Suscríbete: ENTRADAS | POR E-MAIL | COMENTARIOS | ¿TWITTER?

Posts tagged ·

modelos de negocio

·...

Porque tú no te dedicas a esto

14 comments

Escucho cada vez con más frecuencia este argumento exhibido ante la idea de lo que, por resumir, llamaríamos cultura libre o, en general, a la difusión de copias (inevitable) sin el consentimiento del autor, no hablemos de un precio, etc. etc. Lo suelen decir personas, además, poco sospechosas de ser simpatizantes de las prácticas abusivas de determinadas entidades de derechos o multinacionales en modo malvado-on. Lo que se quiere decir es que si tu tuvieras que ganarte la vida con esto (cultura, música, películas, libros, etc.) no argumentarías de la misma manera. Opino que es un argumento tramposo: a) porque ganarse la vida de una forma es una opción personal, no algo que los demás debamos resolver b) porque si se trata de tener un modelo de negocio es responsabilidad de quien tiene que vender y no de quien tiene que comprar y c) porque no hay forma de garantizar el que todas las ambiciones y aspiraciones de todas las personas que pretenden realizarse mostrando su talento creativo puedan llevarse a cabo.

Red Bull, compañía de medios más innovadora… (y algo de cine y palomitas)

2 comments

Un viejo jefe y compañero de trabajo del mundo de la consultoría y que hizo su bautismo de fuego en el negocio de la estrategia y el márketing de cervezas me enseñó que para los bares (al menos, en aquel tiempo) la caña y el precio de la caña era la excusa para vender la tapa. Y en la tapa se ganaba el dinero. Dicho de otra forma: entras a beber una cerveza y sales con unas bravas. Hace unas fechas Juan Herbera publicó un análisis detallado de lo que supone el negocio de las palomitas para la exhibición de cine. A pesar de que se suele simplificar con que es un negocio de venta de maíz inflado, Juan precisa muchísimo lo que supone la facturación y los márgenes reales. Sin película, no se venden palomitas, pero sin palomitas no se es rentable. Para el atribulado mundo de la cinematografía, tan preocupado por ser la conciencia intelectual de occidente, estas reflexiones deberían ser más importantes de lo que aparentemente inquietan: si una concepción del arte se basa en salas oscuras, que todo termine en un negocio de hostelería me da que conduce a una debilidad estructural de las ambiciones cinematográficas autoriles poco prometedora: quien te va a dar el prestigio de estrenar y de mantenerte vivo tiene que vender bebida y comida y, el público que lleva, debe ser propenso a consumirlo. Simultáneamente, la reflexión ante ese mundo oscuro de lo aparentemente gratis que es la red, debería llevar a que la construcción de modelos de negocio no es una obviedad basada en la venta de una entrada. Para la televisión, el negocio es dar gratis una serie de productos de entretenimiento para vender datos y espacio a gente que quiere asociarse a esos espacios. Luego viene el GRP y lo jode todo, pero la televisión es lo mismo que Google o Facebook: venga por aquí, déjeme su conducta y yo la vendo a quien quiera seducirle. ¿Y todo esto por qué? Porque parece improbable que en los clics y en la venta de entradas esté la salvación de tanta gente que quiere hacer algo con imágenes en  movimiento. Mientras tanto, Red Bull, que vende agua con azúcar, cafeína y burbujas, está considerada como una de las compañías de medios más innovadoras según Fast Company. ¿Hago programas de deportes extremos para vender latas de líquidos dulces? Seguramente, sí, pero lo más interesante es que una cosa lleva a la otra porque la unidad de media de la marca se ha convertido en un negocio más.

Transmedia y crossmedia como fenómeno y actitud

3 comments

La otra tarde intercambié una serie de twits con Pepe Cerezo (¡gracias!): él llamaba la atención sobre cómo, a pesar del crecimiento de la idea crossmediática o transmediática, los ingresos de los medios (especialmente de la prensa) se estima que provendrán de fuentes tan tradicionales como el papel. La cuestión, para mí, no reside tanto en el mix de ingresos como en lo inevitable de la comunicación y creación de contenidos de nuestra época: si el papel da más (aunque Ballmer decía aquello de que todo sería digital en… nada), excelente, pero no veo a nadie renunciando a la web o al tablet. Otra cuestión es si en una economía digital el downsizing es inevitable y muchas empresas de medios serán inevitablemente más pequeñas. Anuncié que tenía escrita una pequeña nota que guardaba relación con el tema – la confusión de términos y cómo lo veo –  que había programado para hoy y que está en Noticias Transmedia. La idea de fondo es que lo transmediático sucede, queramos o no, y que es más una actitud a la hora de pensar y crear experiencias que una invención de una técnica. Derivadamente, no pienso que estemos ante un modelo de negocio en sí mismo. A ver qué les parece.