No había prestado mucha atención a la relación de Facebook con Livestream y su proyecto de entrevistas en directo que da un gran salto con la presencia del presidente de los Estados Unidos. ¿Camino del mismo modelo de YouTube y sus entrevistas a líderes mundiales? En fin, tiene de interesante que sea una nueva confirmación de la evolución de las grandes plataformas hacia la oferta de contenido original en una clara competencia que se acentuará con los medios tradicionales: al fin y al cabo, todos quieren su parte del pastel publicitario. Sé que aquí mismo lo he calificado de desintermediación pues, de hecho, lo es al no requerir de licencias para transmitir. Pero seguramente el proceso real es un proceso más de substitución y de competencia de nuevos entrantes con características técnicas diferentes pero que, en realidad, tienen más de nuevos intermediarios que de facilitadores de desintermediación. YouTube empieza a permitir transmitir directo para usuarios escogidos, no es nada descabellado que Facebook termine haciéndolo con algo más que un plugin de terceros. La no desintermediación real hace que estemos sometidos a los caprichos editoriales de estas plataformas como lo estábamos en los medios tradicionales: Facebook aspira a ser el centro de la red y a que las empresas (y los particulares, vaya) dejen sus propias páginas y dejen su identidad digital en sus manos. No me parece una buena política a seguir. De hecho, hágase el streaming usted mismo y no lo deje al albur de políticas de otros.