Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Destacados, Video, Videosfera Distribuida

UGT y sus vídeos

Escrito por el 19 septiembre, 2010 – 11:0011 Comentarios

Me preguntaba Diego Mariño por mi opinión profesional acerca de los vídeos de UGT. No acabo de estar seguro a qué se refiere con el término profesional, pero sí tengo claro que es un nuevo caso muy merecedor de comentario de lo que supone este empleo del vídeo. El valor reside en el proceso de expansión de una videosfera distribuida en los mismos términos que entendemos los blogs dentro de las redes. Es decir, sería un “sistema distribuido en el que desaparece el poder de filtro de los grupos mediáticos, corresponde al desarrollo de los medios electrónicos de edición y publicación personal”. Amplíese el término personal al de grupal para atender las elaboraciones de un colectivo, organización o entidad. O, ampliando las denominaciones a las reflexión sobre la sociedad red aportada por Las Indias, una filé.

Personalmente creo que “las marcas, las empresas, las instituciones, las organizaciones sin ánimo de lucro tienen que efectuar su posicionamiento frente a la audiovisualización del mundo”, esencialmente porque eliminan los intermediarios con sus grupos de interés y pueden crear un proceso de deliberación (que bien puede ser de propaganda) sobre sus ideas y posiciones empleando la imagen en movimiento como forma de construir sus relatos, una forma que es complementaria y que amplía los textos. Vivimos un mundo transmediático. Cualquiera que sea la opinión que nos merezca la visión de la crisis, el sindicalismo, los empresarios y el mundo del trabajo que aportan los sindicatos en sus vídeos, lo esencial es que han sido capaces de crear un debate y su propia agenda independientemente de lo que dicen las televisiones normales, esas licencias concedidas en un proceso verdaderamente conspirativo contra el público y que otorgan la facultad de decidir qué se ve y qué no se ve. Eso no pasa en la red y ese es el éxito de emplear tu propio vídeo y tu propio blog. Paréntesis: a todos los que estáis en el proceso de vender community managers y gestionar twitteres y facebooks corporativos, anda que no es difícil explicarle esto a una empresa ¿cierto?. Si lo habéis intentado. ¿O será que no entendemos el fundamento verdadero de la comunicación en red?

“Todas las compañías son compañías de medios” es el aforismo de un viejo blogger y que adquiere cada día más sentido: comunica sin intermediarios, crea tu agenda, crea tu debate. Lo siento mucho, eso no se hace con un grupito de Facebook y una cuenta de twitter si se quiere riqueza de contenido y autonomía, hay que crear contenido propio basado en tu propia reflexión, hay que aceptar su difusión, estar dispuesto a aceptar las críticas y a debatir en un plano de igualdad con el público. Eso lo ha hecho la UGT de modo razonable y parece que lo hace muy bien: los contenidos no sólo han creado enorme repercusión en medios convencionales y blogs, sino que ha generado multitud de espacios de vídeo y una réplica de CC.OO (discrepante) en forma de concurso de vídeo. En su página dedicada a la huelga general han creado un repositorio completo de sus creaciones y sus apariciones en sitios terceros. No sólo tienen su espacio sino que, al guardar las intervenciones de sus líderes en las televisiones convencionales, reducen el componente efímero que tiene toda aparición en la televisión lineal contribuyendo a extender su mensaje. Mucho mejor si aceptara comentarios (aunque sí hay debate en YouTube y los periódicos que los han incrustado): cuánto miedo a abrirse… Lo que no excluye, más bien al contrario, moderar.

Pero esto no es nuevo: en su día comentamos el caso de Teresa Forcades y su relato sobre la gripe aviar. La cuestión era muy sencilla y, de nuevo, y a pesar del fiasco de las vacunas y la anunciada plaga, no se trata de juzgar si la argumentación es correcta o se comparte, sino su contribución a crear un debate y ofrecer ángulos distintos: con un vídeo de diez minutos en un plano medio fijo no se puede salir en ningún telediario. Ninguna televisión puede conceder a nadie ese espacio para que argumente y reflexione sin cortapisas: prueben a ver excelsas contribuciones al servicio público como 59 segundos, que viene a ser en el mejor de los casos como comparar Twitter con un blog, y me dicen. Eso sin tener en cuenta la querencia del periodismo televisivo a ceder su espacio siempre a los mismos personajes generalmente más periodistas y compañeros de carrera o medio.

Me permitiré decir que si alguien se siente representado o identificado por estas organizaciones y no ve como extraños marcianos a sindicatos y patronales, es que vive en un mundo distante al universo que está apareciendo en la red. Es mi opinión personal. Pero lo esencial es que seas capaz de crear tu relato y compartirlo para no depender del discurso de los medios. Es válido para un blogger, para una corporación, un partido político, una fundación o un equipo de fútbol: aceptar la versión que los medios dan de uno, aceptar que lo que posicione en buscadores es lo que los medios quieren que salga, no elaborar tus propios relatos sobre tu misión en el mundo y tu relación con tus clientes, consumidores, seguidores o eso que cada vez llamamos más tu comunidad, es sencillamente una pérdida de tiempo, a veces un disparate y casi siempre una oportunidad perdida.

¿Quieren más? Carlos me deja un comentario en un viejo post. Y me deja el enlace a uno de sus vídeos: es un montaje musical y con fragmentos de múltiples noticias de televisión sobre el caso Zelaya en Honduras. De nuevo, no les pido que se fijen en si comparten la tesis del vídeo sino en, si le dedican un rato, a constatar cómo es posible crear un testimonio de reflexión abierto y, dos, hacerlo como remezcla de los contenidos creados por otros. Eso sería parte de una videosfera distribuida. Pasaremos por alto el hecho de que muy probablemente está infringiendo las leyes de propiedad intelectual para darnos cuenta, una vez más, de que la concepción restrictiva de esa mal llamada propiedad no es, al final, otra cosa que un sistema de control que impide la competencia y dificulta la construcción de otras voces.

11 Comentarios »

  • mktfan.com dice:

    UGT y sus vídeos | La Nueva Industria Audiovisual…

    Gonzalo Martín reflexiona la capacidad audiovisual de la Web para la difusión de mensajes y el storytelling de las marcas. Muy recomendable…

  • […] This post was mentioned on Twitter by Gonzalo Martín and Gonzalo Martín, arturocastello. arturocastello said: RT @Gonzalomartin: UGT y sus vídeos, nuevo post http://ow.ly/2Gq1A […]

  • Emili Gené dice:

    Me parece importante esta distinción que haces entre actor y medio. Tampoco yo entiendo hoy día el rol de los sindicatos (una organización desfasada y esquizofrénica) pero me parece de lo más moderno y saludable el canal que han generado, abierto, viral y distribuido. No comparto el contenido ni siquiera parte de su objetivo pero aplaudo el formato.

    • Gonzalo Martín dice:

      Gracias. Es que esa es la clave. Terminar con ese poder santificador y la soberbia de unos “medios” que se autopresentan como salvadores de la democracia, cuando la democracia, mira por donde, empieza a vivir por su cuenta impidiendo el control de las opiniones.

  • Gonzalo Martín dice:

    Viene al pelo la entrevista que publica hoy El País a Jeff Jarvis:

    La gente de los medios vemos Internet como si fuera un medio; esperamos que actúe como un medio: producido, editado, pulido, limpio, controlado. Pero Internet no es un medio; es un sitio. Internet es sociedad, un espacio donde nos conectamos con los demás; con información, con acciones, con transacciones. Hay gente buena, gente mala, gente inteligente, gente estúpida. Internet es vida, la vida es desordenada, y así es Internet, desordenado. Y eso es lo que gente como Dery no puede entender ni soportar. Ven una página como si fuera la de una revista, y no lo es; no tiene nada que ver. Es también el problema de los grupos de comunicación: siguen creyendo que Internet debería operar como su industria. No. El control de Internet lo tiene la gente, es de la gente. Ahí somos invitados, y si no añadimos valor, sobramos

    Es decir (o lo que deben aprender marcas, ciudadanos de a pie, partidos, instituciones, fundaciones, colegios y asociaciones): el intermediario no aporta valor, pero si no se añade valor se sobra. Eso es lo que ha hecho UGT, aportar valor, sea cual sea su “valoración”, obligando a CC.OO a dar su versión por el mismo medio mientras que, por el contrario, patronal y gobierno, partidos, están fuera comentando sin dar su visión visual.

    Después podemos discutir si el video trivializa los mensajes frente a la elaboración sosegada de la lectura. Caso segundo que sólo se cumpliría si no existiera la tendencia predominante a posts cortos, masticados y repetitivos que se leen escaneando y no meditando.

    En otro orden de cosas: los preocupados por el porno a las cuatro de la tarde en la televisión generalista, ya saben por qué tienen que cambiar de preocupación.

  • Diego dice:

    Preguntaba por tu opinión, porque a mí me parecen estos vídeos una forma pésima de dispararse al pie. Aunque (obviamente) no esté de acuerdo con el mensaje, tanto la producción como el mismo mensaje, me chirrían. Y me sorprende que haya visto la luz, sin que en ninguna de las fases de composición del mismo nadie haya aportado o un poco de cordura (o sí, y pagaría por ver la idea original).

    Y tras leerte, estoy por creer que esa “videosfera distribuida” está más presente en tu interpretación que en sus intenciones originales.

    No sé… me suena todo esto a outsiders echándose unas risas y viéndose desbordados por la repercusión, que a una estrategia planificada. Pero aquí estamos, hablando de ellos 🙂

    • Gonzalo Martín dice:

      Efectivamente: ellos ni por asomo son conscientes de participar en un universo distribuido. Pero el caso es que ocurre aunque no quieran. Que el mensaje sea pegarse un tiro en el pie… pues bienvenidos al siglo XXI: lo que debiéramos esperar, es la argumentación contraria de todos los privilegios sindicales por parte de otros actores… ¡sin que “los medios” sean necesarios! En fin, vuelvo al principio, no son conscientes, pero participan de su propio proceso de destrucción al recurrir a los medios de su destrucción. Qué frase. Tómenlo por el lado literario.

  • […] de ver cómo el vídeo distribuido por internet ha tenido un papel mediático más que relevante en una huelga general, si esos vídeos y su conversación repartida en cientos de medios y blogs no son parte de la […]

  • […] eso, a la espera de la segunda entrega promocional de la huelga, la lectura de UGT y sus vídeos ha sido, además de instructiva y enriquecedora, un regalo para la inteligencia: reflexión […]

  • […] 10 días hubo una huelga ¿general?. El  contraste entre UGT y sus vídeos y el ataque de Anonymous, es como intentar modernizar el siglo XIX cuando estamos en el XXI.  Como […]

  • […] alternativas y crear los debates que consideras que se deben plantear. Es lo mismo que sucedió con el caso de los vídeos de la UGT y el de Teresa Forcades: la complejidad de tu mensaje no encaja con la forma de contar de los […]