Acabo de pasar un buen rato charlando con Mercedes porque coincideremos como ponentes en unas conferencias. A lo tonto, ha acuñado un concepto que creo que debemos extender: “transmedia de sentido común”. La expresión se origina por mencionar a esas personas que arrancan un proyecto, no han oído hablar de la palabra y resulta que su estructura y narración lo son. Es decir: se ha hecho por sentido común. El palabro transmedia sigue en vía ascendente como hype y, creo yo, que por el hecho de poner nombre a lo que la convergencia de medios e historias está provocando en las formas de narrar – de lo que sea – se tiende a sumar tecnologías y no a asumir que es la forma natural en la que crecen los contenidos hoy en cuanto no piensas que te tienes que adscribir a una tendencia. No acaba de nacer (para la publicidad, prácticamente nada a nivel local) y ya tenemos que olvidarnos del término. Decía Seth Godin el otro día que cuando la innovación deja de serlo, se ha matado la curiosidad, empieza el verdadero trabajo. Pues eso.