Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » Uncategorized

El nuevo Apple TV y los nuevos alquileres de iTunes: Jobs pone una pica en Flandes

Escrito por el 17 enero, 2008 – 8:088 Comentarios


Para la nueva televisión, ha sido frustrante la imposibilidad de hacer una transmisión en directo en condiciones de la ansiadísima celebración de la keynote de Steve Jobs, pero las novedades que Apple ha presentado en su confererencia – es increíble cómo esta marca logra separarse de todas las demás firmas de electrónica de consumo, crear la expectación que crea y humillar a sus rivales aunque sólo sea en notoriedad y espectacularidad – son de verdadera profundidad: no creo equivocarme si digo que Steve Jobs ha disparado el cartucho que anuncia la salida de la carrera del largo plazo.

Obviamente, cuando Netflix anunciaba sólo un día antes un impresionante paquete de servicio para disponer de películas online por una muy asumible tarifa mensual, sabía que si el río suena, agua lleva. De modo extraordinario, la suma de la apuesta de Apple, el reto de Netflix, más la promesa Vudu, configuran el escenario que va a marcar 2008 y que generará los movimientos de años siguientes. Y no me olvido de la combinación Amazon/TiVo ni de que se supone que algún día Microsoft hará algo interesante gracias a su Xbox. Sony juega el partido en los dos lados: es dueño de películas y fabrica cacharritos.

Les contaré los detalles como yo los veo:

Absolutamente esencial: Todas, absolutamente todas las majors y los otros grandes productores de Holywood menos conocidos y menos grandes (Lion’s Gate y demás) están con Apple y apoyando iTunes. No es de extrañar, entonces, que Apple enseñara las manitas a la NBC diciendo mira como tiemblo cuando esta cadena decidió salir de iTunes. No obstante, las series están siendo la verdadera vanguardia de la creación audiovisual en estos albores del siglo XXI y no parece buena idea no contar con ellas para un servicio tan masivo como iTunes. Al final, la cuota de mercado se convierte en poder de negociación, así que si Apple se convierte en el estandar del ocio en el hogar, ya llegarán los acuerdos.
Deben decirse tres cosas más al respecto de las majors: el esquema elegido, es el modelo Apple y no el modelo que la NBC ha defendido como causa de su abandono. La tienda de iTunes vende las canciones a precio único, aspecto que ha sido considerado como un destructor de las economics de la industria musical al no poder cobrarse más por unas cosa o por otras o que el productor pueda vender cada título a un precio diferente estrujando todas las posibilidades de una política de precios. El esquema de precios de los alquileres anunciados no es de precio único, pero sigue la misma filosofía de sencillez que en Apple creen que es importante para sus usuarios: un precio único para el fondo de catálogo (las películas viejas, dicho para andar por casa), un precio fijo por los estrenos y – atención – un precio fijo por la versión HD.

Segundo: ¿qué otro remedio tienen las majors si no apostar por distribuidores como Apple, Netflix o Vudu? El videoclub ha muerto, y aunque se respeta un poquito el viejo sistema de ventanas (los títulos nuevos tardarán un mes en estar en iTunes desde su lanzamiento en DVD), aquí todo el mundo tiene claro que Blockbuster ya no es el caballo a seguir. Por si fuera poco, Apple lanza el elegantísimo MacBook Air que tiene como una de sus premisas usted no necesita un disco óptico. En otras palabras: ni DVD, ni Blue-Ray, el mundo es redes e inalámbrico, si se quiere ganar dinero con la venta de películas, habrá que encontrar un método válido para que la gente dé su dinero a cambio de ver algo.

Tercero: las majors asumen el principio de la portabilidad. Apple, con su gusto por la facilidad de uso promete – las imágenes aparentemente lo corroboran – un paso sencillo de la película desde un dispositivo a otro. Empiezas a ver tu peli en el mac, te la terminas en el ipod. O te la terminas en el AppleTV. El CEO de 2oth Century Fox estaba orgulloso de decir allí que habían hecho el gran esfuerzo por entender a sus usuarios y ofrecer sus contenidos anywhere, any time, any device. El hecho de escuchar a los clientes era algo muy repetido por Jobs: igualito que los defensores del modelo de explotación caduco que representan aquí las sociedades de gestión.

Fascinante: se crea una competencia entre modelos de negocio cuyo resultado seguramente transformará la industria. Apple recrea el modelo del videoclub en el escenario de convergencia televisor-red siguiendo sus pautas clásicas. Creo que íntimamente ni Jobs ni las majors se creen que sea el modelo futuro, pero se trata de gestionar las transiciones mientras se transforman los fundamentos de la explotación de la creación audiovisual. La película, una vez contratada, puede verse dentro de los treinta días siguientes a la fecha del pago y, una vez iniciada, se tienen 24 horas para terminarla. Sobre el mecanismo técnico para controlar este asunto, no se dijo nada, pero no me digan que no es engorroso. En cambio, Netflix te ofrece tarifa plana, all you can eat, sin restricciones de fechas y, obviamente, permitiendo que cada miembro de la familia pueda ver la película cuando quiera.

A ambas propuestas se le suma el modelo Vudu, más parecido a Apple y ya de entrada mucho menos cool. ¿Quién ganará? El que menos títulos ofrece, hoy por hoy, es Apple. Sospecho que complejos factores del marketing de consumo tienen aquí mucho que decir, no sólo contarán las propuestas de valor de cada oferta, sino cómo compiten frente a los usos alternativos: cable, la compra del tradicional disco y, por supuesto, las descargas que voy a llamar libres. Lo que creo que ofrece pocas dudas es que en esta batalla, saldrán modelos triunfadores y modelos perdedores. Obviamente, que Apple cambie de alquiler por unidad a subscripción… sólo es un pedazo de software.

La reforma del AppleTV (toma dos, dijo Jobs) introduce como apuesta de valor esencial el sistema de búsqueda de contenidos y recomendaciones. Todo tipo de contenidos, además. Como todos sabemos, la gente de la manzana siempre ha destacado por hacer máquinas humanas de interfaz no sólo estético, sino pensado para disfrutar y hacer sencillas las cosas. Es impensable ningún sistema relacionado con la nueva televisión que no contemple un menú de acceso. Primera curiosidad y diferencia con Netflix: You Tube está en el menú de salida del AppleTV y también los podcasts (de vídeo) de iTunes. Pero no sólo eso, sino el acceso a Flickr para ver las presentaciones de fotografía con la máxima resolución, con su música de fondo y cómodamente sentado en el salón. Prepárense para ir a ver a sus amigos recién casados: ahora sí que no se escapan de ver el vídeo de la boda ni las fotos en magníficos montajes personales repletos de efectos y músicas. Así que podemos decir que, gracias al poder mediático y de influencia de la empresa de Cupertino, una premisa de la web 2.0 (importa más el posicionamiento que el dominio), empieza a cobrar vida en la nueva televisión: Apple TV ha fijado su menú de entrada, el equivalente de los botones del mando a distancia. En IPTV y en cualquier otro media center sucede lo mismo, pero todos sabemos que cuando Apple se ha metido, ya no es igual. Ese menú de entrada se convierte en lo mismo que el espacio limitado de las estanterías de una tienda ha sido en la era de los átomos: la parte alta de la cola se define en esa primera pantalla en la que, risas y sonrisas, un fabricante de hardware ha interpretado que es lo que sus compradores quieren ver ahí.
Lo he dicho antes, pero lo reitero: creo que son factores que van a marcar el mercado futuro, aunque está condicionadísimo por algo que el propio Jobs ha reconocido, para pitorreo de algunos: que ellos y todos han fracasado hasta ahora en llevar la red a la tele. Pero yo creo que este ahora es diferente a los otros ahoras. Y que todo depende mucho de ese mundo tan difícil que es poner un cacharrito en el hogar. No obstante, es obvio que las majors lo necesitan y que alimentan el mercado mundial. De cómo les vaya, se decidirá el traslado del modelo a otros mercados. Es sugestivísimo pensar que Jobs ya ha dicho que este mismo año el modelo de alquileres será lanzado internacionalmente (ya tenemos tema para atender a lo largo del año). Es crucial observar cómo Jobs, al igual que hace Vudu en su web, insistió en su presentación en la inmediatez del arranque de sus contenidos convencionales como…. en alta definición. Nada de esperas, nada de horas de descargas, el cine que quieres a un clic de distancia a cambio de unos pocos dólares y sin procesos engorrosos. Apple, Netflix, Vudu, Amazon, TiVo, la batalla del hogar en marcha, con YouTube metiéndose por todos lados y los fabricantes de televisores buscándoles como propuesta de valor. Es de esos momentos en los que unos se comportarán como ranas en un vaso de agua que sube la temperatura lentamente (se acostumbran, no saltan y mueren) y otros preferarán ponerse a correr ya.

8 Comentarios »

  • SanMartin dice:

    Es cierto que el modelo de Apple no parece el mas interesante, pero con millones de itunes instalados en millones de Pc y Macs ya llevan un cuerpo de ventaja.

    Al contrario de lo que proclaman habitualmente se presenta un futuro muy prometedor para las majors. Al ampliar los catálogos y la calidad (HD) además de facilitar el acceso a sus contenidos pueden revolucionar la industria y disminuir mucho el impacto de las descargas en las que no obtienen beneficio.

  • PVRs dice:

    De lo mejor que he leído últimamente, Gonzalo. 😉

    Este es un tema apasionante. Sin embargo, yo estoy más de acuerdo con lo expuesto en TechCrunch y lo votado por sus lectores.

    Creo que AppleTV 2.0 va a ser tan poco exitoso como su predecesor.

    Por muchos motivos:

    1. Por 229$ tienes alternativas mucho mejores, que hacen lo mismo más unas cuantas cosas más. Si estás suscrito al cable (por ejemplo a Comcast) por unos pocos $ más al mes, tienes un Tivo HD. Si quieres comprarte uno, hay por 100$. Y no hace falta tener un PC. ¡Y hacen muchas más cosas! (incluyendo ver Youtube). Puedes optar por un PVR (en España hay por 199€) o por un accesorio para tu PS3 (por 130€ sale el PlayTV), que también es HD…

    2. Conceptualemente no tiene sentido para la mayoría de la población. Ni lleva DVD, ni TV. Es una caja que para alguien que no sabe lo que es una red o una IP, no dice absolutamente nada. ¿Cómo se vende esto en una tienda? Es imposible.

    3. Vale, es perfecto para usuarios de itunes. Alguien se ha parado a pensar ¿quien va a comprar una película de itunes en España? Nunca han dado datos de sus ventas de películas (pocos títulos aquí), pero son ridículas. Somos el país más pirateador del mundo. Emule es el objetivo a abatir aqui…

    Creo que se vuelven a equivocar. Solo han hecho un poco de maquillaje, pero en esencia, sigue siendo un producto que no es coherente en su propuesta a los usuarios. Un Macbook Air es “el portátil más fino del mundo”. ¿Qué es un AppleTV?.

  • Gonzalo Martín dice:

    Bueno, efectivamente: para mi lo trascendente es que pone en el ojo del huracán la definición de modelos de negocio y de formas de distribución, por encima de si va a tener éxito o no. Como digo, me convence más un modelo all you can eat bajo subscripción. Y, como he dicho, los arcanos del marketing de consumo electrónico son inescrutables. Aún así, y como es EEUU quien marca la tendencia, la base de usuarios de Apple ya de por sí es toda una mina a la que sacar mineral. Como siempre, Apple consigue además las mejores relaciones públicas.

  • Nacho Gallego dice:

    Hola, ayer hablaba de esto en mi blog. Me ha encantado leerte, y coger más perspectiva de la evolución que abre Apple al visionado de los contenidos audiovisuales. Es un tema complejo que yo solo atino a ver de refilón.

    Pero lo que sigo sin tener claro es como se va a organizar toda esta ingente cantidad de contenidos para que sean relevantes, sobre todo si se abre el Apple TV a YouTube y luego al resto de contenidos multimedia de internet. ¿Hará falta un Google dentro del sistema de Apple? ¿Podremos los bloguers y usuarios filtrar contenidos para otros usuarios? ¿donde esta la web 2.0 audiovisual en esta especie de sistema operativo audiovisual que nos trae Apple?

  • Gonzalo Martín dice:

    Nacho, planteas muchas cuestiones apasionantes.

    Yo empezaría por decir que estamos más ante un mundo de supuestos y expectativas que ante uno de certezas. Así que lo que podemos hacer es tratar de acertar tendencias y ver lo que los jugadores son capaces de hacer: algo depende también de sus capacidades… ahora es cómo tomar una colina para posicionarse: unos van con armamento pesado, otros ligero, unos confian en la artillería, otros en los paracaidistas.. pero todos quieren estar en lo alto… y no han llegado.

    “Como se va a organizar toda esta ingente cantidad de contenidos para que sean relevantes”

    Este es uno de los campos de batalla. Quien suba antes a la montaña de búsqueda, tiene un promontorio para disparar de miedo, así que cobrará a los demás para que disparen.

    En el mundo analógico, la página de apertura era el mando a distancia. Las malas noticias son que, después de que se acaba el nueve, el resto no existía. Muy cómodo para todo el mundo. En el cable/satélite, el número también era importante.

    ¿Qué hacemos en internet? Personalizar nuestra página de apertura: si arrancas el navegador con tu agregador con los contenidos que te interesan y dejas que, como hace TiVo, te haga recomendaciones y actúa por ti cuando no estás… ya lo tienes.

    Si evolucionamos a consumir programas y no canales, temáticas y no canales y compartirlo en comunidades, el problema del productor es el posicionamiento, el del agregador tener el tráfico, el de las plataformas dar herramientas.

    Las preguntas son muchas. Por ejmplo, ponle un desco TDT al AppleTV y resulta que el agregador de tráfico es Apple y que telecinco pasa a depender de él. O Imagenio aumenta su penetración y se queda con todos los hogares ricos… de nuevo telecinco está en sus manos… salvo que telecinco tenga el contenido que Imagenio necesita para mantener su “tráfico”. Así que telecinco se tiene que convertir en una marca de entretenimiento que maneja otras marcas segmentando públicos que acceden por muchos sitios.

    No sé si lo he liado más.

  • Anonymous dice:

    Ya que el amigo Gonzalo me invita, allá van mis dos céntimos (y coste que no es fácil porque hay muchos temas muy entrelazados, pero intentaré resumir):

    1) El mercado es Estados Unidos. Y después Japón. España no se puede tomar como referencia ni como residual (aunque nos duela). Sólo tiene sentido si se habla de toda Europa.

    2) Todos tenemos DVD (ya) y nos están obligando a ponernos TDT -aunque no obliguen a las cadenas a dar una programación que no sea de “restos”, “sobras” y “saldos”. Creo que si pusieran a AppleTV un DVD y un decodificador de TV y no sé cuantos aditamentos más se piden por ahí, sería cada más difícil encontrarle un hueco en el salón, por la redundancia. Es mejor que el AppleTV haga sólo una cosa (es un decir) y la haga tan fácil y tan sencilla que tenga sentido comprarla.

    3) Tivo, por lo que tengo entendido, aparte del factor “cool” de los que lo usan, a la hora de la verdad, como empresa con beneficios no va demasiado bien (pero no sigo el tema y no estoy enterado). no creo que Tivo sea el tema a seguir (tiene menos de 2 millones de abonados después de todos estos años). Apple no quiere que sigamos viendo la misma m**** pero sin anuncios. El objetivo de Apple es que nos hagamos nuestra tele.

    Por lo que tengo leído, la gente cada vez está más harta de los “fijos” que suponen las suscripciones y de decenas de canales que no ven pero que reciben igualmente. Apple te ofrece (si vives en EE.UU, de momento) que cada noche te regales con algo que te apetezca ver. Hasta que amortices en un mes lo que te hubiera costado una suscripción (¿cuánto cuesta Canal Satélite sin taquillas -¿20 euros?) te da para ver unas cuantas películas que -de verdad- quieres ver.

    – Apple no es sólo su sistema de alquiler. Tiene una plataforma ya instalada de aparatos (decodificadores podríamos decir en el mundo de las cableras) acoj****te. Según dijo en su pasada presentación, 4 Millones de iPhones. Choporrocientos millones de ipods con vídeo. Cinco millones de Leopards (sistema operativo que incluye iTunes) y choporrocientos millones más de pecés con Windows). Todos listos para consumir vídeo de iTunes. Es decir, a partir de que se actualice el software de AppleTV, tiene una base instalada de gente de gente que ya ve vídeos en sus dispositivos (fijos o móviles) verdaderamente ingente.

    Netflix, según sus propias cifras, apenas supera los 7.000 suscriptores. (y la mayoría siguen eligiendo la entrega física del disco).

    – Apple ya era el líder por mucho en el mercado de descargas digitales de programas de TV y películas (99% en TV y 42% en películas -fuente NPD), con esto sencillamente intentan dispararse a la estratosfera. No tengo delante los datos de los millones de programas de TV y películas que habían vendido, pero eran muchos en ambos casos. Tampoco olvidemos que AppleTV se presentó hace justamente un año, o sea que hay que tomarse con un poco de azúcar eso del “fracaso”. Más bien es una estrategia para realzar el nuevo producto con un “ahora sí que lo hemos pillado”.

    Como seguidor de la actualidad Apple, semana sí semana también vemos noticias del próximo “iPod killer”, “iPhone killer”, pero la realidad es que se lo siguen llevando de calle.

    Todo el mundo sugiere mejoras al Apple TV (aunque ya les parece caro), pero la realidad es que Apple se presenta en esta batalla con algo que los demás no tienen ni pueden controlar: toda la cadena de producción bajo un mismo entorno.

    No sé si todo esto ayuda o es simplemente paja, para gente que está todo el día dándole vueltas al tema, pero yo, cuando escucho a Jobs decir “Toma 2” en realidad le entiendo “Ya estamos trabajando en la Toma 3” y sabemos cómo va a ser la “Toma 4″… y eso acojona en un mercado donde los espectadores (como pasaba en la telefonía) nos tenemos que tragar lo que las emisoras deciden.

    Y de paso… ¿quién dice que Antena 3 o Tele5, o La Sexta, no acabarán teniendo su canal en AppleTV para vender sus programas o sus series?

    Dicho esto ¿AppleTV será un éxito? ni idea. Pero para Apple todo dinero que entre por ahí, es dinero que no hubiera entrado por ningún otro sitio. Y por supuesto, cada película descargada de iTunes es una película no descargada del pedospé.

    ¿Acabaremos todos teniendo un AppleTV en nuestro salón? Yo sí (que para eso se pueden tener cuentas en iTunes americana 😉 )

    Dentro de una año, algunas respuestas a tanta pregunta.

    Alf
    http://www.faq-mac.com

  • Gonzalo Martín dice:

    Creo que Alf pone los puntos fuertes de apple en su sitio. Al final, veremos que compiten modelos de negocio contra modelos de negocio. Yo soy más de subscripción que de alquiler, por mi tipo de consumo, pero para mucha gente es mejor por unidad. En efecto, España no es la referencia, pero lo que realmente decía en el post es que se abre un escenario nuevo con modelos de negocio compitiendo y donde empieza a surgir la necesidad de posicionar los contenidos de forma diferente al mundo tradicional

  • Anonymous dice:

    Una rectificación: donde digo que Netflix tiene 7.000 suscriptores, me comí tres ceros… en realidad, según su folleto (http://files.shareholder.com/downloads/NFLX/222552776x0x102020/5a5dc220-6f8b-4704-a380-2c81a3a37958/factsheet.pdf) tienen poco más de 7 millones. Una pequeña diferencia, ¿no es cierto?

    Alf