Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Contenidos para la Era Digital, Modelos de Negocio

Decepciones y disensiones en torno a Nikodemo, Balzac y… Qué vida más triste

Escrito por el 31 mayo, 2010 – 8:4058 Comentarios
Decepciones y disensiones en torno a Nikodemo, Balzac y… Qué vida más triste

Lamentos y decepciones recorren la red (entre ellos los míos) ante los finales, unos anunciados, otros no, de iniciativas señeras del vídeo online español. Una mirada serena a los comentarios y a los hechos me llevan a apuntar en mi libreta unos cuantos puntos sin un orden especial:

  • Los tres proyectos no son comparables entre sí. Ni su historia, ni sus ambiciones ni sus recorridos. Poner toda la desgracia junta porque vienen curvas, no me parece que permita ver el bosque.
  • Qué Vida Más Triste termina su temporada y alguna fuente que manejo me dice que no hay decisión para la siguiente temporada. Pero, aunque hubiera una decisión contraria a su continuidad, sería de por sí un éxito. El primer contenido que pasó de la red a los grandes medios con un éxito más que razonable: hoy se ve superado por los números globales de la cadena pero, en su origen, se desempeñó con mucha fortaleza. Como todos los contenidos, tiene sus ciclos, si se ha terminado ha quedado ahí. Y resulta ser un tipo de piezas muy dadas a su repetición constante, algo como lo que pasa con Camera Café salvando los tamaños de audiencia.
  • Balzac no cierra ahora. En realidad, lleva meses inactivo y todo conocedor un poco de la realidad que le rodea tenía claro que la continuidad era compleja. Una confirmación ahora al calor de otras circunstancias no mueve una realidad que ya estaba medio anunciada.
  • Nikodemo ha atravesado serias dificultades financieras y, hasta lo que sé, ha tenido – o tiene – muchos elementos de desarrollo comercial que han quedado interrumpidos por las circunstancias que rodean la economía y las entidades financieras. Lo que nos lleva a una reflexión sobre el capital ¿riesgo? que ha entrado en empresas de contenidos en el internet español, sea Nikodemo, Balzac o, por qué no, Soitu.
  • Un antiguo emprendedor americano, de esos visionarios del primer internet, me dijo una vez que no se trataba del dinero, sino de la calidad del dinero. Al ver el papel de distintas entidades financieras y sus fórmulas de financiación a emprendedores de empresas en sectores innovadores y de alto riesgo cabe preguntarse frente a lo que estamos: ¿es verdadera gestión de riesgo o es publicidad institucional? ¿Se adoptan criterios de lo que los especialistas en inversión llamarían equity y no riesgo? ¿No son las pequeñas cantidades que se invierten gotas en el océano de los grandes activos de estas organizaciones que un día están organizando conglomerados para Bolsa y otros en su obra social? ¿No genera eso un acercamiento a los proyectos carentes de la mentalidad entre tiburonesca y loca del venture capitalist? Las bases del Open Talent del año pasado invitaban únicamente a la suspicacia.
  • La retirada, incumplimiento de algunos compromisos (o, si no eran compromisos, las opciones de ejercerlos) que parecen mucho más motivadas por las circunstancias bancarias que la estricta observación de los proyectos parece, a poco que se hable con los afectados, mucho más probable que la viabilidad o no de las empresas. Pregunta al aire: ¿por qué Blip.tv consigue en EE.UU. en tercera ronda 10 millones de dólares perdiendo dinero desde hace años y nuestros proyectos no? Aquí hay proyectos que no pueden respirar casi ni un año. Difícil corregir errores, construir equipos, aprender de mercados que son nuevos.
  • Lo que lleva a seguir pensando en la calidad e idoneidad de estos inversores de riesgo en forma de cajas de ahorro o de imagen institucional en apoyo a emprendedores. ¿De verdad eran tan malos los planes de negocio? Un inversor de riesgo invierte, sobre todo, en un equipo humano capaz de sacar adelante un plan y, especialmente, de cambiarlo a medida que cambian las circunstancias. Un inversor de riesgo debe ponderar si el armazón de equipo que plantea el proyecto es suficiente y está cualificado como tiene que estar. El emprendedor visionario debe ser complementado por ejecutivos con experiencia. Si no estás dispuesto a financiarlo dando seguridad para atraer profesionales o si no sabes estimar qué le falta a un equipo, ¿qué hacéis invirtiendo? Es mi sensación. Me agradaría tener opiniones. Lo que está claro es que un modelo como el que vio nacer a Twitter o Google, el de crear audiencias y servicios consolidados antes siquiera de ver cómo se ganaba dinero, no es algo que se pueda hacer aquí. Y lo triste es que Nikodemo y Balzac, con sus limitaciones para crecer, tenían públicos enormemente fieles.
  • Si estos inversores de presunto riesgo y caracter institucional no son demasiado buenos, ¿por qué los clásicos inversores del internet español no entran en estos sectores? Con el nivel de inversión que suelen tomar y con las características del sector, con toda claridad: hacen bien en no hacerlo, es mejor entrar en otros proyectos más sencillos de rentabilizar.
  • Pero, si tan complicado es ¿no ha sido absurdo entrar en ellos? ¿no se ha ocultado una realidad? Los proyectos de vídeo son complicados porque no hay mercado de pago solvente y la publicidad exige tales volúmenes a precios tan bajos que la producción de contenido original sólo puede… malvivir. Si añadimos que el dinero de anunciantes prefiere ir a contenidos de vídeo de máxima preferencia del público generalista y que no es otro que los que ya hacen las televisiones, el modelo publicitario clásico es inviable. Pero no por falta de audiencia: Adrián Segovia sabrá decirnos, pero uno tiene la sensación de que hay revistas temáticas con audiencias equivalentes o incluso inferiores a Cálico Electrónico y de periodicidad de edición similar que ingresan varias decenas más de miles de euros. Lo que nos llevaría a las peculiaridades del mercado publicitario, los hábitos, las estructuras de decisión, la personalidad de los decisores, etc.
  • Por supuesto, un emprendedor y un inversor deben vivir con el mercado que tienen, no con el que idealmente debieran tener. Que en países de referencia sea más fácil, o más lógico, o más adecuada la mirada sólo nos llevaría a que habría que buscar el dinero allí y no aquí. Pero el discurso público se llena de declaraciones en pos de economías sostenibles, nuevos modelos productivos, eventos masivos y popularísimos que parecen diseñados para el espectáculo y no para facilitar que estas opciones de inversión tengan un tratamiento que podamos considerar realista: yo, ignorante de mi, cada vez que veo algo sobre La Catedral de las Nuevas Tecnologías, sus vídeos y sus azafatas en congresos, sus rehabilitaciones de edificios, sólo pienso en operaciones inmobiliarias y cosmética pública y no en desarrollo de empresas, innovación y tecnología. Deseo que me lo rebatan. Que parte de ese dinero estuviera destinado a que una industria de contenidos local (que tanto se dice sobre ella, sobre su necesidad) se pudiera desarrollar con ambición en el español global pues no parece mala idea.
  • Mientras esto ocurre, las entidades de gestión consiguen cifras millonarias de dinero público para crear modelos y servicios no demasiado originales que pretenden sostener estructuras productivas cuestionadas por la sociedad. Pero, lo que es peor, cuentan con ingresos monstruosos procedentes de dádivas como el canon y porcentajes de gasto obligatorio en actividades de fomento de su actividad que, generalmente, terminan en competencia desleal contra el sector privado (¿se puede competir contra servicios que son sostenidos por entidades con ingresos que no vienen del mercado y establecidos por prerrogativa legal?) o en canapés y premios de autobombo.
  • La vida es más compleja e interesante no obstante. Albert Gª Pujadas, una de las almas de Nikodemo, ya está resucitando de las cenizas y tomando elementos de lo que era el proyecto Nikodemo de largo plazo y relanzándolos por su cuenta y riesgo. Agoranews sobrevive más que decentemente adoptando una posición central en el mercado de servicios para el directo de entidades públicas y corporaciones. El Cocinero Fiel es el caso más relevante de marca personal desarrollado en vídeo y que genera ingresos de otras actividades gracias a la promoción que le produce su trabajo audiovisual. Tendencias TV sigue existiendo y también Titanlux Tv. Lost in Bilbao es otro caso de productora que tiene una tarjeta de visita que le permite prestar otros servicios. ADNStream es un agregador que se mantiene con ingresos recurrentes y con posibilidades serias de poder convertirse en algo (y digo esto siendo consciente de las posibilidades que tiene de no serlo). Otros hay por ahí que lo intentan y que alcanzan repercusionres que les permitirá desarrollar modelos económicos alrededor de su talento. Acaba de anunciarse GlobbTV. Es decir, mueren iniciativas, pero otros siguen o se mueven buscando su espacio en una forma de distribución de contenidos que tiene todo su recorrido todavía pendiente.
  • Aún así, fijémonos que son emprendimientos que, con la salvedad de ADNStream, no tienen o no parecer tener capacidad para alcanzar una escala de capital riesgo. Entendiendo por capital riesgo la presencia de inversores institucionales interesados en volúmenes de negocio que permitan opciones de salida con retornos a la altura del riesgo. La mirada al vídeo como un mundo sin barreras futuras de acceso está provocando la entrada de muchos actores en el mercado. Mucha gente que vende la idea de de canales a la vieja usanza y de canales propios. Ahí está Televeo, que tiene respaldos de lo más significativo. Y el crecimiento de la conexión de la red al televisor atrae a gente como Blusens y atraerá a más.

Por favor, no me comparen Nikodemo y Balzac con la televisión. Es otra cosa. Son productores de contenidos que trabajan en entornos multiplataforma. La psique televisiva lleva a que queramos seguir viendo al vídeo en comparación y competencia con la televisión tradicional y se consume de forma completamente distinta. No, no hay que pensar en WebTV como mundos paralelos a la oferta de TDT y cable, sino como mundos de comunicación que se imbrican en espacios convergentes en los que los jugadores de esas ofertas instaladas también van a jugar… con las reglas de internet. Y el público, al final, se supone que le dará igual de dónde venga nada, hará su consumo a medida, en tiempo, espacio y compañía. A todo esto, y así son los negocios, también es probable que Nikodemo y Balzac tuvieran que cerrar necesariamente.

Actualización: Yorokobu publica una excelente entrevista con Albert García Pujadas que explica muy a fondo el caso Nikodemo.

58 Comentarios »

  • Información Bitacoras.com…

    Esta anotación ha sido propuesta por un usuario para ser votada en Bitacoras.com. Para que el proceso finalice, deberás registrar tu blog en el servicio….

  • […] This post was mentioned on Twitter by Gonzalo Martín, Eva Costa. Eva Costa said: Grande, como siempre!! RT @gonzalomartin Allá va el post: "Decepciones y disensiones en torno a Nikodemo, Balzac y…http://ow.ly/1RXR6 […]

  • Interesantes, como siempre, tus reflexiones. Es especialmente sangrante ver cómo determinados apoyos (de la administración, de entidades financieras, etc.) se quedan más en la superficie (los eventos y los “canapés” de los que siempre hablas) que en la raiz.

    Pero hay otra parte del debate sobre la que pasas de puntillas. ¿Y si resulta que el video online, tal y como está planteándose, simplemente no es negocio? ¿Y si resulta que lo que ocurre es que no es capaz de aportar un valor suficiente a sus presuntos clientes? ¿Y si la dificultad para ser rentable estriba, sobre todo, en que no interesa?

    Y puestos en esa tesitura… ¿hay algo que se pueda hacer para que ofrezca más valor, y para capturar ese valor en forma de ingresos suficientes? ¿O estamos ante una actividad de naturaleza deficitaria y que sólo se podrá sostener vía mecenazgos, subvenciones y similares?

    • Gonzalo Martín dice:

      Pues me alegra que me haga esa pregunta. ¿Deficitario? ¿No negocio? En general, la producción audiovisual desde el lado del productor es un pésimo negocio sea on u off. Los dineros del cine vistos desde el lado del productor son de llorar. Es un sector condenado al éxito o al fracaso sin tintas medias. Pero hay quien consigue hacer de ello un negocio viable. Desde el lado del contenido original, ya es clásico el caso de Tiki Bar. Desde los servicios, hay varias productoras prestando servicio a marcas. Desde el segmento hiperprofesional ya es oficial que Hulu gana dinero. Al final, en cuanto la cuestión off/on se haya terminado y sea todo ON, estaremos en el negocio de los contenidos. Punto. Y será igual de duro con muchas menos barreras de entrada.

      • Ese “en general” creo que es muy relevante. Porque un problema (demasiado) habitual es analizar sectores en base a casos aislados de éxito, cuando el análisis mollar está siempre en “lo general”. Si tomamos como referencia “la excepción que triunfó” en vez de “la generalidad que no lo hizo” se pueden generar unas expectativas equivocadas.

        Creo que hice una reflexión similar al hilo del “caso Mobuzz”. Soy un firme defensor del mercado. Si el mercado “no compra” un producto tal y como está planteado… es que sobra. Puede que cambiando algunas cosas el mercado acabe aceptándolo. O puede que, a pesar de hacer todas las probaturas del mundo, no lo compre. Y esto es, en última instancia, algo inexorable.

        Por eso me inquieta un tanto ver como se apunta con cierta “inquina” hacia los inversores (esos avaros…), o hacia las instituciones… ¿Pero por qué habrían de apoyar ninguno de ellos a productos que no son capaces de ser rentables por sí mismos? Al final, caemos en pedir para nosotros lo que criticamos que se dé a otros (el cine que vive de subvenciones, los medios que pretenden vivir de subvenciones, etc.). Un inversor, por definición, busca rentabilidad. Si invierte en un proyecto es porque piensa que va a sacar pasta de él. Y en cuanto llega a la conclusión de que no va a ser así, adios muy buenas. Las inversiones “sentimentales” no van más allá de los FFF.

        ¿Es que no se puede/debe apoyar a algunos pioneros para que exploren zonas no exploradas? Sí, claro. Pero todo tiene un límite. Y de nuevo es cosa del mercado: si hay otras alternativas que ofrecen rentabilidad similar con menos riesgo… el dinero se irá allí. Mal que nos pese, pero eso es tan impepinable como la ley de la gravedad. Así que o nos esforzamos en ofrecer al inversor una rentabilidad-riesgo ajustada… o no tendremos inversión.

        Y, lamentándolo mucho, un “caso de éxito” que no consigue ser rentable no es un caso de éxito. No lo fue Mobuzz, no lo ha sido Balzac. La repercusión, la “comunidad”, los premios, el reconocimiento… si no se traducen en unos ingresos suficientes para sobrevivir no son más que una forma de engañarse a uno mismo.

        Entiendo, cómo no, la frustración de ver como un proyecto en el que has puesto el alma y el bolsillo “no lo consigue”. Pero hay que ser consciente de que a veces “soñar más fuerte” no es suficiente…

        • Gonzalo Martín dice:

          Sí, sí: todo eso es cierto. Pero la reflexión es otra. ¿Por qué el dinero inversor de unos sitios dimensiona y concede períodos de maduración superiores a los nuestros? Es decir, no se ha probado necesariamente que el mercado no acompañe… cuando le das un año o seis meses de gasolina. Es decir: calidad del dinero. Hay quienes invierten pensando en posicionarse en un mercado emergente con futuros retornos a la altura de los riesgos y otros que, simplemente, parecen estar por estar. ¿Qué responsabilidad tiene en ello el emprendedor? Alguna tiene, desde luego. Pero te vuelvo a lo mismo: ¿por qué se puede pensar que Blip puede seguir quemando dinero en un mercado difícil y Nikodemo no? Mi respuesta es que antes de saber siquiera si los proyectos son rentables nuestro dinero inversor no es el dinero inversor adecuado para estos proyectos. Y que no hay otro.

          • ¿Y si resulta que los que están equivocados son ellos? ¿Y si concediendo más y más dinero a proyectos que ni en seis meses, ni en un año, ni en dos… son capaces de “enseñar la patita” de la rentabilidad… lo que están haciendo es tirarlo? Algo parecido sucedió hace 15 años: qué buenos eran en Sillicon Valley que había dinero para todos… y luego vino la realidad y demostró que la mayoría de esas inversiones habían sido una temeridad.

            No sería de extrañar que de aquellos polvos vengan aquellos lodos. Y más cuando aquí nos hemos acostumbrado a otras inversiones (aparentemente) mucho más inmediatas.

            Pero tienes razón. Debatir sobre las causas tampoco nos ayuda. “No hay otro”. Pues habrá que jugar en este entorno; si fuese distinto sería más fácil, pero como no lo es, pues a pelear.

          • Gonzalo Martín dice:

            Ya, Raúl, pero no puede ser que todos, todos, todos estén mal y con todos, todos, todos, estemos en lo mismo: como mucho dos años. En Sillicon Valley hay otra estructura… ¿pero a qué no vemos lo de los dos años o seis meses?. Relajémonos con este tipo de emprendedores que puede que sí vayan al precipicio pero me parece duro juzgarles sólo porque el período de maduración de lo suyo es largo. Escuché el otro día que Ben Gurion decía que el que no creía en milagros no era realista. Para empezar una empresa, hay que tener esa osadía. Y se destroza a los del vídeo porque intentan cosas. Sólo hoy empezamos a saber los problemas de mercado del vídeo nativo para la red en un entorno de incertidumbre y cambio, justo el sitio donde se supone que el capital de ventura actúa. Finalmente, la calidad de emprendedores y financiadores es, seguramente, más baja que en otros sitios, pero no me desplaza de la reflexión original: ¿saben en qué leches invierten? ¿tienen intención de sacarlos adelante o es porque es mono?

          • Supongo que algo esclarecedor en este sentido podría ser el siguiente ejemplo… ¿En quien invertirías? ¿En una obra de construcción española o una una asiática? ¿Cuanto dinero y tiempo hay que darle a un español para que haga lo mismo que un extranjero?

  • […] Gonzalo hace un análisis de las dificultades de los emprendedores en el vídeo online en España, a los que la ecuación entre la dificultad para conseguir grandes audiencias multiplicada por el bajo precio de la publicidad online – incluida la incrustada en los vídeos – se ha saldado con el cierre de muy buenos proyectos. Respecto a los que vivimos sobre todo de proyectos basados en la lectura, quienes tienen proyectos basados en el vídeo tienen que afrontar unos costes de producción mucho más altos, mayor esfuerzo en marketing (no tienen ese tráfico que viene de buscadores), menor desarrollo de fórmulas publicitarias en el vídeo (desde agencias hasta formatos) y hacerse un hueco en el escaso tiempo de los usuarios (ver un vídeo requiere mucho más tiempo y atención que la lectura en diagonal tan habitual en internet). Al menos queda la promesa de que la publicidad en el vídeo siempre se ha pagado mucho más alta y hay mayor cultura de pago. En WeblogsSL, Motorpasion.tv corrió igual suerte. La pregunta que cabe hacerse es si es esta va a ser una enfermedad que se quede en los pioneros o tenemos que empezar a pensar que los ingresos de la publicidad en internet – siendo esta su plataforma primera de estos proyectos aunque estén en otros canales – van a tardar mucho tiempo en permitir productos de nicho o sin audiencias masivas propias de los agregadores. En todo caso, hay muchos que siguen vivos y con buena salud en el vídeo online en España y se barruntan nuevos proyectos. Por intentarlo no va a quedar. […]

  • …y sólo faltó arremeter contra los viveros de empresas. Supongo que lo guardas para otra entrada. 😀

    • Gonzalo Martín dice:

      Eso me lo sé menos. Pero tiene mucho potencial de estética. El de Vicálvaro donde está Agoranews no me parece que funcione mal.

  • […] Gonzalo hace un análisis de las dificultades de los emprendedores en el vídeo online en España, a los que la ecuación entre la dificultad para conseguir grandes audiencias multiplicada por el bajo precio de la publicidad online – incluida la incrustada en los vídeos – se ha saldado con el cierre de muy buenos proyectos. Respecto a los que vivimos sobre todo de proyectos basados en la lectura, quienes tienen proyectos basados en el vídeo tienen que afrontar unos costes de producción mucho más altos, mayor esfuerzo en marketing (no tienen ese tráfico que viene de buscadores), menor desarrollo de fórmulas publicitarias en el vídeo (desde agencias hasta formatos) y hacerse un hueco en el escaso tiempo de los usuarios (ver un vídeo requiere mucho más tiempo y atención que la lectura en diagonal tan habitual en internet). Al menos queda la promesa de que la publicidad en el vídeo siempre se ha pagado mucho más alta y hay mayor cultura de pago. En WeblogsSL, Motorpasion.tv corrió igual suerte. La pregunta que cabe hacerse es si es esta va a ser una enfermedad que se quede en los pioneros o tenemos que empezar a pensar que los ingresos de la publicidad en internet – siendo esta su plataforma primera de estos proyectos aunque estén en otros canales – van a tardar mucho tiempo en permitir productos de nicho o sin audiencias masivas propias de los agregadores. En todo caso, hay muchos que siguen vivos y con buena salud en el vídeo online en España y se barruntan nuevos proyectos. Por intentarlo no va a quedar. […]

  • […] Gonzalo hace un análisis de las dificultades de los emprendedores en el vídeo online en España, a los que la ecuación entre la dificultad para conseguir grandes audiencias multiplicada por el bajo precio de la publicidad online – incluida la incrustada en los vídeos – se ha saldado con el cierre de muy buenos proyectos. Respecto a los que vivimos sobre todo de proyectos basados en la lectura, quienes tienen proyectos basados en el vídeo tienen que afrontar unos costes de producción mucho más altos, mayor esfuerzo en marketing (no tienen ese tráfico que viene de buscadores), menor desarrollo de fórmulas publicitarias en el vídeo (desde agencias hasta formatos) y hacerse un hueco en el escaso tiempo de los usuarios (ver un vídeo requiere mucho más tiempo y atención que la lectura en diagonal tan habitual en internet). Al menos queda la promesa de que la publicidad en el vídeo siempre se ha pagado mucho más alta y hay mayor cultura de pago. En WeblogsSL, Motorpasion.tv corrió idéntico suerte. La pregunta que cabe hacerse es si es esta va a ser una enfermedad que se quede en los pioneros o tenemos que empezar a pensar que los ingresos de la publicidad en internet – siendo esta su plataforma primera de estos proyectos aunque estén en otros canales – van a tardar mucho tiempo en permitir productos de nicho o sin audiencias masivas propias de los agregadores. En todo caso, hay muchos que siguen vivos y con buena salud en el vídeo online en España y se barruntan nuevos proyectos. Por intentarlo no va a quedar. […]

  • Nico Bour dice:

    Gonzalo,

    buen post! Lo de Nikodemo una pena. Pero si lo comparas con Blip o los sectores tradiconales en los cuales hay mucho mas dinero en publicidad cuando Calico tiene mas audiencia es lo mismo de siempre. Es decir, no se le da el mismo “valor” comercial y de promocion a proyectos web o videos online que al que sale en TV . Y tu lo sabes bien. Si Calico tiene 700.000 visualizaciones d 1 video eso vale menos que el video que sale en una importante autonomica como TV3 o Telemadrid. Es así y la labor de todos es continuar con la educación a estas personas que siguen sin entender como funciona la nueva realidad.

    Es duro porque en España no se cree ni se construye en I+D, innovacion, internet, etc… Solo se buscar que empresas de toda la vida no mueran para no enfrentarse a los medios y a los sindicatos. Los bancos no ayudan, etc … A partir de alli podemos seguir llorando o podemos seguir con nuestro empeño. No queda más remedio que seguir con la 2a opcion porque alguna vez empezaremos a confiar en los resultados en Internet , videonline, etc… que ya existen. Cuando haya esa migración de los presupuestos hacia donde esta el consumidor hoy en dia, habremos triunfado. Cuando? pffff, complicadisimos saberlo pero antes de lo que nos imaginos.. o eso espero 🙂

  • Hola!

    En primer lugar, prensentarme. Soy del equipo de producción de Malviviendo. Del apartado de “finanzas”. Soy lector asiduo del blog pero es la primera vez que escribo. Y lo hago para contar nuestro caso.

    La serie nace como una experiencia. Por intentar hacer curriculum. Y se convierte en caso de éxito. La mayoría de nosotros somos (o hemos sido) prácticamente, “analfabetos” digitales y nos hemos tenido que poner las pilas y aprender a base de palos.

    El primero es creer que va a venir una tele a comprarte el producto. Vendrán teles y te ofrecerán poco (para llorar) y vendrán productoras y te pedirán mucho por meterte en tele (para reirse).

    A raiz de Malviviendo, hemos creado Diffferent, nuestra productora.
    Han sido muchos meses de esfuerzo y de no cobrar, pero hoy, por fin, podemos decir que empezamos a ver la viabilidad. Lo mismo en Septiembre digo lo contrario, pero parece que no.

    Ya hemos hecho un trabajo para tele (El Viaje de Peter Macdowell) y ahora estamos explorando un nuevo método de financiación mientras encontramos recursos para continuar con la segunda temporada de Malviviendo.

    Y lo estamos explorando junto con Mapfre y otras marcas que se unirán próximamente. Trabajamos tanto con la idea de brand entertainment (http://u.nu/2xvz8) como el brand content (http://u.nu/3k24b)

    Quizás, muchos puedan considerar que estamos prostituyendo el producto, que esto no es lo que era, pero os aseguro que si no es por este tipo de publicidad hace tiempo que estaríamos amargados, por no decir que nuestras vidas como equipo se hubieran separado.

    Ni financiación pública, ni privada. Lo único que podemos hacer es la autofinanciación: utilizar un producto de relevancia para obtener otro tipo de contratos y crecer como productora de forma paralela.

    Por ejemplo, trabajando para Sony Music haciendo videoclips.

    Pero Malviviendo no es un producto financieramente viable, al menos, de momento. Y tardará en serlo. Por los motivos que vosotros conocéis mejor que yo

    Por eso, a la pregunta de si es viable el video online yo respondo que no lo se, pero que, viendo como está el patio ahí fuera, (http://u.nu/7k24b) pues que queréis que os diga: Estamos muy contentos porque antes no teníamos nada ni esperanzas de tener y ahora ya comenzamos a cobrar por nuestro trabajo.

    Evidentemente, nos queda mucho que crecer, que explorar y en lo que fallar, por qué no, pero, ahora mismo, afrontamos el futuro con más esperanzas que si no estuviéramos en este sector.

    Ni que decir tiene, que sentimos mucho el cierre tanto de Balzac como, por supuesto, de Nikodemo.tv, en la que estábamos integrados.
    Seguro que Albert logra levantar de nuevo el proyecto.

    Pues eso, un saludo y perdón por el tochazo.

    • Gonzalo Martín dice:

      Gracias, Antonio. Bienvenido y comenta cuando quieras y como quieras. Esto es libre. Me alegra mucho saber que habéis encontrado una vía para estableceros. En realidad, vuestro modelo es el único que ha funcionado y funciona en España: un producto de éxito como tarjeta de visita para hacer otras cosas. De hecho, Nikodemo generó así diversos trabajos.

      Me gusta mucho lo que dices de la autofinanciación: no podemos esperar ni a la publicidad ni a las subvenciones. Hay que crear otro camino. Espero poder mostrar pronto un proyecto en el que estoy trabajando con otra gente para poder facilitarlo. Conste que digo “facilitar” no hacer milagros. 🙂

      • Quizás es que no debamos entender la publicidad como tal, ya que el video online es de por si publicitario por su “viralidad”, ya “anuncies” una receta de cocina, una “serie de tv para emisión en internet” o una cobertura de seguro.

        El video es el formato publicitario que mejor funciona, lo que hay que hacer es modelar el mensaje para que sea más atractivo para el espectador, sin perder tu esencia.

        Un ejemplo. Aunque no podíamos decir ni “caca” ni “pedo” en los anuncios primeros, lo protagonizaban los personajes de la serie porque tenían “esencia malviviendo”.

        Cuando nos encargan la serie de moteros, vemos que “la esencia” se pierde. Utilizamos otros actores fuera del “universo” malviviendo y hacemos algo ajeno totalmente a malviviendo (pero gracias a la serie)

        Y hablo de este caso en concreto. Pero no quiero hacerlo muy fuerte.

        Están satisfechos con nuestro trabajo y con los resultados.

        De hecho hemos doblado en visitas a la campaña oficial diseñada por Mccann Ericksson y eso, esperamos, dará sus frutos.

        Creo que es cosa de tiempo que el resto de empresas inicien el camino que ha abierto Mapfre y que las productoras de contenido “de éxito” tengamos que hacer otro tipo de trabajos (bien publicidad, bien video “institucional”) para poder mantener la viabilidad de la empresa y, al mismo tiempo, poder seguir manteniendo el “producto de exito” para que sigan llegando màs encargos, aunque éste no sea 100% rentable.

        El camino es lento. Hay que ser perseverante, pero es dificil no aburrirse. Por eso es encomiable el trabajo de Albert (te debo una llamada). Ha luchado no hasta donde ha podido, sino hasta donde le han dejado y eso es una mala noticia para todo el sector.

        Por otra parte, me atrevo a pedirte una cosa que nos haría mucho bien a nosotros como productora. Me gustaría que analizaras desde tu blog el tipo de publicidad que estamos haciendo para mapfre. O hablaras del caso en concreto.

        Ahora mismo se encuentran en fase de ver la repercusión que está teniendo nuestro trabajo e influirá mucho (sobre todo si es positivo :D) un análisis desde un blog especializado. Evidentemente no te pido que varies ni un ápice tu pensamiento por el hecho de que estén “vigilantes” desde mapfre.

        • Gonzalo Martín dice:

          Deseandito estoy que, de una vez, nos conozcamos. Tengo muchas ganas de hablar de mapfre y más cosas. Ponedme un correo y me invento algo pa veros.

      • Antes que nada, lamento los tres cierres que comentas Gonzalo. Cada caso tendrá su historia y es una pérdida para todos que disminuya la riqueza de contenidos en vídeo.

        Creo que la base para afianzarse en Internet está en encontrar la rentabilidad lo más rápido posible, para depender lo mínimo posible de financiadores, y en adoptar las estructuras a Internet, para ser más ágiles y competitivos. En ese camino y en esa lucha estamos en Soda.tv.

        La producción de contenidos con nuestra marca la hemos dejado para experimentar y por gusto y por afición, como el caso que comenta Antonio. Hemos montado una web tv centrada en el lifestyle y las tendencias que se llama Modérnika.

        Un saludo

    • Yo creo firmemente que el caso que comentas es la única manera de hacer las cosas… y no veo porque tendría que ser de otra forma… Lo que me pregunto ¿porque venderle a las televisiones? ¿Que puede hacer una televisión que no puedas hacer tu a menor escala a través de la red? Es otra cosa que no entiendo… ¿Porque esa manía en que alguien tiene que venir a dar el dinero? ¿Un gran inversor y no “clientes” que es de lo que se trata?

  • Empiezo por el final. Si Nikodemo cierra es porque no queda otra alternativa que esta. No es un capricho ni una decisión tomada a la ligera. Como dice Raúl Hernández, creo que todos los proyectos deben someterse a la ley del mercado ¿interesa o no interesa determinado producto o servicio? Ni nosotros ni nadie deberíamos ser una excepción… pero como dice Gonzalo, hay excepciones.

    Sólo hay que mirar todo el ecosistema dependiente del dinero público para darse cuenta. En el mismo paquete incluyo las teles públicas, teles privadas que lo son gracias a un prerrogativa legal y luego todo una pléyade de productoras que han vivido directa o indirectamente gracias al generoso dinero público y a unos presupuestos derrochadores durante muchos años. Luego esas empresas, públicas o privadas, “compiten” contra mí para llevarse un proyecto, una parte del presupuesto publicitario o para vender algún contenido ¿Esas son las condiciones de mercado? Eso se llama jugar con las cartas marcadas… pero no se les puede llamar tramposos.

    Pero no quería cargar contra la cultura de lo público y de la subvención. Nunca he esperado que el negocio funcionara con esa base. Hablemos de viabilidad, de estructura de costes y capacidad de ingresos.

    El sector del video online es complejo, pero si además se trata de la producción de animación, ni os cuento. Para vivir hay que internacionalizar necesariamente. Competir a nivel internacional es complejo, especialmente cuando te encuentras a compañías gigantescas y/o a empresas que gozan de excepcionales ventajas de sus respectivos gobiernos (léase Canadá o Corea del Sur).

    Aquí no sólo no entendemos eso, si no que encima ponemos palos en la rueda. Una anécdota. En otoño del año pasado nos presentamos a las ayudas para un piloto de Almorria. Nos la concedieron. Terminamos el piloto (creo que de notable calidad) y a la hora de cobrarlo nos llevamos dos sorpresas. La primera que nos habían penalizado y restaban un 10% del importe total por haber producido directamente en inglés. La segunda es que nos retenían un 10% de la ayuda hasta que demostráramos que toda la gente implicada había cobrado. Esta mañana, dos meses después de conseguir presentar toda la documentación, nos han levantado el bloqueo de fondos.

    Aunque hay muchos que han basado su proyecto empresarial en las subvenciones y ayudas, nosotros nos arremangamos y salimos a vender desde el primer día. Orientamos nuestra actividad a ese objetivo. Podríamos haberlo hecho mejor, por supuesto. Pero si no hubiéramos vendido lo que hemos vendido, habríamos cerrado hace un año.

    Si cerramos es por “culpa” nuestra, pero hay razones objetivas que se nos escapan y que han tenido su influencia. Quizás habríamos continuado si al director de la oficina de LaCaixa, hubiera aceptado un préstamo avalado con mi casa (“tenemos demasiado ladrillo” respondió). O si los mismos señores de LaCaixa no me hubieran pignorado el 50% de un crédito ICO- Avanza de 150.000€. Pignoración no levantada a pesar de haber devuelto religiosamente más del 50% del crédito.

    Sí, por supuesto que hemos cometido un montón de errores. Quizás el primero fue seguir nuestro instinto y no la hoja excel. Empezar la aventura sin tener toda la financiación o tirarnos en brazos del único “capital riesgo” que dijo que sí. También fue culpa nuestra. Y por supuesto, esa fue la única buena noticia de Caixa Capital Risc a lo largo de toda la relación.
    Hacer caso a nuestro capital riesgo era inútil. En dos años, cuatro gestores de proyecto. Para acabar reconociendo en la penúltima reunión que no podían ayudarnos porque no tenían ni idea de nuestro negocio. Sí, los mismos que días después de soltarme esa perla, me pedían que fuera a dar una charla ante emprendedores con nuestro caso. Sí, los mismos que unas semanas después me restregaban por la cara el “ya te advertí que pasaría”.

    Cerramos por culpa nuestra, porque pensamos que podríamos empujar el mercado. Porque pensábamos que combinando diferentes fuentes de ingresos sería posible, pero la realidad es que para romper determinadas inercias, hace falta algo más que ilusión y un excel. Si no se apuesta suficiente, no hay posibilidad real de dejar crecer el proyecto. Como dice Gonzalo no hay posibilidad de “corregir errores, construir equipos y aprender de mercados que son nuevos.”

    Y sí, me queda la sensación que si en lugar de tanto evento, tanta croqueta, tanto power point y tanta campaña inútil, hiciéramos llegar dinero al sistema, en condiciones normales, habrían más posibilidades que en la actualidad. Ahora mismo, ese es el gran problema. Si eso no se resuelve eso, todo lo demás son gilipolleces.

    • Albert, espero que no hayas leído mi comentario (y lamento si ha sonado así, porque no era mi intención) como un ánimo de cargar con “culpas” a quien lo intenta. Ni mucho menos, creo que los que lo intentáis merecéis todo el reconocimiento, incluso en el caso de que algo se hubiese podido hacer de forma distinta.

      Pero sí que trato, cuando pienso en el tema, de ponerme en el lugar de un inversor (de la Administración no, a esos los doy por imposibles). ¿Cuánto dinero me pides? ¿Cuál dices que es el periodo de maduración? ¿Y con qué grado de certeza me dices que podré recuperarlo? Y entonces entiendo que haya negocios donde piensen que mejor no meterse. Y si encima vienen mal dadas a nivel general, más miedo todavía.

      No sé si esto es específico de España, o si tendemos a pensar que el jardín del vecino es más verde sin que sea para tanto. En todo caso, como decía Gonzalo, es lo que hay. Y mientras sea así, lanzarse a la aventura de negocios con periodos de maduración elevados, o con un nivel de incertidumbre superior a la media implicará darse en la misma pared, por lo que habrá que pensar en algo distinto: o intentarlo en otro sitio con condiciones más favorables, o cambiar la estrategia para ofrecer retornos a menor plazo o un nivel menor de incertidumbre.

    • Escalofriante testimonio. Pocas veces había visto un ejemplo más plastico de lo que significa poner ‘palos en las ruedas’

      Desde hace décadas sabemos que los mercados en los que nos movemos no son ‘perfectos’ porque ni la información ni la capacidad de decisión están uniformemente distribuidas. Por eso tenemos que contar conque algunos siempre van a jugar con las ‘cartas marcadas’ mientras que los que se conforman con ‘dejarse la piel’ sólo raramente llegan a su meta.

      Ánimo en tu nueva etapa Albert. Lo que no nos mata nos hace más fuertes.. y más sabios 🙂 Un fuerte abrazo!

    • Perdona mi incultura… pero ¿Para que necesitabais tantísimo dinero? No caigo… ¿Porque meterse en prestamos que no sabes si vas a poder pagar? ¿Que te aporta tener mas dinero?

  • “¿tienen intención de sacarlos adelante o es porque es mono?”
    Muchas veces tengo la sensación de que es lo segundo. Hacer tele por internet “mola” y “es guay”. En mi modesta trayectoria (6 años) Haciendo tele en la red, me he encontrado en mas de un “proyecto” en que los sponsors lo único que querian era un panfleto, un dossier muy bonito con fotos para chulear con sus amigos y hacer presentaciones con powerpoints en congresos y jornadas. En definitiva “hablar de su proyecto guay” sin ninguna intención de dar el respaldo necesario para tirar el proyecto adelante.

    Tambien se piensa que hacer webshows o capsulas de video para internet es algo de bajo coste. Lo es comparado con los presupuestos que se manejan en la tv tradicional, pero no es tan barato como parece cuando se trata de un producto con un acabado profesional. Si para hacer cada capítulo de Lost in Barcelona nos pagaran a cada uno nuestra jornada laboral a precio de mercado, serian 5 minutos semanales bastante caros, ya que no somos un equipo pequeño y nuclear. En nuestros capítulos mejor hechos hay unas 7 personas trabajando.

    En general nos lo ponen muy dificil a personas con un perfil profesional como el mío, por una parte no hay recursos (economicos) para desarrollar lo que a ti te gusta en la red, y no hay “sitio” en la tv tradicional, por que claro: “los programas de contenido artistico o cultural no interesan”… pero esto ya es otra historia…

  • Interesantisimo. Efectivamente, no tengo ni tendré nivel de capital riesgo como “el cocinero fiel”. Pero, hace más de un año que, con algún que otro socio, le estamos dando vueltas a un proyecto que sí tendría escala. Aunque le he puesto el freno, los socios se tirarían ya, pero creo que no es el momento. Sin duda, el vídeo en internet será, pero hasta que sea, muchos se quedarán por el camino. El que empiece más cerca de “cuando sea” será el que tendrá éxito. En todo caso, el modelo de Agora me gusta. ABzs

  • Raúl, tranquilo que no lo he leído en clave de “culpabilidad”. Lo digo por aquellos que hablan de excusas del emprendedor. Tengo la conciencia tranquila. Me metí voluntariamente en esto y si ha fallado será que no lo habremos hecho suficientemente bien. Nada más. Esto no quita que hay variables que no puedes gestionar, ni controlar y que –a mi modo de ver- juegan claramente en contra de proyectos similares.

    Acerca de las alternativas que sugieres: 1ª) intentarlo en otro sitio con condiciones más favorables, 2ª) cambiar la estrategia para ofrecer retornos a menor plazo, 3ª) un nivel menor de incertidumbre.

    Respecto a la 1ª cada vez lo tengo más claro. Especialmente en sectores determinados.

    La 2ª no es nada fácil ofrecer retornos en menor plazo, si la ambición es ofrecer proyectos de rápida escalabilidad y crecimiento. De lo contrario creo que el proyecto rebaja claramente sus expectativas.

    La 3ª podría ser si consigues sostenibilidad económica (me cuesta creer porque entonces implicaría probablemente un enfoque bastante más conservador) o que ya partas con ingresos futuros seguros a través de contratos u operaciones garantizadas.

  • […] con los modelos de ingresos actuales, que son, básicamente, la publicidad. Tal y como reconoce Gonzalo Martín en su blog, tener ingresos suficientes de publicidad exige unos volúmenes de tráfico muy elevados. Véase […]

  • Hector dice:

    Soy Héctor, fundador de Balzac. He ido leyendo el post y los comentarios mientras acompañaba a mi Lucas en su entreno de tenis; en casa y una vez cenado, he vuelto al post llamado por los varios RT de Twitter. No he llegado tarde a comentar, sencillamente he preferido darle prioridad a la vida. Es una opción.

    1. Crear contenido es maravilloso. No sólo es una cuestión de dinero sino principalmente de talento. Fomento que, cada vez más, lo haya; talento en todas partes. Aquí, en este hilo, lo hay.

    2. El vídeo online es viable. Hay nuevos modelos que suelo comentar en conferencias o clases que doy por todas partes. Hay hipótesis y certezas, y hablo de modelos nuevos que la tele convencional no conoce.

    3. El cierre de proyectos que lo intentan no es el final del modelo ni mucho menos. Para que un proyecto se desarrolle se necesitan que confluyan en el tiempo numerosas fuerzas; es un movimiento complejo y tiene su magia. Financiación, talento, conocimiento, y magia. En ese movimiento intenso hay errores y aciertos, intereses cruzados, accidentes, suertes dispares, y los proyectos pueden acertar o fracasar. Todo eso hace crecer un entorno y subrayo decididamente que el audiovisual, esa nueva industria audiovisual que propaga este blog, debe ser primero un ecosistema. El futuro del audiovisual es entenderse como ecosistema.

    4. Creo que los negocios deben estar cerca del valor social. Y el negocio audiovisual en red debe crear valor social más fácilmente. Es una industria de la emoción. Hay negocios seguros, especulativos, fáciles y altamente rentables y no voy a molestarme en describirlos. No me interesan. Hay nuevos negocios que se están dibujando y que tienen que ver con la sostenibilidad, con la transparencia, con la colaboración. Y eso amigos y amigas es muy difícil y un reto muy grande. He querido estar en ese reto o participar de algún modo en ello.

    5. Los contenidos son necesarios. Tengo mucho respeto por los miles y miles de personas que han visto Malviviendo, Nikodemo, Balzac. Los contenidos son necesarios pero lo que importa son las personas y las relaciones humanas que se establecen mediante los contenidos. Así de maravilloso. Hoy eso es más potente que antes gracias a la red, que las personas se pueden conocer e intercambiar conocimiento. En esa dinámica hay potencialidaes grandes para que los proyectos sean viables como negocio. Y eso es muy nuevo. Por eso requiere tiempo, aprendizaje, errores.

    6. Balzac tenía totalmente dibujado un recorrido, basado en fans, en publicidad en el vídeo, en incrementar los contenidos, en la internacionalización. Simplemente no hay fuerzas básicas para llevarlo a cabo. Es una cuestión doméstica, personal, puntual.

    7. Podía haber hecho Balzac de otra manera pero no es mi visión de las cosas. Quería alta calidad, simetría con la audiencia, ubicuidad en la distribución de los contenidos, y socialización de los shows. Esa es mi visión y mi exigencia. He dado tres años de mi vida en todo el sentido de la palabra. He perdido todos mis recursos. He estado, en el colmo de las circunstancias, hospitalizado 20 días en una situación penosa.

    Y si mis circunstancias han fracasado yo también con ellos. Pero volveré… y sino soy yo quien vuelva, volverán otros, es pura vida.

    • Animo Hector, creo que puedo decir que se por lo que estas pasando aunque por suerte siempre he huido de cargarme de responsabilidades y no llegué a esos 20 días de hospitalizacion. Me ha gustado el principio de tu post y realmente eso es lo importante, que sepamos nivelar cuales son las prioridades reales de la vida. Espero que todo mejore rápidamente, que aceptes y tomes todas las medidas necesarias de salud. De lo mio hace años y ahora voy a entrar en terapia… Mucho cuidado con forzar la maquina, ya que se puede romper y no hay vuelta atrás… Me alegra que tengas ganas de volver, aúna fuerzas y date tiempo.

  • Mario Dehter dice:

    ¿Dónde y entre quienes me estoy entremetiendo? ¡Sepan disculparme!, varios de Uds. me conocen y hasta podría ser que un par me tenga por una personalidad, al menos, “controvertida” sino “divergente”.

    Peo yo veo que el “problema WebTV” o del “video on line” es muy sencillo y no reviste complejidad ninguna. ES24.TV lleva 2 años sin inversores de riesgo, iniciado con fondos propios y un crédito de € 17.000 (que se está amortizando normalmente), sin subsidios, ni regalos de la abuela…

    Simple. He adecuado lo que quería producir (tv educativa por Internet) a lo que los clientes me están comprando. Antes que buscar impactos, o hacer pelotazos, busco vender a clientes que puedo satisfacer y me pagan por los servicios WebTV que ellos necesitan para sus propias organizaciones.

    Claro, ningún video producido por mi WebTV tiene ni tendrá audiencias multitudinarias (creo que mi video más popular es el que produje con mi hijo de 5 años para Youtube sobre su colección de trenes Thomas(c)

    Quiero decir:

    1 si puedes ir de “a” a “b” por un camino sencillo: hazlo

    2 no seas “espectacular”, procura ser “transferible”

    3 siempre el Excel te dará la razón, pero confía en tu sentido común y, sobre todo, escucha qué es lo que te piden los clientes dispuestos a pagar un precio razonable por tu talento creativo , la amortización de tus inversiones y el coste de reposición.

    4 hay experiencias WebTVs que son exitosas y otras no. No es solo una cuestión que depende de un golpe de suerte y mucho menos de un crédito blando. Y nunca, mi comentario, cargues sobre los “inversores de riesgo” (entelequia tic de la usura moderna) tu responsabilidad empresaria.

    • Gonzalo Martín dice:

      Muy lógico Mario. Y es excelente. Pero la idea de fondo es que hablamos de proyectos, que pueden fracasar o no, con audiencias muy estimables que, es cierto, son difíciles de monetizar con el mercado publicitario que existe. La cuestión es que por su éxito (medido en público), al menos uno de ellos contaba con perspectivas de desarrollo reales para tener un espacio de crecimiento medido en años y que… ha sido estrangulado financieramente por quienes debían apoyarle.

    • Este es justo el mensaje que quería enviar. Gracias por decirlo tu, de seguro que te harán mas caso 😉

  • […] reflexión de Gonzalo Martín -planteando las preguntas […]

  • Interesante debate. Me extendería demasiado pero me parece que quiero compartir con todos vosotros un nuevo argumento al debate que me parece de vital importancia a tener en cuenta.
    Soy productora audiovisual, me dedico a ello des de hace unos años trabajando en un programa de una televisión pública, de las tradicionales, de las de toda la vida.
    Paralelamente soy productora de un proyecto de vídeo online surgido de la necesidad de “estar y aprender” de la red: Lost in Barcelona. A lo largo de todo este tiempo he aprendido de ambos proyectos. Aunque sólo uno de ellos me da de comer, de los dos he aprendido cosas profesionalmente hablando. Y Lost in Barcelona es un producto de calidad que nos gustaría crear de manera remunerada algún día.

    Dicho esto me gustaría añadir que en muchas, en demasiadas ocasiones creo que la “vida” en la red es demasiado endogámica, que nos miramos demasiado el ombligo, que nos llenamos la boca en conferencias y en eventos varios hablando de nuestros proyectos -a los que siempre asistimos los mismos de siempre- sobre lo interesante que es esto de hacer vídeo en la red. Lamentablemente señores y señoras más allá de las pantallas de nuestros ordenadores o teléfonos móviles existe una realidad que está a años luz de lo que se habla en la red y que, nos guste o no, será en su mayor parte quien decidirá las reglas del mercado y quien acabará implantando buena parte del futuro modelo de negocio, cuyos ingredientes todos anhelamos conocer algún día.

    Creo que aún existe un muro demasiado elevado entre lo que se hace on line y el mercado audiovisual tradicional. Y ese, a mi modo de ver, es uno de nuestros grandes errores. No hay dos polos opuestos. O al menos no tendrían que existir. No deberíamos ver a la indústria tradicional como un enemigo, ni los proyectos on line como la panacea que nos salvarán de todos nuestros males. Sería mucho más inteligente por ambas partes sumar esfuerzos, aprender y exprimir al máximo los conocimientos de los dos lados, construir un puente que una los dos mundos en lugar de dedicarnos a poner más cemento en el muro que los separa.

    Quizás es una visión muy utópica, idealista, poco fomentada en conocimientos de mercado. Seguramente sí, tampoco es mi intención dar ninguna lección económica, no es mi tema. Pero sí creo en el conocimiento colectivo y en sumar esfuerzos conjuntos y dejar ya de criticarnos unos a otros como si se tratara de una batalla que tiene que ganar un bando u otro. Para mi, que trabajo en proyectos para las dos partes del muro, cada uno tiene sus fuerzas y sus flaquezas y quizás uniendo lo positivo y aprendiendo de lo negativo los proyectos tendrían más fuerza, más solvencia y más solidez.

    Veremos en un tiempo como va evolucionando todo el tema. Imaginar el futuro tiene sus riesgos, quizás nunca acaba siendo como nos lo imaginamos, o no al 100%. Quizás las experiencias audiovisuales multiplataforma acabarán siendo un híbrido de lo que ahora conocemos y de lo que entre todos hemos imaginado.

    Personalmente lamento el cierre de proyectos como Balzac.tv o Nikodemo, así como lamenté en su día otros proyectos on line que también terminaron. Sin duda han sido un referente a tener en cuenta en la corta pero intensa historia del video on line. Y que vengan muchos más.

    • Gonzalo Martín dice:

      La cuestión de la endogamia de la red es un asunto clásico. Pregúntale a Xavier Güell y verás lo que te dice. Pero yo quisiera que se entendiera el sentido de mi post que creo que debe surgir de su última frase: a lo mejor tienen que cerrar porque no tienen mercado, aunque lo tengan mañana. Pero lo que es chocante es el tipo de inversión que se acerca a este u otros muchos proyectos en un entorno institucional que se llena la boca de decir que se necesitan contenidos digitales en española para el mundo o que hay que encontrar formas de desarrollar la innovación porque este país no puede vivir del ladrillo. En ese entorno, los mecanismos de financiación adolecen de la visión correcta para asentar estas empresas. Es legítimo que no financien más si no quieren, pero asumamos todos de una vez que no existe eso de la sociedad de la información oficial si cuando un proyecto está trabajando con un desarrollo comercial internacional tiene que levantar una cuenta de resultados desde la nada en seis meses. Si sólo se financian proyectos que generan cash-flow el primer mes, adelante. Pero que sepamos todos cuáles son las reglas del juego: mientras, las entidades de gestión juegan con las cartas marcadas. Mercado y realidad sí, pero no con reglas descompensadas.

      • Cartas marcadas hay hasta en la seguridad social al ir al podologo… es algo que hay que asumir.. ¿acaso cuando estudias algún surco no hay alguien a quien se lo dan sin estudiar? es cuestión de ser conscientes.. de usarlo en tu provecho o en otro caso de saber las reglas del juego… También hay que saber que esas mismas ventajas ofrecen al mismo tiempo otras debilidades que pueden usarse en su contra…

  • Nunca me sentiré lo suficientemente afortunado de que Agora News haya nacido ya en un mundo en crisis y no un poquito antes…

    De haber sido así, hubiera incluído entre las premisas del desarrollo de mi negocio los mecanismos clásicos de financiación. Hubiera contratado una póliza de crédito y probablemente me habría dejado seducir por engolados inversores de vuelo corto. Habría creado una estructura ambiciosa y a los doce meses, bancos e inversores hubieran cercenado mis aspiraciones cerrando el grifo y exigiendo retornos inmediatos y con toda probabilidad me hubieran llevado a la suspensión de pagos.

    En lugar de eso, mi particular apuesta por el vídeo online tuvo que vivir desde el principio en economía de guerra orientándose definitivamente a la generación de cash flow inmediato pensando siempre en las nóminas de fin de mes. Nóminas de mileurista, incluyendo a su CEO, para germinar en un mundo mileurista.

    Viviendo siempre al día y sin dedicar tiempo a financiadores ni a subvencionadores no te queda otra que poner tu foco en el mercado, único arbitro ante el que validar tanto tus esfuerzos como la idoneidad de los miembros de tu equipo en cada momento.

    Saltar el doble para superar las mismas vallas es el único recurso que parece quedarnos a los que nos empeñamos en vivir conforme a lo que creemos. Y más si creemos que hacer empresa y contratar peronas es la vía para cumplir nuestros sueños.

    Confío en un mañana en el que la cultura hispana evolucione en su sistema de valores, sustituyendo las hectáreas y rentas del hidalgo por los intangibles y el valor añadido del comerciante flamenco. Aunque sospecho que Weber se revolvería en su tumba ante tal insinuación.

    Que gran post y que grandes comentarios. Gracias, Gonzalo, por hacerlo posible 🙂

    • Gonzalo Martín dice:

      En el fondo, lo que Albert pide es lo mismo que tu has vivido: por favor, que el mercado diga, pero que no nos pongan palos en las ruedas los mismos que se presentan como los promotores de otra economía.

      • Al final el sistema te lleva necesariamente a la desconfianza: Si el que apuesta y financia desconoce tu mercado e invierte por razones ajenas a las que deberían corresponder al capital riesgo…es mejor salir huyendo :S

    • Justo también lo que quería expresar. ¡Gracias por decirlo! Sin duda tu opinión es mas valida que la mía 😉

  • Hola a todos,

    Poco puedo decir, que en Smartclip nos tenéis aquí para lo que necesitéis. En lo personal, también me tenéis para lo que sea.

    A Albert todo mi apoyo, nosotros seguiremos con las campañas. Y como te dije nos tienes al 100%. Oscar te ayudará técnicamente en lo que pueda, y sobretodo la calidad del player importa, pero es más importante que el player tenga un plugin de publicidad de rápida integración.

    A Hector, ya sabes donde me tienes. Se que la publicidad no era prioritario, y nunca insistí porque te conozco de hace tiempo, y respeto tu opinión. Hay que ser claro, no creo que hubiéramos salvado a Balzac. Pero hay que seguir con el Web TV de Benidorm, como apoyamos también a Nikodemo TV con su concurso de series.

    Seguimos detrás de Televeo, Adnstream, SevenLoad, Verycocinar, Dalealplay etc. etc. más de 300 sites . No paramos de inyectar capital en las web TV o webs de video, los que trabajan con nosotros lo saben. Hace unos meses salvamos a dos webTV del cierre avanzando pagos y haciendo milagros de cashflow hacia los sites que más necesitan dinero.

    Culpar a las pocas cajas que nos ayudan tampoco lo veo correcto. Si no fuera por ellos ni eso tendríamos! Yo como albert me estrellé pero busque como volver a salir hacia delante…siempre hay un camino a veces muy raro 🙂

    Pero si hay que decirlo claro, no hay capital de inversión en audiovisual digital en España. En otros países están saliendo como setas…pero en España solo hacemos zanjas. Y no podemos vivir de las subvenciones in eternum. La producción privada en internet puede tener lugar pero siempre produciendo para captar grandes masas de audiencia.

    Saludos, Xavier Rius Planas
    Smartclip

    • Gonzalo Martín dice:

      Hombre, “culpar” lo que se dice culpar, no. Pero abrir una reflexion a la forma de encarar las inversiones, no solo de cajas, sino de entidades financieras en general, donde parece más la típica cuestión de responsabilidad social corporativa que la decidida apuesta por modelos que requieren maduración. Yo vuelvo a lo mismo: fuera se puede perder durante años porque se construyen marcas y servicios, se aprende a definir modelos que son ahora mismo – cada vez menos – borrrosos. Aquí en seguida estamos con que no da. Si se quiere que den dinero en un año, no tienen que invertir en esto.

  • Mercedes dice:

    No puedo estar más de acuerdo con Jaime, al final nosotras también nacimos en tiempos de crisis (por no decir que nacimos en crisis XD ) En el jerezsmm una amiga me dijo que había obtenido financiación para montar su agencia. También me dijo que desde el principio tuvo muy claro que esa financiación no la iba a buscar en España. De haberlo hecho con fondos españoles me dijo, no habría llegado hasta aquí. Es lamentable pero es la realidad. Lo cierto es que youtube jamás podría haber sido una iniciativa española si es a 5 años de su creación cuando comienzan a apuntar a la rentabilidad.

    Con respecto a que la producción privada en internet solo puede ser rentable con grandes masas de audiencia. No puedo estar más en desacuerdo. En USA hay web series rentabilizandose bastante bien con una audiencia de nicho bastante específico. Una cosa es hablar de plataformas y otra de producción. Con menos o la misma audiencia que Balzac podría citar tres series que se están pagando y generando nuevas temporadas básicamente porque el patrocinio apuesta por ello. IKEA financia fácil de ensamblar y su audiencia es considerablemente pequeña. No se trata de publicidad, se trata de cambiar el enfoque y obviamente en Europa está costando más cambiarlo.

    Y en cuanto a las plataformas que como digo es otra cosa, no es producción es emisión. Ninguna de las plataformas que ahora mismo son referente en el universo internet habría pasado del primer año en España. Ninguna.

    • Gonzalo Martín dice:

      Bueno Mercedes: con grandes masas me (nos) referíamos a la publicidad clásica con CPM’s. Tienes razón en el enfoque. De ahí la paradoja de que sea posible que medios tradicionales con menos audiencias que algunas cosas de vídeo tengan una vida con ingresos recurrentes. Plenamente de acuerdo cuando dices ” Ninguna de las plataformas que ahora mismo son referente en el universo internet habría pasado del primer año en España”, que es el verdadero sentido del post.

  • […] al cierre de sus proyectos, que se unen al final de otros como el de Mobuzz hace más de un año.Gonzalo hace un análisis de las dificultades de los emprendedores en el vídeo online en España, a los […]

  • […] tras la despedida definitiva de Nikodemo y del fin de Ágora o Balzac, parece que mi amigo y sin embargo socio […]

  • […] que hay espacio para relacionar a fans y productos de nicho y convertirlo en un éxito empresarial, en estos tiempos de aparente crisis del modelo de negocio audiovisual online expresamente creado par…, que esto […]

  • […] Gonzalo hace un análisis de las dificultades de los emprendedores en el vídeo online en España, a los que la ecuación entre la dificultad para conseguir grandes audiencias multiplicada por el bajo precio de la publicidad online – incluida la incrustada en los vídeos – se ha saldado con el cierre de muy buenos proyectos. Respecto a los que vivimos sobre todo de proyectos basados en la lectura, quienes tienen proyectos basados en el vídeo tienen que afrontar unos costes de producción mucho más altos, mayor esfuerzo en marketing (no tienen ese tráfico que viene de buscadores), menor desarrollo de fórmulas publicitarias en el vídeo (desde agencias hasta formatos) y hacerse un hueco en el escaso tiempo de los usuarios (ver un vídeo requiere mucho más tiempo y atención que la lectura en diagonal tan habitual en internet). Al menos queda la promesa de que la publicidad en el vídeo siempre se ha pagado mucho más alta y hay mayor cultura de pago. En WeblogsSL, Motorpasion.tv corrió igual suerte. La pregunta que cabe hacerse es si es esta va a ser una enfermedad que se quede en los pioneros o tenemos que empezar a pensar que los ingresos de la publicidad en internet – siendo esta su plataforma primera de estos proyectos aunque estén en otros canales – van a tardar mucho tiempo en permitir productos de nicho o sin audiencias masivas propias de los agregadores. En todo caso, hay muchos que siguen vivos y con buena salud en el vídeo online en España y se barruntan nuevos proyectos. Por intentarlo no va a quedar. […]

  • […] han visto proyectos que han nacido y han muerto , vuelvo con este artículo de Gonzalo Martín que hace un barrido espectacular y como siempre hace que des muchas vueltas a la cabeza, abras los […]

  • […] es que aquí o suele ser imposible para las virtudes que tenga o, desde luego, no es ni planteable. Que se lo digan a Nikodemo. No se detiene ahí: “No me importa lo que diga Nielsen. Nos miden fatal”. Una voz más […]

  • […] a Bernardo Hernández esta mañana con ocasión de su presencia en La Red Innova, me he acordado de Nikodemo. Cuando tuvo que cerrar, una crítica frecuente al lamento (la red es muy plañidera) se centraba […]

  • […] Decepciones y disensiones en torno a Nikodemo, Balzac y… Qué vida más triste, así se titula el post en el que hoy Gonzalo Martín reflexiona y analiza el presente y futuro del vídeo online español, partiendo de tres recientes cierres de iniciativas que destacaron  y calificadas como “de éxito”. […]

  • […] Y está la gran promesa del audiovisual, que se juega en la distribución online y en universos prolongados en el tiempo para un público más complejo. Lo veamos o no, la batalla en la convergencia TV-Internet no es tecnológica, sino de construcción de audiencias lo que implica “crear experiencias de consumo” que atrapen a un público cada vez más ”premium”. Esto significa contenidos, de alto valor sí,  pero de bajo coste porque el poder de negociación no está en manos de quien produce. Hablar de modelos de negocio sin comprender las reglas del juego, es un fracaso anunciado. […]

  • […] Los estudios de espectadores multitarea y sociales refrendan lo que sospechábamos: lo inevitable de usar gadgets de todo tipo para consultar y hacer otras cosas mientras las señales luminosas que han superado a los rayos catódicos se arrojan sobre sus sofás. Y no pueden dejar de hacer cosas en las que vinculan a la gente que ya conocen en sus oficinas, aulas y barras de copas: por qué iba a ser de otra manera si ya se hacía en el patio del colegio en los tiempos de un canal y medio. Me detengo mentalmente mientras me lo relatan y reparo en que hablan de buscar inserciones publicitarias aprovechando la coexistencia televisión-gadget-interacción. Y el quid de todo es la palabra publicitaria. Como lo son los pioneros devorados por los cocodrilos. […]

  • […] – Que tras la creciente tendencia a la innovación abierta y al desarrollo de usos que abraza la ciudadanía hay auténtico espíritu emprendedor que el poder detecta rápidamente y que, como también decía Gonzalo, los pioneros son devorados por los cocodrilos. […]