Suscríbete: ENTRADAS | POR E-MAIL | COMENTARIOS | ¿TWITTER?

Posts tagged ·

radio

·...

Radio, fútbol, intangibles y derechos sobre música

2 comments

Suelo decir que, en nuestro tiempo, las cosas son digitales aunque no quieras. Y cuando algo es digital – bits – tienden a marcharse solos quieras o no. El mantra de los propietarios de los derechos ya no controlan los contenidos  se lleva diciendo años, pero los efectos se trasladan en el tiempo encontrando damnificados una y otra vez y, lo que me hace más gracia, es encontrar a los mismos protagonistas desgarrándose las vestiduras reiteradamente sin que pareciera que determinados conceptos nunca terminaran de aceptarse. Vamos, es eso de si se llega a me llamo fulano y soy alcohólico. Este relato de cómo las radios están resolviendo las transmisiones con los campos cerrados para ellos, muestra esta porosidad de los contenidos digitales reforzando la idea de similitud con las descargas, también junto a la realidad de los rodeos que puede hacer la gente por conseguir un acceso y lo incómodo que, a su vez, puede tornarse a pesar de su fluidez (usar los torrents, es un plomo, admitámoslo). Andy Ramos ha hecho una revisión jurídica del asunto mostrando lo que era obvio, que el derecho a la información no está en peligro, de lo que se trata es de la explotación de un activo. La cuestión de los activos intangibles es de mucha enjundia filosófica, pero son las leyes que hay. Al final de su reflexión se inclina, como yo, a la apuesta de que las radios pagarán. Y añade un escenario de lo más verosímil: que primero pagarán poco y después se lo irán subiendo. Podemos continuar con las predicciones para imaginar un día en que uno, con más dinero, pague por convertirlo en monopolio. Y entonces estaremos ante los desgraciados escenarios habituales de la explotación de los intangibles, serán expulsados del mercado un montón de participantes. ¿Serán llamados piratas si transmiten desde móviles y televisiones sin pagar? Recuérdese que hoy, aún, no lo son y que el fútbol vive sin cobrarles. La pregunta pertinente es si el fútbol y sus torneos se desarrollarían igual, puede que con menos dinero (lo que haría una competición seguramente de menos salarios, o puede que subiera el precio de los patrocinios), sin derechos exclusivos de radio y televisión. Justo hoy se puede ratificar una consolidación de la ya de por sí extensa vida de los derechos musicales por parte de la UE. La profundización de un desequilibrio en contra del público mientras los representantes políticos siguen insistiendo en lo de equilibrar derechos entre público y autores. No, un monopolio siempre termina convirtiéndote en esclavo, además de extender la corrupción.

Paradojas radiofónicas (yII)

Comentarios desactivados en Paradojas radiofónicas (yII)

El nudo gordiano de la cuestión sería doble. Esta cita de hoy, sería uno: “Pero si los propios narradores que están en los campos recurren un 80% del tiempo a la televisión que tienen en las cabinas. Es evidente que se pierde el sonido ambiente, pero el domingo los oyentes no avisados apenas pudieron detectar que la retransmisión se hacía vía televisiones”. Es decir, los partidos pueden narrarse sin impedimento sí o sí. El segundo es el de ayer: la contradicción de argumentos en la que incurren las empresas radiofónicas y sus propietarios al alegar eso del derecho a la información (¿les impide alguien decir que el Barça ganó 5-0? ¿que se marcó en tal minuto?) pero en otros sitios y lugares mostrarse acérrimos defensores de esos otros derechos: los de la denominada propiedad intelectual. La cuestión es que, a los precios de los pinchos de datos móviles, que unos amigos retransmitan con una cámara de fotos un partido desde cualquier campo es, simplemente, trivial y no descartable de modo masivo. ¿Vamos a inspeccionar los estadios persona a persona y rastrear entre las gradas a quien tiene cámaras grabando durante los partidos? Otro parecido con las salas de cine. Esto explica la patente de Apple para bloquear grabaciones con móviles. A cada bloqueo, un nuevo hackeo. Y así seguimos.

Comentarios desactivados en Paradojas radiofónicas (yII)

Paradojas radiofónicas

9 comments

Lo entretenido de lo que se está viviendo es que se parece mucho a las descargas: los equipos de fútbol quieren hacer valer sus contenidos (que, con el sistema legal vigente, me parece lo más normal del mundo) mientras que las radios alegan el beneficio común de acceder al contenido: dicen que promueven y no reducen la asistencia al espectáculo e incitan los otros consumos relacionados con el fútbol. Como las descargas de música y los conciertos. Y ganan dinero con ello, como los del top manta. Como en las descargas, ponen un vigilante en la puerta y prohiben el acceso. Pero la capacidad para relatar es muy porosa, como un Rojadirecta, vaya: algunos entran infiltrados entre el público y retransmiten con móviles, otros se suben a terrazas y, supongo, queda la televisión. La otra curiosidad es que si se trata de la Superbowl, sí pagan por los derechos de radio. Caramba. O si nos vamos al ámbito internacional, la cosa es más normal y los españoles no parecen rechistar tanto. O que las empresas propietarias de las radios andan y anduvieron prestas a reclamar sus derechos por otros muchos materiales: véase al Sr. Lara, dueño de Onda Cero, o el asunto del clipping, o hasta eso tan risible de los formatos. Es un buen ejemplo de cómo el cambio de las tecnologías convierte el enforzamiento de determinadas leyes en un problema de díficil solución. Diagnóstico: pagarán. Pagarán porque, además, ayuda a cerrar el mercado y el que tenga el cash va a ver toda una oportunidad a medida que se consolide el sistema. Esperemos que nadie se meta con las retransmisiones que realizan en twitter los aficionados, por poner un ejemplo. Porque el día en que lo hagan con su propia voz, llegará. Y se corre el riesgo de que sean más entretenidos que Paco González: ¿pedirían en ese caso las radios que se respeten sus derechos? Se admiten apuestas. Aún nos podemos divertir bastante.

Radio y derechos de transmisión

Comentarios desactivados en Radio y derechos de transmisión

Me produce una tremenda curiosidad poner en contraste dos fenómenos. Asumiremos que las dos fuentes dan información correcta. En la primera de ellas se narra que las emisoras de radio españolas se niegan a acudir a Lituania porque se les piden tres mil euros para retrasmitir. Por lo visto, se ponen de acuerdo en bloque y deciden no ir. ¿Van a dejar de dar el partido? No, se emplea la televisión para narrar y listo. El segundo fenómeno es la decisión que se atribuye a la Cadena SER de no transmitir el último All Stars de baloncesto al adelantarse la COPE y adquirir los derechos. Se añaden en el texto cosas curiosas (siempre según los redactores): que pueden retransmitir el partido siguiendo las imagenes de la televisión pero que no quieren molestar a la NBA, por cierto suministradora de sus partidos para los canales de televisión del mismo grupo de empresas. A mí me parece (no tengo la confirmación) de que en EEUU todos los equipos deportivos venden sus derechos de radio. En España hace años escuché la argumentación de que aquí primaba el derecho a la información y que los clubes aceptaban ¿encantados? con la publicidad gratuita. Es curioso que las teles no reclamen derechos por el uso constante de sus imagenes para generar otro flujo económico en la radio. Lo interesante sería si alguien pudiera estudiar el impacto del dominio público de facto en las transmisiones radiofónicas de fútbol (vía presencia directa o vía tele) y qué consecuencias económicas tiene esto: ¿se venden más entradas en los campos? ¿Más camisetas y balones? Difícil, seguramente, pero me parece un campo exploratorio. Me encantaría tener opiniones y más datos sobre esto.

Comentarios desactivados en Radio y derechos de transmisión