Suscríbete: ENTRADAS | POR E-MAIL | COMENTARIOS | ¿TWITTER?

Posts tagged ·

Javier Regueira

·...

“Iberia presenta”

Comentarios desactivados en “Iberia presenta”

Me decía anoche Roger Casas – en un receso mientras hablábamos de un pasado que suena lejano pero que es recientísimo – que la diferencia real entre antes y ahora, entre el momento de empezar con El Cañonazo y hoy, es que cuando visitas a un cliente ya nada suena raro. Raro era decirle a empresas y marcas que te pagara vídeos, que contara historias y se dejara de obsesiones propagandísticas y el vocerío tradicional de la comunicación de masas. El sesgo es interesante cuando me confirma que la marca envuelta en Recuerdos que Laten – Iberia – no desea estridencias y quiere que el contenido fluya de la mano del público. Javier Regueira es el mayor insistidor entre la blogosfera de la comunicación de marca sobre la necesidad de «la convergencia entre las industrias de la publicidad y del entretenimiento». Me gusta citarle porque pone en evidencia cada día cómo para la atribulada industria de contenidos la reconversión pasa por arrebatarle la financiación a las estructuras clásicas de la interrupción y olvidarse de la persecución de usuarios. Iberia se está marcando una serie documental en plan Callejeros o cualquiera de esos programas testimonio sobre personas y viajes provocando instantes de emoción para compartir con la gente. Banco Sabadell hace poco recuperó el placer de las entrevistas interesantes. Vaya: ni la cultura se muere, ni el entretenimiento desaparece. Al ver las cada día más frecuentes realidades de la cuestión, uno piensa que lo mejor para todos es acelerar la muerte del viejo sistema suprimiendo a más velocidad su colección de privilegios. Hay quien necesita comunicar y pondrá su dinero, un dinero ahora cautivo en sistemas que luchan por conservar su nirvana. Y las teles de casa siguen más o menos desconectadas.

Comentarios desactivados en “Iberia presenta”

Lecturas interrumpidas (iii)

Comentarios desactivados en Lecturas interrumpidas (iii)

Más cosas que quedaron abiertas en el navegador sin reflexión inmediata. Para quienes llevamos años pretendiendo, aspirando o deseando que el mercado fuera otro y el maná publicitario dejara de centrarse en la interrupción y el granel televisivo (alguna reflexión sobre esto y el dos-punto-cero hice para Evoca), el GRP es la hidra de las siete cabezas. A lo mejor es un signo de los tiempos el que Adrián Segovia se lanzara al cuello. Observen la rotundidad demoledora que produce el hastío: «El GRP es mentira. El GRP convierte la bazofia en masiva, las bajezas en grandezas y pervierte las cuentas de resultados (aunque aún no lo sepan). El GRP ha matado el solito a miles de excelentes contenidos. Ha creado EREs y decapitado directivos, ensalzado a otros y deteriorado, al fin y al cabo, las buenas historias». Si hay que leerlo entero: «¿Qué más da el contenido, si hay GRPs?». Hace tiempo que Adrián también nos dijo que el KPI de una empresa de contenidos, es el contenido. Lo que nos lleva a recordar La Noria, y su fin anunciado para hoy aunque no le cambien el nombre. Creando un círculo perfecto, Eduardo Madinabeitia analizaba la brillante campaña dedicada a Gila de Campofrío, uno de los protagonistas del boicot a Telecinco. Decía Eduardo que «no va a ser una campaña que se emita muchas veces; no va a acumular GRPs. No los necesita. Todo el que la vea una vez la va a recordar». Curiosamente, Jaime Lobera, de Campofrío, reflexiona con hasta veinte responsables de publicidad de grandes marcas en un vídeo que reproduce Javier Regueira y que, más o menos, da por terminado el modelo publicitario vigente: «nos olvidaremos de esta obsesión por la cobertura». ¿Para qué? Para los nichos, la interacción, etc. Pero todo esto, los geeks ya lo decían hace más de un lustro en medio, perdón por el dramatismo, de la ignorancia y el desdén.

Comentarios desactivados en Lecturas interrumpidas (iii)