Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Contenidos para la Era Digital, Uncategorized

El estado de la interactividad y la teoría de la longevidad de los contenidos

Escrito por el 8 diciembre, 2009 – 10:193 Comentarios
El estado de la interactividad y la teoría de la longevidad de los contenidos

José Luis Vázquez es el Consejero Delegado de Mirada. Mirada es una compañia que cotiza en el mercado alternativo de Londres y que es producto de la fusión de la antigua Fresh-IT, pionera de la interactividad en España, y de otra británica de cuyo nombre no consigo acordarme. Ahora que tanto se habla de modelo productivo, pocos ejemplos más interesantes de un empresario español creando una empresa de tecnología punta a nivel internacional, que ha resisitido el cruce del desierto en épocas donde la demanda de sus servicios era muy limitada y el acceso al mercado internacional altamente costoso y que, al final, ha tomado la ola de la revolución de la nueva industria audiovisual y se ha internacionalizado al máximo. O globalizado.

José Luis ha sido elegido hace pocas fechas presidente de la Asociación Española de Empresas de Televisión Interactiva (AEDETI), a cuya Junta Directiva ya pertenecía. Con José Luis, amigo hace años, he mantenido larguísimas conversaciones tratando de describir el futuro de un sector que se transforma a toda velocidad. Así que hemos aprovechado la ocasión del nombramiento (yo, personalmente, espero que AEDETI se consolide como un grupo de influencia que contraste otros muchos intereses de la industria, y creo que algo veremos dentro de poco) para cerrar un asunto pendiente que teníamos: explicar la teoría de los contenidos clasificados por su longevidad. El interés de ella reside en determinar cuándo los modelos de negocio clásicos mantienen su vigencia, o cuando se deslizan sin remedio al vídeo on demand, cambiando todos los esquemas. A eso, creo que era oportuno explicar una visión del entorno de la interactividad en el mercado presente.

¿Qué es la interactividad en televisión?

La interactividad es la capacidad del espectador y del contenido para entablar una experiencia de consumo audiovisual bidireccional. Puede ser algo tan sencillo como consultar información adicional a un contenido (noticias, estadísticas deportivas) como complejo, haciendo que el contenido audiovisual sea distinto en función de las preferencias del espectador.

¿Por qué requiere una asociacion de empresas?

La interactividad en TV aún no se encuentra en un estadio generalizado, aunque ya existe la tecnología que la posibilita y la demanda por parte de los usuarios. Es necesario que se extienda el conocimiento sobre las distintas posiblidades y se acuerden modelos de negocio y de colaboración que permitan el desarrollo de este sector. La asociación pretende ayudar a que así sea.

¿Qué se hizo mal….

La interactividad no ha sido un elemento prioritario en las agendas de los agentes del mercado y de la Administración en la implantación de la TDT, y no se han establecido mínimos de capacidades en los receptores que permitan la generación de un parque de equipos técnicamente habilitados para ella. Por otra parte, la falta de generalización de un canal de retorno válido para la interactividad ha hecho que las pocas experiencias en las que se ha tratado de implantar,no hayan sido satisfactorias. Esto, unido a la falta de foco de algunos actores, que han creído que la mejor forma de implantar la interactividad era replicar la experiencia de Internet en el televisor ha llevado a una visión negativa sobre sus posibilidades.

…y qué solución tiene?

El mercado está evolucionando hacia el receptor conectado, sea éste un decodificador o un televisor. Ese punto es el más importante, y se está resolviendo por sí solo. La clave en este momento es la generación de acuerdos que permitan uniformizar las tecnologías que se utilizarán, de forma que no dependan del fabricante, y se minimice el esfuerzo de creación de servicios por parte de los canales y las productoras de contenidos. Para eso es importante la creación de mesas sectoriales y el impulso de la Administración.

¿Qué trayectoria va a proponer AEDETI en ese escenario?

El objetivo prioritario es crear estos foros de debate, la difusión de las posibilidades y los modelos de negocio posibles, y el alcance de acuerdos sectoriales en tecnologías y líneas de trabajo para el desarrollo del sector. Hay que involucrar en el debate a las productoras y a los anunciantes, pues serán en última instancia los que creen los contenidos y los que reciban los beneficios de los nuevos modelos de negocio y de una relación más directa, bidireccional, con la audiencia.

¿Cuál es la teoría de los tres niveles de contenidos?

La teoría de los tres niveles se desarrolló a partir del análisis de los escenarios de consumo, los actores involucrados y los modelos de negocio asociados. También influyó el estudiar cuáles eran las diferentes vías de interactividad en función del tipo de contenido al que se accede.

Para hablar de los niveles hace falta definir una variable para el contenido: la “longevidad”, que indica su capacidad de mantener su valor con el paso del tiempo. Esta variable definirá en última instancia la forma de consumo, la relación con el usuario y las tecnologías involucradas.

Partiendo de la idea de la longevidad, mi tesis es que podemos encontrar tres tipos de contenidos:

  • Eventos, entendiendo como tales los contenidos con longevidad casi cero. Siempre pongo el ejemplo de ver el mundial en TDT o en analógico: si lo ves en TDT, y tu vecino canta el gol dos o tres segundos antes que tú, lo quieres matar. Este producto no es longevo, hay que verlo en directo. En este caso el almacenamiento no tiene sentido y la clave está en el control de la difusión, bien en broadcast o en broadband, y en la gestión de los derechos. La monetización: publicidad y (puede que) PPV / suscripción. Hay un factor de comunidad muy importante en el consumo de eventos, pero no se pueden ver “enlatados” sin una pérdida clara de valor.
  • Enlatados, entendiendo como tales los contenidos de una longevidad muy alta. Dado su diversidad y su consumo atemporal, son claramente objeto de uso individual, y las comunidades que se generan están relacionadas con una marca o un life style. Casablanca o el contenido de adultos son ejemplos perfectos. Lost, cuando te estás viendo las primeras temporadas, también (no cuando ya estás enganchado al último episodio). Este contenido se encuentra almacenado en servidores y, dependiendo del nivel de servicio, el usuario puede estar dispuesto a pagar por él. No es necesaria la intervención del proveedor de acceso (excepto como carrier, claro). Hay una batalla enorme para ganar a este consumidor de contenidos en “VOD”.
  • Comunitarios, cuando la longevidad es intermedia (entre horas y pocos días), y aquí metería las noticias, los reality shows, la Noria y tantos otros. Son contenidos de masas, y generan una audiencia que busca un elemento de cohesión en el entretenimiento. La publicidad (en product placement) es la clave de la monetización. La gran diferencia del consumo de eventos es que se puede acceder a él “enlatado” (en catch-up TV o en PVR), y aparecen modelos de negocio en los que el proveedor de acceso puede verse más debilitado.

3 Comentarios »

  • Anonymous dice:

    La TDT suena es tan '90s…

    Me siento engañado cuando se habla de la TDT como el futuro de la tv. Y si metemos en la ecuación la interactividad…apaga y vámonos.

    ¿Con la inversión en infraestructura de la TDT hubiera sido posible llevar 4 megas de Internet a todos los hogares españoles? No tengo ni idea,pero calculo que no debe andar lejos.

    La TV del futuro no puede ser otra que Internet. Lo demás es condenar a este país a muchos años más de mala tv (poca oferta de contenidos, publicidad abusiva, pobre interactividad, etc.)

    ¿Se está haciendo algo en ese sentido? ¿O nos pillará el toro (como siempre) y en 5 años la industria establecida nos querrá cortar Internet por "stremear" más de la cuenta?

  • Anonymous dice:

    Usted no puede recordar el nombre de la empresa Inglesa? Apuesto a que la gente que fué despedida puede!

  • […] con el título, esta es sin duda una pregunta para José Luis Vázquez, que tantas veces nos ha ilustrado sobre lo que es la interactividad real y no la especulación a la que tantas veces nos hemos sometido con cosas que nunca han funcionado […]