Pepe Cerezo me avisa de que Google+ incorpora el vídeo en directo a sus hangouts. Y recuerda que en un comentario en su página ya lo hablábamos. Era inevitable: tiene una lógica aplastante y, aunque ha habido varios intentos algo infructuosos de crear videochat con cierta capacidad realización y concebirlos como party o performance (recordemos el caso de Operator11 y su imitación extinta en Yahoo Live), hay que intentarlo de nuevo: llegar demasiado pronto a un mercado es una de las cosas más recurrentes en los negocios tecnológicos, me parece a mi. Pero, tras ello, todo el potencial del chat vinculado a los contenidos profesionales a los que Google se está dedicando con fruición. Google, Netlix, Hulu… las nuevas networks peleando por los mismos consumos de siempre entrando por el cable del teléfono y subvirtiendo el orden establecido. En fin, me marco una de gurú de cuarto de estar, en el primer trasteo del G+ ya le vi la gracia. Ahora, Giga Om le hace la cojopregunta al director de producto de YouTube Live y éste le dice que trabajan en ello: ¿te avisará el sistema cuando un amigo entre a ver un partido de fútbol en directo? Venga, apuesten. Siempre digo que el nuevo paradigma no es sólo donde quiera, cuando quiera, con el dispositivo que quiera, sino que hay que añadirle el con quien quiera.