Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 Noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Otros

Un futuro de la televisión e internet

Escrito por el 10 Junio, 2011 – 4:162 Comentarios
Un futuro de la <i>televisión</i> e internet

Los incansables Benito Castro, José Luis Antúnez y Luis Rull (para quienes no lo sepan son los fundadores y gestores de Eventoblog, la fiesta más interesante de eso que, algo aburridamente, seguimos llamando dospuntocero) me invitaron ayer a dar un paseo por el futuro, la televisión e internet en su nuevo formato EBE Ciudades que ayer se inició en Madrid. Lo pasamos estupendamente con Salvador Pérez Crespo, Antonio Toca, José Cabrera y Antonino Albarrán, quienes dieron unas charlas estupendas y donde tengo la sensación de que todo quedó muy complementario, aspiración de la organización.

Creo que hubo un punto en común entre todos nosotros a la hora de manifestar nuestra precaución sobre las predicciones. Planteé la cuestión como la respuesta hacia ciertos paradigmas o escenarios sobre el futuro tanto desde una mirada funcional (cómo veremos la televisión o, mucho mejor dicho, el vídeo) así como una mirada social (es decir, si se produce la ansiada capacidad de que cualquiera pueda emitir).

El formato elegido y la amplitud de la cuestión seguramente impidió profundizar en un aspecto que llegaba desde las preguntas del auditorio y quienes seguían el acto a través de la red: algunas personas reprochaban que consideráramos la televisión como futuro y no como pasado. Pienso que estamos sometidos a las palabras: la televisión en nuestro imaginario es la suma de un dispositivo con una forma de consumo, la de la televisión lineal. La visión tradicional de la parrilla y la no involucración del espectador en el proceso son lo que todo el mundo llama pasado. Yo, por eso mismo, lo denominé en las conclusiones como mutante, una expresión que siempre han empleado los señores de ADNStream y que es perfecta para describir lo que pasa.

Porque lo que pasa tiene muchos ángulos. Si se mira desde el lado del negocio tradicional, lo que sucede es que todos los jugadores actuales se están adaptando al consumo personalizado: donde quiera y como se quiera. Sucede que lo que la gente comparte o ve en esos procesos de personalización son, mayoritariamente, los contenidos producidos por esas empresas que llamamos la televisión y a las que acusamos de tantas cosas. Simultáneamente, hay un mundo de jugadores nuevos y de opciones para que quien quiere remitir a la sociedad su mensaje en vídeo lo haga, muchas veces con consecuencias para todos. A veces se ve el vídeo online como la descomposición de los grandes medios a la usanza de los periódicos, pero con sus dificultades económicas son marcas de enorme resistencia y con muchos recursos para el mundo que viene. ¿Quiénes y cómo quedarán? ¿A cuánto tiempo?. Quien sabe.

Pero lo cierto es que en un horizonte corto (tres, cuatro, cinco años, seguramente más), lo que llamamos televisión es un espacio que es industria del entretenimiento y estructuras de poder estatal con una fortísima inercia para ocupar un espacio de referencia en la sociedad. La presentación que hice creo que es, como me parece que me encargaron, bastante autoexplicativa. Las observaciones y discusiones son, como siempre, bienvenidas: como insistía constantemente José Cabrera, el mundo es demasiado complejo para que una persona tenga todas las respuestas, eso sólo puede salir de la adición de soluciones que aporta el trabajo en red.

 


2 Comentarios »