Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

Disensión (oh, I love it)

Escrito por el 15 mayo, 2009 – 14:222 Comentarios
Me complace enormemente que uno de mis lectores que, además, es amigo, manifieste su discrepancia con ruido y rotundidad. Es que ya era hora. Juanjo Carmena me dice que no es lo mismo cuando equiparo:
“la inversión de las administraciones públicas en software y en cine o algún otro producto cultural.

Porque no es lo mismo invertir dinero en mantener o desarrollar una determinada industria cultural (tema sobre el que Juanjo Carmena puede tener una opinión pero seguramente Microsoft no debe meterse) que invertir un dinero en ser eficiente para prestar un servicio a los ciudadanos.”

Creo que el comentario hace referencia a este párrafo de un servidor:

¿Deben exigir las administraciones públicas como condición a poner su dinero – que es decisivo para producir, pero no el cien por cien – que las obras se devuelvan a la sociedad en forma de dominio público en un tiempo mucho más razonable que el actual y/o añadir formas copyleft de distribución? Este debate es el mismo, en el fondo, que el de si la administración pública debe emplear licencias y estándares de código abierto para sus adquisiciones de software. En el caso del cine, como sucede con los libros, los periodos de vigencia de su valor comercial es verdaderemente breve, opuesto a la verdadera eternidad que es el monopolio de derechos actual.

Le he contestado en su blog con lo siguiente:

Creo que tienes razón porque he formulado mal la cuestión en el post.

Lo que hago es enunciar una serie de preguntas y, en el caso del software, debería haber formulado la pregunta para expresar mejor mi expresión “en el fondo”.

En realidad, la cuestión que planteo es hasta qué punto lo que se crea desde el origen con dinero público debe o puede condicionarse a la existencia de dominio público. Y hasta qué punto debe darle preferencia.

La administración puede necesitar software comercial, pero si encarga desarrollos originales, ¿debe condicionar su compra a sistemas de codigo abierto basado en licencias GPL? Y ese sí es el mismo debate: lo que el ciudadano paga para ser creado y para su beneficio (ocio o la gestión de impuestos) ¿debe ser liberado?”

A esto de la web 2.0 le llaman la conversación. Así que, ya saben.

P.D.: tengo algún/a disidente más frecuente, pero sólo me lo cuenta por mail. Ánimo, que se haga la luz, que no muerdo. Creo.

2 Comentarios »