Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Modelos de Negocio, Video

En busca de una distribución propia: Efecto Cine, en Uruguay

Escrito por el 14 septiembre, 2010 – 20:259 Comentarios

En el encuentro de Cinergia de la semana pasada he tenido la ocasión de conocer a Andrés Varela, director de producción de Coral, una productora uruguaya de amplia trayectoria que ha optado por crear su propio circuito de exhibición y distribución. Si usualmente nos referimos aquí a la nueva industria audiovisual como algo que tiene que ver con la transformación de una industria por la digitalización y las redes, podría parecer que Efecto Cine, el proyecto de autoexhibición de Coral, no contendría en sí mismo nada que ver con ello.

Pero hagamos otra lectura: la nueva industria audiovisual es también la de la democratización de la producción por la reducción de costes de los medios y, esencialmente, la progresiva reducción de barreras de entrada para ser visto. El cine uruguayo, como el cine latinoamericano, español e independiente en general, no disponen de estructuras de distribución sólidas y afines que permitan que, una vez producida la cinta, se pueda acceder con garantías a la recaudación del dinero. Si las galletas se fabricaran como el cine, es decir, si hubiera que fabricar galletas a la espera de tiendas donde ponerlas, seguramente no tendríamos galletas. Pero el cine es al revés, tu produce que, majors aparte, veremos quién te lo vende: lo más comercial, lo que tiene más apoyo de dinero en promoción y reclamos para el gran público deja fuera de ese mundo escaso que son las salas a quienes no lo tienen.

Por tanto, con menos oportunidades de ser visto, el riesgo financiero es, normalmente, puro amor al arte: no llega a categoría de riesgo, es un fallido directo o San Subvención. Hasta qué punto la formación teatral de Andrés tiene que ver en este remedo de La Barraca de Lorca, espero que nos lo cuente él en comentarios, pero la idea se parece poderosamente: llevar a los lugares más recónditos de Uruguay y otros países iberoamericanos una programación de cine de películas propias, de modo grautito, con una buena experiencia visual y sonora. Debe decirse que no hablamos de Europa con su infraestructura de comunicaciones (y, por tanto, de acceso a internet, ese espacio donde ser visto es posible), hablamos de lugares donde la tecnología está pendiente.

Crear tu propia estructura de exhibición abre las puertas a poder tener una viabilidad financiera. No es el único: Rafael Tres, en Guatemala, tuvo que comprar sus propios proyectores digitales para conseguir que los cines proyectaran su película. Ahora se irá colegio por colegio con la historia de su chica futbolista: no todo es narco y guerrilla en América Latina. Mientras se pugna por abrir espacio en mercados internacionales, los reducidos costes de producción y la construcción de canales de distribución propios (véase el caso de Nigeria) son la puerta para levantar audiencias locales que, de otra forma, nunca tendrían acceso a estas producciones. Y, por el camino, tener base para invertir en las películas sin depender de otras instancias. Más detalles en el vídeo.

9 Comentarios »

  • […] This post was mentioned on Twitter by Gonzalo Martín, Mari Trini Giner. Mari Trini Giner said: #Megusta leer noticias como esta. :o) RT @Gonzalomartin Creando tu propia distribución: Efecto Cine, en Uruguay http://ow.ly/2E9No […]

  • Estimado Gonzalo , evidentemente que mi afinidad y formacion teatral han sido motores en cada una de las experiencias que he llevado a cabo en el cine . Tu mencionas a La Barraca y yo te agrego el teatro de Moliere y por supuesto el cine itinerante Italiano ,base y fundamento de la formacion de publico en este siglo .
    Desde ya me pongo a las ordenes para cualquier informacion que necesiten tus lectores .
    Los invitamos a participar de nuestra pagina de Facebook y compartir esta experiencia que proximamente se extendera en varios paises de America Latina .
    Un fuerte abrazo

    • Gonzalo Martín dice:

      Efectivamente, Andrés, en definitiva es volver a lo básico: creo que muchos, al menos en España, recordarán una película de Fernando Fernán Gómez, El Viaje a Ninguna Parte en la que el hilo conductor es el conflicto entre cómicos de la legua y “peliculeros”: estos ultimos recorren de pueblo en pueblo en una furgoneta con las latas y los proyectores. El público, claro, se emociona con la magia del cine y deja de lado a los viejos comicuchos.

  • Isabel dice:

    “Entrando en el cuarto año y sobrepasados los 300.000 espectadores en Uruguay”

    Es cierto, es estupendo leer noticias como esta porque no es un proyecto, es una realidad. Parece que tu viaje nos va a resultar muy enriquecedor al resto 🙂

    Por cierto, ya no me acordaba del impresionante debate de “Saliendo adelante entre piratas”.

  • Pilar Colomé dice:

    Definitivamente que el teatro de calle y, en este caso, el cine de calle es la via más democrática de acceso al arte audiovisual que tiene el público latinoamericano. en vista de los altos costos de ir a una sala de cine y de la poca oferta de las mismas, pues el recurso que está utilizando Andrés Varela es un esfuerzo totalmente válido, loable y emprendedor. Me encantan los esfuerzos win to win, todos ganan en este proyecto. En los países de Centro América, en alguna medida, se han comenzado con estos esfuerzos, pero no con las caracteristicas productivas de Efecto Cine.

    Estoy segura que después de este encuentro de distribución en Costa Rica, Andrés logró sembrar una semilla en cada uno de nosotros para hacer florecer este tipo de distribución.

    Le deseo la mejor de las suertes a Efecto Cine.

    Saludos y abrazos para Gonzalo y para Andrés.

    • Gonzalo Martín dice:

      Y no sólo democrático, sino algo legítimo y necesario: comercialmente viable. La industria audiovisual es un negocio apoyado en artistas y, como tal, sujeto a la presencia de escaseces naturales y otras… completamente artificiales. La industria convencional tiende a crear situaciones próximas al oligopolio por el lado de la exhibición y la distribución. Así, la cuestión de poder crear tu circuito es una cuestión de libertad comercial e individual: el riesgo le pertenece a uno y le puede salir bien o mal, pero hace su propio futuro.

  • […] Portada » En busca de una distribución propia: Efecto Cine, en Uruguay 14/09/2010 – 8:25 pm | 8 Comentarios […]

  • Buena información , interesante y completa . Ya tienes una fan más, muchas gracias por toda la informácion para empresas..