Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » La Sociedad Red y el Audiovisual

Neutralidad en la red aquí y allá

Escrito por el 1 diciembre, 2010 – 7:185 Comentarios
Neutralidad en la red aquí y allá

Un nuevo manifiesto aparece para señalar con el dedo la cuestión de la red neutral. El problema es internacional y, en el fondo, se reduce a una sola cosa: quien tiene el enchufe en su mano pretende hacer de su poder el policía de entrada en la red. Dicho en otros términos, si la arquitectura de lo que llamamos la red tiene un caracter distribuido y, por tanto, crea los efectos que conocemos de desintermediación (poniendo en pie de igualdad al grande y al pequeño, evitando filtros de contenidos, evitando que alguien decida qué puedes compartir y qué no, erosión de rentas producto de situaciones monopolísticas, etc.), lo fácil para los perjudicados es, precisamente, dejar de luchar contra las consecuencias y regresar a las características del modo analógico: las barreras de entrada por la vía de los costes y una regulación que obliga a buscar la sanción de un tercero por el mero hecho de intentar competir. Véase lo que sucede con la televisión.

Así, desde que Comcast adquirió NBC y está culminando su fusión, los miedos a que, efectivamente, se usara para lo que se tenía que usar, la terrible combinación de controlar el enchufe y los contenidos que circulan por ella, se están confirmando. La campaña Save the Internet en Estados Unidos está pidiendo soporte para que la FCC ponga límites a estas opciones. El texto dice:

Dear FCC Chairman Genachowski,

We need you to stand up to Comcast and support the American people by:

–Passing strong Net Neutrality rules on all networks
–Restoring the FCC’s authority to regulate broadband
–Investigating Comcast’s anti-competitive behavior
–Stopping the Comcast-NBCU merger

Please do whatever it takes to protect Internet users and the open Internet.

A los peticionarios se les informa de:

Comcast has demonstrated time and again that it can’t be trusted and will do anything and everything to undercut its competition, abuse its power, and evade accountability.

The latest news that the company is threatening to cut off its subscribers from Netflix and keep them from buying their own cable modems should be the last straw.

Sign this letter to tell the FCC chairman we can’t wait any longer for him to take action. Free Press will deliver your letter to the chairman before the FCC’s anticipated vote on Internet rules in December.

Algunas personas llaman la atención acerca de que, en condiciones de competencia, regular la red es innecesario. Por ejemplo, se establecen comparativas con los supermercados para mostrar el sinsentido de la propuesta. Quien me siga, será consciente de mi preferencia por crear condiciones para que cualquiera pueda ganarse la vida (es decir, que el acceso al mercado no se impida y no se juegue con las cartas marcadas, que es lo que es el negocio audiovisual en general). En mi opinión, la diferencia reside no en que no pueda o deba ser así, es que no se dan las condiciones y, de cumplirse los planes previstos, todo resultará en mayores reducciones de competencia de las que ya hay: no es comparable la variedad de establecimientos de distribución de alimentación a pesar del poder de las grandes superficies con el problema de las telecomunicaciones y sólo hay que mirar las cuotas de mercado del operador dominante y el número real de jugadores. O la comparación que sería correcta: nadie me impide coger un automovil, en propiedad o alquilado y entrar en una carretera y en las que los límites de velocidad son para todos igual. Aquí lo que se pretende es decidir quien entra en la carretera y quien no y los límites (o supuestos límites) de las redes en movilidad son una excusa que suena muy bien.

Toda esta introducción para decir que me parece muy bien el contenido del nuevo manifiesto (estas palabras siempre me producen pudor) y que lo publico con la sana intención de sumar un enlace más: era el mismo Jesús Encinar, uno de los primeros publicadores, quien advertía pocos días antes sobre la cuestión de fondo: “La economía española está llena de oligopolios que frenan la iniciativa emprendedora y machacan cualquier intento de innovación” sumado a “Asustan a los políticos diciendoles que si las cosas cambian tendrán que despedir gente”. De esto va la cuestión en mi parecer.

Los ciudadanos y las empresas usuarias de Internet adheridas a este texto manifestamos:

  1. Que Internet es una Red Neutral por diseño, desde su creación hasta su actual implementación, en la que la información fluye de manera libre, sin discriminación alguna en función de origen, destino, protocolo o contenido.
  2. Que las empresas, emprendedores y usuarios de Internet han podido crear servicios y productos en esa Red Neutral sin necesidad de autorizaciones ni acuerdos previos, dando lugar a una barrera de entrada prácticamente inexistente que ha permitido la explosión creativa, de innovación y de servicios que define el estado de la red actual.
  3. Que todos los usuarios, emprendedores y empresas de Internet han podido definir y ofrecer sus servicios en condiciones de igualdad llevando el concepto de la libre competencia hasta extremos nunca antes conocidos.
  4. Que Internet es el vehículo de libre expresión, libre información y desarrollo social más importante con el que cuentan ciudadanos y empresas. Su naturaleza no debe ser puesta en riesgo bajo ningún concepto.
  5. Que para posibilitar esa Red Neutral las operadoras deben transportar paquetes de datos de manera neutral sin erigirse en “aduaneros” del tráfico y sin favorecer o perjudicar a unos contenidos por encima de otros.
  6. Que la gestión del tráfico en situaciones puntuales y excepcionales de saturación de las redes debe acometerse de forma transparente, de acuerdo a criterios homogéneos de interés público y no discriminatorios ni comerciales.
  7. Que dicha restricción excepcional del tráfico por parte de las operadoras no puede convertirse en una alternativa sostenida a la inversión en redes.
  8. Que dicha Red Neutral se ve amenazada por operadoras interesadas en llegar a acuerdos comerciales por los que se privilegie o degrade el contenido según su relación comercial con la operadora.
  9. Que algunos operadores del mercado quieren “redefinir” la Red Neutral para manejarla de acuerdo con sus intereses, y esa pretensión debe ser evitada; la definición de las reglas fundamentales del funcionamiento de Internet debe basarse en el interés de quienes la usan, no de quienes la proveen.
  10. Que la respuesta ante esta amenaza para la red no puede ser la inacción: no hacer nada equivale a permitir que intereses privados puedan de facto llevar a cabo prácticas que afectan a las libertades fundamentales de los ciudadanos y la capacidad de las empresas para competir en igualdad de condiciones.
  11. Que es preciso y urgente instar al Gobierno a proteger de manera clara e inequívoca la Red Neutral, con el fin de proteger el valor de Internet de cara al desarrollo de una economía más productiva, moderna, eficiente y libre de injerencias e intromisiones indebidas. Para ello es preciso que cualquier moción que se apruebe vincule de manera indisoluble la definición de Red Neutral en el contenido de la futura ley que se promueve, y no condicione su aplicación a cuestiones que poco tienen que ver con ésta.

La Red Neutral es un concepto claro y definido en el ámbito académico, donde no suscita debate: los ciudadanos y las empresas tienen derecho a que el tráfico de datos recibido o generado no sea manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquier otra consideración ajena a la de su propia voluntad. Ese tráfico se tratará como una comunicación privada y exclusivamente bajo mandato judicial podrá ser espiado, trazado, archivado o analizado en su contenido, como correspondencia privada que es en realidad.

Europa, y España en particular, se encuentran en medio de una crisis económica tan importante que obligará al cambio radical de su modelo productivo, y a un mejor aprovechamiento de la creatividad de sus ciudadanos. La Red Neutral es crucial a la hora de preservar un ecosistema que favorezca la competencia e innovación para la creación de los innumerables productos y servicios que quedan por inventar y descubrir. La capacidad de trabajar en red, de manera colaborativa, y en mercados conectados, afectará a todos los sectores y todas las empresas de nuestro país, lo que convierte a Internet en un factor clave actual y futuro en nuestro desarrollo económico y social, determinando en gran medida el nivel de competitividad del país. De ahí nuestra profunda preocupación por la preservación de la Red Neutral. Por eso instamos con urgencia al Gobierno español a ser proactivo en el contexto europeo y a legislar de manera clara e inequívoca en ese sentido.

5 Comentarios »