Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » La Sociedad Red y el Audiovisual

Curiosas extensiones del servicio público de televisión

Escrito por el 13 febrero, 2010 – 15:11Un Comentario
Curiosas extensiones del servicio público de televisión
logoFORTAEn este sentido, dejó claro que las autonómicas “legítimamente aspiran a financiarse mediante la subvención pública y la publicidad [el llamado modelo mixto] hasta que la Ley lo permita”, y añadió que la publicidad “puede llegar a ser también un servicio público“, ya que hay anunciantes locales que sólo cuentan con estas cadenas para competir con los que se publicitan en las cadenas nacionales.
Unas declaraciones que recoge Público hoy de Enrique Laucirica, secretario general de la FORTA. Particularmente, encuentro sorprendentes afirmaciones como éstas cuando existen licencias autonómicas y locales de televisión pendientes de explotación (y hasta de concesión). Licencias que están destinadas a las empresas privadas, además de a la clásica tendencia de las cadenas públicas a tener segundas y terceras cadenas.
Para la conjetura queda sí, además, la idea de servicio público puede extenderse hasta el infinito, la cuestión de cuánto mercado publicitario hay para tanta licencia, o si existe una diferencia radical entre los anunciantes de las cadenas estatales y los de las autonómicas. Por no hablar de las alternativas: la prensa y radio locales. O de las desconexiones de las estatales. Alguien podría llegar a decirles que, a la inversa de lo previsto en la idea de servicio público, es competencia desleal contra esos medios, que no pueden perder dinero. ¿Dónde empieza y termina la contribución de lo público entonces?
El mar de confusión que produce la abundancia de medios sobre el rol de las administraciones públicas haciendo televisión, se perpetúa.

Un Comentario »