Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Aute no sirve para profeta: cinco años después la música sigue viva
Hace dos años (es decir, con éste es el tercero) empecé a publicar en esta misma fecha (uno de diciembre) un recordatorio de que una profecía (las [..] Leer más
Inicio » Uncategorized

El mundo es nuevo, también para la BBC

Escrito por el 20 junio, 2009 – 1:222 Comentarios

La crisis de concepto de la televisión convencional no es noticia. Casi nadie en el gran escaparate de la opinión ciudadana ve lo que sucede dentro de las televisiones públicas dentro de esa crisis. Quizá porque en Europa tienen esa condición de instituciones por encima de todo. Mi opinión es clara: como sucede con la música y el cine clásico y las descargas, la digitalización, la convergencia de medios y la personalización del consumo que subyace lastran todo fundamento de la televisión pública tradicional. Ya sé que genera discrepancia. Pero sus modelos elefantiásicos no tienen salida.

El fin de la publicidad en RTVE, el mismo caso ya anterior francés y los dos últimos dos años de crisis de credibilidad de la BBC son las muestras de ello: parches, excusas, huidas hacia adelante de una estructura que ya no responde a su tiempo, aunque el tiempo presente sea tan nebuloso. El número de The Economist que apareció ayer se entretenía en los problemas de legitimidad financiera de la BBC, esa religión para la clase política española cuando habla de televisión. Para la periodística, también. Es el mismo periódico británico el que reconoce irrepetible modelo de pago de licencia, bueno es decirlo por si quedan locos que lo llegan a pensar, como ha sucedido en Francia, para reducir el déficit público. Pero ya pagan las telecos.

Lo mejor es el párrafo de cierre (traduzco yo con cierta libertad):

“Una encuesta de Ipsos Mori de agosto pasado sacó a la luz un público que ya no respalda de lleno el statu quo: el 37% decía que la licencia para ver la televisión no era la forma correcta de financiar la BBC y el 47% negaba que fuera un buen gasto por lo recibido a cambio. En lo que puede que sea el peor de los augurios para la compañía, su mayor apoyo lo recibía entre los mayores de 65 años”

Javier Capitán nos contaba el otro día que su hijo de 16 años cuando entra una web y ve que no tiene vídeo simplemente no continúa. Nuevos tiempos, nuevas estructuras.

2 Comentarios »

  • Enric Pérez dice:

    ¿A las 2:22 AM? Espero que no sea insomnio.
    Es natural que las épocas inciertas como la que vivimos, con revolución tecnológica, crisis y desorientación política, provoquen desasosiego y miedo en las estructuras que se creían inamovibles hasta la fecha.
    Es difícil saber qué modelo comunicacional surgirá de todo esto para prevalecer, si es que sólo surge uno y no una multiplicidad de maneras de relación. La atomización de audiencias y la búsqueda de profundización en nichos de mercado van en ese camino.
    Pero el ser humano ha necesitado siempre de conceptos claros y unívocos, aunque luego sus actos fueran por la diversificación, por eso la incertidumbre es mala consejera.
    Sólo, pues, con una clara y unívoca decisión por parte de las autoridades y organismos competentes hacia la reconversión del modelo existente (en los medios, los derechos de autor, el marco legal, la difusión de los contenidos) dará luz, estabilidad, fomentará un crecimiento exponencial, creará oportunidades económicas en nuevas tecnologías (¿no había que cambiar el modelo de ladrillo, sol y pandereta?), etc.
    Pero, mientras tanto, aquí hablamos de los trajes de uno y el avión del otro.
    Como decimos en Cataluña: patirem (sufriremos).
    Un saludo.

  • Gonzalo Martín dice:

    Pues tu lo has dicho, así es.

    No, no era insomnio, era calor.