Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Por qué, a partir de un punto, no intercambio más twitts

Por qué, a partir de un punto, no intercambio más twitts

Si has llegado aquí, lo más probable es que te haya enlazado esta página tras un par de intercambios de twitts. Si tienes paciencia, comprenderás su función.

Dice Douglas Ruskfoff en Program or be Programmed:

El pensamiento fundado que se requiere en estos momentos es la clase de reflexión real que se produce dentro del cerebro humano pensando a solas o relacionándose con otros en grupos pequeños y autoelegidos, por muy elitista que pueda sonarle esto al mundo techie. Libertad – también en la era digital – significa la libertad de elegir cómo y con quien haces tu reflexión, y no todo tiene que ponerse a la vista de todo el mundo con la señal de “comentarios abiertos” o “sin copyright”. De hecho, es la incapacidad de establecer estas fronteras y diferencias – o la incorrección política de sugerir la posibilidad – la que nos arrincona y nos impide la discusión abierta, continuada y con significado.

En otras palabras: que una discusión fructífera debe poder elegirse en sus formas y en sus quienes porque, de no hacerlo, se termina en algo sin sentido. Si, siguiendo a Rushkoff en la misma obra, asumimos que la tecnología tiene, aún siendo neutral y siendo cierto que es el uso que le damos lo que le confiere valores positivos o negativos, sesgos que condicionan sus usos, entenderemos que por muy entretenido que es twitter introduce un sesgo muy claro: es imposible avanzar en una reflexión y debatir con detalle a base de mensajes de ciento cuarenta caracteres, por muy bello que sea un haiku suelto o un aforismo bien armado.

Así pues, si te he mandado este enlace, te pido con toda amabilidad que comprendas que no voy a seguir discutiendo por ese medio cuando aquí mismo tengo un blog con el texto y los enlaces que he referenciado y donde no hay límite para tus opiniones y comentarios. A más a más, si tienes tu blog podrás extenderte y ampliar tu pensamiento sin depender de mi al tiempo que intercambias (o intercambiamos) reflexiones en ese proceso que consiste en elegir con quien se debate para obtener sentido.

Quedas, pues, cordialmente invitado a hacer uso de mi página de comentarios para terminar de organizar los pensamientos que el fogonazo de twitter ha provocado llevando a que nos conozcamos o, si ya somos habituales, nos conozcamos más. Y, como dice la cita, no te lo tomes a mal, forma parte de una libertad necesaria. También para ti.

 

P.D.: Una advertencia, este blog no se puede menear.