Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Una coda sobre “Crea Cultura” a raíz de la opacidad legal
El punto esencial del comentario de Antonio Ortiz a la campaña Crea Cultura de Atresmedia es la idea de framing o de enmarcamiento del espacio de debate de cara a la opinión[..] Leer más
Volver a discutir el copyright en inferioridad de condiciones
Antonio y Susana ya lo han contado. Ayer a unas cuantas personas algo significadas con internet y el mundo audiovisual nos invitaron a conocer el por qué de una campaña de A[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

Disney y Viacom en los juegos para móviles

Escrito por el 9 julio, 2009 – 20:43Sin Comentarios
Es una nota pequeña en Sillicon Alley. Pero es un detalle muy interesante: que los juegos son una industria poderosa no es novedad. Que los grandes productos no se conciben sin juego, una evidencia. Pero entrar en el mundo de las aplicaciones para móviles muestra tanto el poder que está adquiriendo la movilidad, un entorno en el que existen modelos de negocio consistentes, como el valor que adquiere la capacidad de hacer crecer los contenidos más allá de un único medio. Y este, crece.

Esta cita expone muy bien el valor que pueden añadir los grandes estudios cuando entran en el capital de una firma de desarrollo de juegos para telefonía móvil:

Tienen dinero para hacer juegos más apañados que ofrecen mejor experiencia de usuario. Los grupos de medios tienen la ventaja de poder promover los juegos a las audiencias que ya poseen. Y por encima de todo, pueden capitalizar sus relaciones con anunciantes y dar a la audiencia más juegos gratuitos y otro tipo de promociones.

Los comentarios est&án cerrados.