Una mirada rara a la causa de Pablo Herreros
6 Noviembre, 2011 – 17:18 | 18 Comentarios

Ver que un puñado de anunciantes ponen los pies en polvorosa porque un blogger la lía… eso no se había visto por estos lares. De la madre de El Cuco, El Cuco y sus crímenes …

Leer el texto completo »
La Sociedad Red y el Audiovisual

Contenidos para la Era Digital

De la Red al Televisor

Distribucion Online

Modelos de Negocio

Pulsiones
Corolario al síndrome de Aute
La clave es observar esto: “la escasez en la que crecí”. De la escasez a la abundancia, al cambio de reglas y al cambio de la forma de organizar tu cerebro. La antísesis[..] Leer más
Hace 30 años que El País dijo que la industria musical estaba acabada: al hilo de la caída de Pirate Bay, Series Pepito…
Hace pocos días recordábamos el fracaso de Aute como explorador del futuro: la música, que no iba a existir, existe. Mientras los sospechosos habituales nos regocijábamos,[..] Leer más
Inicio » RMD

Sudor, canapés y lágrimas

Escrito por el 17 Mayo, 2010 – 7:104 Comentarios
Sudor, canapés y lágrimas

Lleva semanas Albert Gª Pujadas arrojando desde su blog flechas contra los tanques: Nikodemo, el proyecto de contenidos nacido desde internet más prometedor y con mejores bases comerciales para lograr un éxito y una consolidación a largo plazo en un mundo multipantalla, sufre. El sábado ponía encima de la mesa una realidad cruda. Algunas horas de conversación llevo ya con Albert y siempre me queda la misma sensación, que se refuerza día a día. Advierto: es verdad que los proyectos empresariales acierta y fracasan, que el mercado da y quita razones. Pero hay formas de fracasar y acertar. Vista la naturaleza de los problemas que asolan a los hombres de Cálico, uno no para de preguntarse el por qué de tanto dinero invertido en eventos patrocinados con gobiernos y bancos para hablar de la sociedad de la información donde cualquier stand, muchas veces cualquier catering, supone más dinero de lo que más de una nueva empresa de las llamadas de conocimiento e innovación necesita para arrancar. Casi para ser. Y creo que Nikodemo no es una excepción.

4 Comentarios »