Suscríbete: ENTRADAS | POR E-MAIL | COMENTARIOS | ¿TWITTER?

Posts tagged ·

Facebook

·...

¿Cambiarán los hashtags de Facebook la televisión “social”?

Comentarios desactivados en ¿Cambiarán los hashtags de Facebook la televisión “social”?

Ya en la tercera línea del post en que Facebook explica la introducción de etiquetas (hashtags) para ordenar conversaciones en la red más ubicua, aparece la palabra televisión. Basta con contemplar la televisión convencional cada noche para observar que se ha convertido en un elemento central en la mal llamada televisión social (haciendo un reduccionismo algo extremo pero no descabellado,  sería más correcto llamarlo televisión con twitter). Para Enrique Dans es un movimiento defensivo. Sin duda. Una pregunta que se abre es cuán trascendente es ésta cuestión defensiva por una pura cuestión de números: son muchos más los usuarios de Facebook que los de Twitter. Que la misma etiqueta sirva para seguir conversaciones en ambos mundos, parece indicar que veremos algo de enorme potencial en el juego de la televisión mainstream: más opciones, más datos, más alcance y probablemente mejores posibilidades de combinar estrategias de contenido – en Facebook – para los operadores televisivos. P.D.: al hilo del asunto de la televisión social, y para quién le interese, he subido las slides de una charla que dí sobre el tema compartiendo mesa con Jordi Guix hace pocos días en unas jornadas de la Fundación Audiovisual de Andalucía.

Comentarios desactivados en ¿Cambiarán los hashtags de Facebook la televisión “social”?

Reintermediadores y autonomía de contenidos

7 comments

Antonio Ortiz vuelve a exponer los riesgos para los productores de contenidos que tiene una plataforma como Facebook. Lo titula: Señores de los contenidos: Facebook no es un socio fiable. La pregunta es: ¿es un socio? O, como el escorpión, ¿es su carácter?. El problema no le sucede(rá) únicamente a quien se alíe con Facebook (tenemos también el caso del Apple Store entre los más llamativos), sino a cualquier proyecto de creación de audiencias que tenga que depender de los términos de servicio de otro. Cuando hablamos de desintermediación de lo que hablamos es de aprovechar las posibilidades de la tecnología para ganar autonomía y poder crear un camino propio, que es justo lo que han descubierto algunos integrantes del movimiento (o los movimientos) asociados al 15-M. Ir a Facebook (por ejemplo) para ganar audiencia a corto plazo se convierte o casi seguro se puede convertir en volver al mismo escenario del pasado: tener que pedir permiso para emitir y divulgar, el cuello de botella que ha generado todas las limitaciones que conocemos de la era industrial para relatar y divulgar las visiones de cada autor o comunidad. Tu dominio y tu servidor son tu autonomía, aunque sea más complejo, costoso y lento. Es mentira que en la red se censure, como escandaliza a todos aquellos que han bramado contra twitter: se deja censurar aquél que cede su identidad digital y renuncia a un espacio propio. Por ejemplo, yo no puedo mirar más que con recelo el futuro de un Spotify como negocio autónomo si sus usuarios son de Facebook y tiene que aceptar las condiciones de los propietarios de derechos para poder disponer de precio y catálogo: estás tomado por dos frentes, el exceso de propiedad intelectual y el control de lo que pueden ver y hacer los usuarios. Esto último, es justo lo que le ha pasado a The Guardian.

Hulu en Facebook… rememorando a Joost

Comentarios desactivados en Hulu en Facebook… rememorando a Joost

[ACTUALIZACIÓN: Un pequeño accidente con mi teléfono móvil provocó que borrara el texto original. El post está reescrito enteramente nuevo] Hace pocas fechas Hulu anuncia como hito – the first-of-its-kind – una aplicación que permite estar viendo un programa, emocionarse con el contenido y automáticamente enviarlo a Facebook y permitir que los amigos comenten y hagan sus chascarrillos. Sin duda, el traslado de la charleta de lo que hace la televisión a las redes en tiempo real es un transformador del consumo, no digamos en la promoción del contenido y una gran esperanza para conducir al espectador allá donde el contenido se monetiza mejor. Pero no hay nada nuevo bajo el sol: el malogrado Joost ya realizó una aplicación interactiva con Coca-Cola que permitía seleccionar hasta varios segundos antes lo que estabas viendo y remitir automáticamente un mail con el clip a tus amigos y generar una conversación. Ya había Twitter, pero Facebook no era relevante. Dos sensaciones: una, que las novedades no siempre llegan en su verdadero momento y dos) que quizá merece la pena repasar el conjunto del espacio que Joost definió en su día para la televisión social, era muy atractivo y resulta, al menos de memoria, tremendamente contemporáneo.

Comentarios desactivados en Hulu en Facebook… rememorando a Joost

El CEO de Netflix, en el consejo de Facebook

Comentarios desactivados en El CEO de Netflix, en el consejo de Facebook

Sigo poniéndome al día de enlaces jugosos: Reed Hastings, fundador y CEO de Netflix, ha aceptado formar parte del consejo de administración de Facebook. Es altamente interesante acerca de las intenciones de ambas partes, pero mucho más cuando se tiene en cuenta que Hastings es, también, miembro del consejo de Microsoft quien, a su vez, tiene muchos intereses en Facebook como todo el mundo sabe. No sé si tantos que saludan a Netflix como ese amigo dentro de la comunidad internauta (sin ver todo el cuadro) serán igual de felices viendo el tipo de coordenadas que se forjan a través de las redes sociales reales…

Comentarios desactivados en El CEO de Netflix, en el consejo de Facebook

Gratuidad y datos

Comentarios desactivados en Gratuidad y datos

En algún tren que coincidíamos, o puede que al comienzo de alguna charla, Carlos Barrabés contaba que cuando marchaba fuera de España lo que le preguntaban inversores de todo pelaje era “cuántos datos tienes” y “cómo los usas”. Los datos, ese petróleo para predecir conductas y asignar publicidad o generar ventas. Los datos, esa pesadilla de la intimidad: muchos están preocupados por su foto en bikini pero, como recuerda Paloma Llaneza, Facebook sabe si eres gay aunque no hayas salido – aún – del armario sin siquiera mostrar tu foto vergonzante y eso es mucho más inquietante, me parece a mi. Barabási tiene nuevo libro y cuenta cosas interesantes sobre cómo se esparcen, lo recomiendo. La industria cultural suele mostrar un discurso obsesionado con la – falsa – idea del todo gratis: los servicios gratuitos se pagan con los datos de nuestra conducta y con el trazado de nuestro perfil para poder venderlo a terceros. Y aquí tienen su doble estrategia: pueden, como la televisión, generar y vender datos con los perfiles de los espectadores, o pueden educar al público en que regalarlos no es una buena cosa para sus vidas privadas y crear un interés en pagar los por otro lado bastante módicos precios de un alquiler prometiendo un trato limpio. ¿Será ésta una tendencia emergente? De momento Fast Company habla hoy de una startup en Singapur – MyCube – que se diseña para que los usuarios vendan el acceso a sus páginas y no comparte datos con terceros. El título es inquietante: ¿debe pagarte Facebook?.

Comentarios desactivados en Gratuidad y datos

Facebook Live con Obama

1 comment

No había prestado mucha atención a la relación de Facebook con Livestream y su proyecto de entrevistas en directo que da un gran salto con la presencia del presidente de los Estados Unidos. ¿Camino del mismo modelo de YouTube y sus entrevistas a líderes mundiales? En fin, tiene de interesante que sea una nueva confirmación de la evolución de las grandes plataformas hacia la oferta de contenido original en una clara competencia que se acentuará con los medios tradicionales: al fin y al cabo, todos quieren su parte del pastel publicitario. Sé que aquí mismo lo he calificado de desintermediación pues, de hecho, lo es al no requerir de licencias para transmitir. Pero seguramente el proceso real es un proceso más de substitución y de competencia de nuevos entrantes con características técnicas diferentes pero que, en realidad, tienen más de nuevos intermediarios que de facilitadores de desintermediación. YouTube empieza a permitir transmitir directo para usuarios escogidos, no es nada descabellado que Facebook termine haciéndolo con algo más que un plugin de terceros. La no desintermediación real hace que estemos sometidos a los caprichos editoriales de estas plataformas como lo estábamos en los medios tradicionales: Facebook aspira a ser el centro de la red y a que las empresas (y los particulares, vaya) dejen sus propias páginas y dejen su identidad digital en sus manos. No me parece una buena política a seguir. De hecho, hágase el streaming usted mismo y no lo deje al albur de políticas de otros.

Competencia, conocimiento abierto: Facebook vs Google

4 comments

Si no lo han hecho ya, tómense la molestia de leer el ensayo de mi amigo José Alcántara, bien conocido en la red como Versvs, sobre la neutralidad de la red (en dominio público y descarga gratuita). Hay un capítulo con una temática muy poco comentada a este respecto, y es el de la velocidad de respuesta de las consultas a Google: “al rebajar ese tiempo al máximo lo que sí consiguen es expulsar de la carrera por «ofrecer resultados rápidos» a cualquier otro competidor”. Eso se consigue con la potencia de sus datacenters. Recientemente, Facebook ha liberado el diseño de sus datacenters, cualquiera podrá replicarlos. Business Insider lo analiza con perspicacia: en pocas palabras, si estoy en desventaja en número y fuerza de datacenters con respecto a Google y eso requiere una inversión enorme, hagamos el mejor diseño, liberémoslo y contribuyamos a comoditizar lo que ahora Google tiene secreto y que es parte de su ventaja competitiva. Es decir, liberar el conocimiento incrementa la competencia, baja los precios y “eso ayuda a todo el mundo, excepto a la compañía que tiene una enorme ventaja competitiva de mantener secreto el diseño de su datacenter”. En cristiano: se reduce la capacidad de crear monopolios, se disipan rentas y se aumenta las opciones de hacer negocios de todo el mundo. Justo lo que se viene comprobando que impide la formulación de la propiedad intelectual hoy día. Facebook, claro, no es tan bueno (y eso a pesar del alma hacker de Zuckerberg), es que si tienes que competir y no tienes capacidad (¿todavía?) de obtener rentas de monopolio te conviertes en el mayor defensor de la competencia.

Tras Netflix, Hulu también se estructura hacia el contenido original

3 comments

Saltan las noticias por todas partes. Hulu estaría trabajando en dos nuevas unidades, una encargada de branded content y otra destinada a generar producción original para su site. Tras el paso dado por Netflix, la confirmación de estos movimientos suponen un cambio radical del mercado audiovisual al estar por primera vez ante dos operadores capaces de competir con contenido original contra los operadores tradicionales desde el mundo online. Y lo hacen todavía sin haberse iniciado la era del televisor conectado. Merece decirse que en la noticia original se comenta una inminente integración con Facebook. En el movimiento de Hulu se tiene mucho en cuenta la posibilidad de tratarse de una medida defensiva ante la posible salida de uno de los socios originales. En este blog hemos sostenido tradicionalmente que Hulu no pasa del estado de experimento para sus grandes socios. Pero ya tiene marca, una audiencia y excelentes resultados publicitarios. El resultado final, ya es otra cosa.

¿Puede competirse localmente con Apple, Netflix, Amazon… y las majors?

1 comment

Este es un minipost vehemente, ruego me critiquen: aquí quiere alquilar o hacer streaming de películas hasta el tato. Se desató la veda. Las campañitas de relaciones públicas diciendo que vas a ser “el netflix español” ocultan la realidad de que el negocio de los grandes títulos, esas grandes series y películas que la gente encuentra en Seriesyonquis y Megaupload, están en manos de unas compañías – las grandes productoras y distribuidoras de EE.UU. – que van a crear sus propias estrategias de distribución digital sirviendo ellas mismas el contenido y tomando el dinero de aquí y de allá en un sutil aunque imposible juego de rentabilizar ventanas nuevas sin fastidiar las antiguas hasta que se fastidien solas. Se oculta que el volumen y poder de negociación de un Amazon, un Apple, un Netflix (que no sólo está en Canadá, sino que hay quien dice que tiene una estrategia latinoamericana) no es alcanzable seguramente ni para El Corte Inglés, que también le echa ojos a estas cosas. Añadan en la ecuación ventanas abiertas a través de Facebook y cosas parecidas: avisa Juan Carlos Tous de que Netflix va para allá. Verán que no menciono Hulu, ese experimento. Y que conviene separar en la reflexión el contenido premium del resto. No hay una vorágine por descargar películas malayas.

Facebook se postula como “rehacedor” del negocio audiovisual

4 comments

En una entrevista frente al público en la Web 2.0 conference, Mark Zuckerberg vino a decir de una manera más reflexiva que declarativa (véase el vídeo para dar con el tono) que en los próximos cinco años el negocio de los contenidos (música, series y películas, para entendernos) será reformulado y rehecho de la misma forma que los juegos lo han sido en su plataforma. Insistiendo los entrevistadores en el asunto, la reflexión en voz alta se convierte en la seguridad de que ocurrirá y que ellos cobrarán su parte como hace se hace con iTunes. Zuckerbeg insiste en que es el factor social el que transforma los negocios, casi por encima de los contenidos y que es por esa transformación radical por la que estos “verticales” serán completamente repensados. Lo serán pase lo que pase piensa uno y, sí, el factor “público conectado” es vital. Al menos las majors no paran de comprar compañías de juegos sociales. Unos piensan que Facebook le da control a los usuarios y que esa es la novedad. Yo pienso que Facebook no da control al usuario, lo que crea es un mecanismo de feedback automático de gustos y preferencias que condiciona para bien o para mal a los ofertantes, porque el auténtico control está en manos de quien intermedia: el libro de caras.  Esto es mejor escenario para eso que llamamos industria, pero no deja de ser un intermediario quizá con demasiado poder para el gusto tradicional de quien posee el gran contenido. Todo esto ocurre mientras Warner experimenta alquilando películas en Facebook y vendiendo películas como aplicaciones de iPad.