Leo gracias a En los Tanspondedores que Dhalia TV cierra en Italia. No había congreso, simposio, jornada o sarao sobre la TDT en los años previos al apagón que no contaran con un representante de Dhalia TV. Uno, que es así, preguntaba a sus amigos enterados entre cuchicheos de qué iba aquello: era incapaz de comprender cómo iban a hacer un negocio de aquella propuesta. Y mis sabios amigos ya decían que era humo. La Dhalia española nunca llegó a nada y se despidió hace un añito. Y mira que prometían.