos para salvar sus cuentas de resultados. Se supone que su función en las democracias, es controlar a los gobiernos permitiendo que la opinión pública esté informada de modo independiente. Que no quiere decir que no sea partidista o partidaria, sino que no está sometida al interés del boletín oficial del estado. Y porque entonces, de verdad, será plural.

De momento: la TDT de pago, llegará. Y parece que llegará sin privilegios añadidos a un grupo de interés. De paso: lo público se tiene que volver a reformar, va a ocurrir y es inevitable. El proceso de personalización de consumo y de libertad de acceso que abre la nueva comunicación es imparable. Pueden hacerlo más lento o más rápido, peor o mejor, pero el modelo de dedazos gubernamentales está condenado a disolverse. Aún sin fibra, pero mejor con ella.

3 Comentarios »

  • Anonymous dice:

    Alguien colgará en internet los programas que resulten interesantes (salvo los eventos deportivos que, también gracias a rojadirecta). La TDT me parece un intento por prolongar la agonía del medio, dirigida a un público envejecido y pasivo sin ganas de aprender la magia de la interactividad. Se acabaron las audiencias masivas y qué duro resulta esto de asimilar a los operadores convencionales. Les recomiendo que se pasen por http://www.digitalhollywood.com/ y comprueben cómo los grandes operadores están desarrollando fórmulas para rentabilizar las tendencias relacionadas con internet. Esto es imparable. Los usuarios con poder adquisitivo ya no se divierten ni encuentran incentivos en las teles generalistas. Hulu y otras palataformas hacen accesible en USA los contenidos de los grandes operadores free of charge. En mi modesta opinión, la TDT es una salida en falso. El espectador quiere servicios a la carta, que nadie le organice su tiempo. No pongamos puertas al campo.

  • Xav dice:

    Nosotros estamos dejando de lado la TV de pago por la “televisión personal”, P2P por supuesto mal que le pese a la ministra-SGAE y mientras no se apliquen medidas contra los usuarios vamos a tirar de P2P a llenar las arcas de series completas.

  • Anonymous dice:

    Tienes razón, anónimo, esto es imparable. La libertad LIBERTAD, que proporciona la nueva industria audiovisual no puede poner puertas al campo..Ni los paises talibanicosvan a poder, el publico pasivo está pasando ya a los cementerios…bueno es una metafora.He entrado en la web que recomiendas… y sigues teniendo razón..