Susana introducía un comentario ayer y lo acabo de comprobar: se ha cerrado un contenido que parecía ser supraterritorial. No llevaba subtítulos, no he visto campaña global de YouTube, así que tenía sentido que ocurriera. En fin, el contenido se concibió para internet y, aunque se cierre, el resto del contenido original que está generando YouTube parece no tener límites de restricciones. La capacidad de negociar con marcas globales tiene que ayudar mucho.